erdogan apunta al EI, que no reivindica el ataque

Un atentado en un salón de bodas de Turquía deja 51 muertos y 69 heridos

La fiesta se celebraba en una calle de Gaziantep, centro neurálgico del sur de Turquía, a unos 50 kilómetros de la frontera siria y de gran presencia kurda

Foto: Un hombre y una mujer junto a un cuerpo de una víctima. (Reuters)
Un hombre y una mujer junto a un cuerpo de una víctima. (Reuters)

Un atentado terrorista en un salón de bodas ha dejado 51 muertos y 69 de heridos en la ciudad de Gaziantep, en el sur de Turquía, informa la oficina del gobernador provincial. El balance de víctimas se eleva desde el último comunicado de la madrugada, que hablaba de 30 fallecidos en una fiesta de boda en el centro de la ciudad poco antes de la medianoche.

Aunque no se dispone todavía de detalles concretos, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha descrito el ataque en un comunicado como "probablemente cometido por el Daesh". Horas antes, el gobernador de la provincia, Ali Yerlikaya, había definido el suceso como "atentado terrorista" y el diputado del partido gubernamental AKP Mehmet Erdogan, hablaba de un atentado suicida.

El suicida, según el presidente turco Erdogan, tenía entre 12 y 14 años. Por el momento, indica la agencia AFP, en el lugar del atentado se han encontrado los restos de un chaleco que podrían pertenecer al presunto autor. Este hallazgo consolida la hipótesis de que se trate de un atentado suicida.

Imagen de los vecinos aglomerados en la calle mientras las ambulancias se abren paso. (EFE)
Imagen de los vecinos aglomerados en la calle mientras las ambulancias se abren paso. (EFE)

"Quiero subrayar una vez más que no hay ninguna diferencia entre la intentona golpista armada del 15 de julio, en la que perdimos a 240 ciudadanos, cometida por la FETÖ (como se denomina el círculo del clérigo Fethullah Gülen), entre el PKK, que sólo en el último mes ha matado a 70 miembros de las fuerzas de seguridad, entre soldados, policías y guardias rurales, y el atentado de Gaziantep, probablemente cometido por el Daesh", reza la nota del departamento de Erdogan.

"Este juego canalla que intentan en Gaziantep no va a funcionar. Hay que descifrar las intenciones verdaderas tras estas provocaciones a nuestra nación. No vamos a comprometer la unidad, convivencia y fraternidad", agrega el presidente.

Por su parte, la Confederación democrática de Kurdistán (KCK), organización de izquierda kurda presente en los cuatro países en que se divide el denominado Kurdistán y cercano al PKK, considera responsable del ataque al gobierno turco del AKP.

Una mujer sentada justo al lado del punto donde tuvo lugar la expolsión suicida mientras se celebraba una boda. (Reuters)
Una mujer sentada justo al lado del punto donde tuvo lugar la expolsión suicida mientras se celebraba una boda. (Reuters)

Los novios, izquierdistas prokurdos

La fiesta tenía lugar en una céntrica calle de Gaziantep, centro neurálgico del sur de Turquía, a unos 50 kilómetros de la frontera siria y lugar de retaguardia para numerosos movimientos armados sirios. En esta ciudad conviven turcomanos, kurdos y árabes. En mayo fueron asesinados dos policías en el mismo lugar.

El partido izquierdista prokurdo HDP indicó en un comunicado que los novios que se casaban en la boda que fue blanco del atentado eran miembros de su formación política. En gran parte del sureste de Turquía, los movimientos de izquierda kurda han mantenido en los últimos años enfrentamientos con las redes islámicas radicales. 

Familiares de las víctimas mortales en el atentado contra la celebración de una boda. (EFE)
Familiares de las víctimas mortales en el atentado contra la celebración de una boda. (EFE)

El cuarto atentado en 20 días

Turquía ha sufrido un convulso verano salpicado de ataques terroristas y disturbios políticos derivados de la intentona de golpe de Estado del 15 de julio, seguida por una masiva salida a las calles cada semana y por una fuerte purga en las instituciones promovida por Erdogan.

Durante el mes de junio se desplegaron tres ataques: el primero el 7 de junio al estallar un coche bomba al paso de un autobús policial en el centro de Estambul (11 muertos); el segundo un día después cerca de la dirección local de seguridad de Midyat -también en el suroeste- atribuido al PKK (5 muertos); y el tercero, el perpetrado por tres terroristas suicidas en el aeropuerto de Atartük, en el que perdieron la vida 45 personas y 239 quedaron heridas.

En los últimos veinte días, Turquía ha vivido cuatro golpes con el ataque contra la boda en Gaziantep. En el primero, el 1 de agosto, murieron cinco policías en un atentado contra un vehículo policial en Bingöl, en el suroeste, y después fallecieron seis personas y 54 resultaron heridas en dos ataques ocurridos en distintas provincias del sur turco el pasado 10 de agosto. Al PKK se le atribuyó el tercero de los ataques, en el que con un coche bomba perdieron la vida dos civiles y un policía, mientras que resultaron heridas 73 personas más.

Este atentado es el más mortífero en lo que va de año y el segundo más letal en la historia de Turquía, igualado en número de víctimas mortales con un ataque en la localidad fronteriza turca de Reyhanli en mayo de 2013.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios