el "movimiento HAsm" niega cualquier vínculo

Al menos 25 muertos en un atentado contra la catedral cristiana copta en El Cairo

La detonación del artefacto tuvo lugar durante una misa en la que participaba un gran número de fieles. El saldo del ataque deja además unas 49 personas heridas

Foto: Daños causados por la explosión en la Catedral cristiana copta de El Cairo. (Reuters)
Daños causados por la explosión en la Catedral cristiana copta de El Cairo. (Reuters)

Al menos 25 personas murieron y otras 49 han resultado heridas, muchas en estado grave, en un atentado contra la Catedral cristiana copta de El Cairo, la peor masacre sufrida por esta comunidad desde 2012. De acuerdo con una fuente de la Policía citada por la agencia EFE, el atentado ha sido perpetrado con un artefacto explosivo colocado en la puerta de la Iglesia de San Pedro, situada junto a la Catedral copta de San Marcos y la sede del patriarca de la Iglesia Ortodoxa Copta, Teodoro II.

La explosión ha tenido lugar alrededor de las 10.00 hora local, durante el transcurso de una misa en la que participaba un gran número de fieles, según la fuente, que explicó que la entrada de la iglesia donde se colocó el explosivo da a la transitada calle Ramsis y no al interior del complejo catedralicio. Los cristianos coptos suponen el 10% de la población de Egipto, y son objeto frecuente de ataques por parte de grupos islamistas o de sus vecinos musulmanes suníes que les desprecian. En agosto, Teodoro II aseguró que se habían producido 37 ataques desde 2013.

Las fuerzas de seguridad han impuesto un cordón en torno a la zona donde han acudido numerosas ambulancias. El diario egipcio Youm al Sabaa mostró imágenes del interior de un templo ortodoxo en el que se pueden ver los destrozos causados por la explosión y manchas de sangre en el suelo. Las fuente de seguridad agregó que la policía está registrando la zona por temor a que haya más bombas.

Ángel Martínez. JerusalénÁngel Martínez. Jerusalén

Por el momento ninguna organización ha reivindicado el ataque, aunque hay dos principales sospechosos. El primero es la rama egipcia del Estado Islámico, Wilayat Sina [“Provincia del Sinaí”], surgida a partir del viejo grupo militante Ansar Bait Al Maqdis. Aunque el grupo está activo principalmente en la región del Sinaí, ha cometido atentados en El Cairo y otras localidades centrales.

Espiral de violencia

El segundo es el “Movimiento Hasm” (“Determinación”), una organización militante de ideología islamista surgida el pasado verano, cuando se atribuyó el asesinato del mayor Mahmoud Abdel Hamid, principal investigador policial del distrito de Fayoum.

Un sacerdote copto en el interior de la Iglesia de San Pedro y San Pablo. (Reuters)
Un sacerdote copto en el interior de la Iglesia de San Pedro y San Pablo. (Reuters)

Sin embargo, este domingo ha negado cualquier relación con el ataque contra el recinto catedralicio. "Nuestro profeta (Mahoma) nos enseñó que incluso en el combate no matamos niños, ni mujeres, ni ancianos, ni a ningún creyente en su templo", ha asegurado el grupo en un comunicado cuya veracidad no ha podido ser comprobada y en el que responsabiliza a las fuerzas de seguridad egipcias de lo ocurrido.

El sábado, “Hasm” reivindicó un atentado con bomba que mató a seis policías en la carretera hacia las pirámides de Giza, el peor ataque contra las fuerzas de seguridad egipcias en seis meses. En agosto, miembros de “Hasm” trataron de asesinar a Ali Gomaa, el antiguo gran muftí de la Universidad Islámica de Al Azhar, por “colaboracionismo con las autoridades”. En octubre detonaron un coche bomba contra el fiscal general Zakaria Abdel Aziz, que resultó ileso, así como su escolta.

Daniel IriarteDaniel Iriarte

Muchos observadores sospechan que el surgimiento de “Hasm” es una consecuencia de la persecución que la junta militar egipcia ha llevado a cabo contra la Hermandad Musulmana, lo que habría empujado a muchos de sus miembros hacia la radicalización violenta. Esta idea se ve reforzada por el hecho de que la organización asegurase que el atentado contra el fiscal Abdel Aziz lo justificaban “las condenas a muerte de miles de inocentes”, principalmente Hermanos Musulmanes.

Estos, sin embargo, han negado este domingo toda relación con este grupo. “La Hermandad no tiene relación con ninguna organización o individuo que derrame sangre. La Hermandad no tiene un brazo armado en Egipto”, ha dicho el portavoz del grupo, Talaat Fahmi, a la agencia turca Anadolu. Miles de Hermanos Musulmanes se han exiliado en Turquía, donde se encuentran bajo la protección del Gobierno islamista de Recep Tayyip Erdogan.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios