Cameron: "El Reino Unido no le dará la espalda a Europa"
  1. Mundo
en su declaración en el parlamento

Cameron: "El Reino Unido no le dará la espalda a Europa"

El primer ministro ha buscado un tono conciliador con el Viejo Continente, al tiempo que ha dejado las negociaciones de ruptura con la UE en manos del próximo líder conservador

placeholder Foto: El primer ministro británico, David Cameron, en la Cámara de los Comunes. (Reuters)
El primer ministro británico, David Cameron, en la Cámara de los Comunes. (Reuters)

El primer ministro británico, David Cameron, ha ratificado ante el Parlamento que, si bien el Reino Unido dejará la Unión Europea, no le dará la espalda a Europa ni al resto del mundo. Ese ha sido su mensaje principal en la primera declaración en la Cámara de los Comunes después del triunfo del Brexit.

Cameron ha ratificado su respeto hacia la decisión "soberana" del pueblo británico, si bien admitió que las negociaciones que hay por delante son "complejas" y "difíciles". El martes tiene previsto acudir a una cumbre en Bruselas y, pese a las presiones del líder laborista Jeremy Corbyn, descarta iniciar inmediatamente las negociaciones de salida.

Por el momento, ha dicho, el Reino Unido no activará el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece el proceso de negociación para la ruptura, e insistió en que esta será una labor que estará a cargo del próximo líder del Partido Conservador, que a su vez será primer ministro.

"Necesitamos determinar el tipo de relación que queremos con la UE y, con razón, esta es una decisión que deberá tomar el próximo primer ministro y su Gabinete", insistió Cameron, quien comunicó el viernes su intención de dimitir en octubre.


Al mismo tiempo, el "premier" conservador tranquilizó a los ciudadanos comunitarios que viven en el Reino Unido al afirmar que sus circunstancias no cambiarán en forma inmediata. El primer ministro informó de que ha formado una "unidad del Brexit", que será encargada de asesorar al Gobierno sobre las complejas negociaciones con Bruselas después de que el electorado del Reino Unido votase a favor de salir del bloque europeo.

Cameron se ha comprometido a consultar con todas las autonomías -Escocia, Gales e Irlanda del Norte- sobre las negociaciones con la UE


También indicó que Londres consultará con todas las autonomías -Escocia, Gales e Irlanda del Norte- sobre las negociaciones con la UE para asegurar que sus intereses son protegidos. Cameron condenó además los incidentes xenófobos denunciados en los últimos días y dijo que el país debe ser firme para erradicarlos.

El "premier" se refirió al caso de un edificio cultural polaco en el oeste de Londres, que fue atacado y sus paredes pintadas con frases malsonantes y despectivas hacia los ciudadanos de ese país, e hizo hincapié en que los comunitarios han hecho una "maravillosa contribución" al Reino Unido. Además, defendió la fortaleza de la economía británica, con inflación baja y una caída del paro, que ayudarán, según dijo, a resistir las dificultades que puedan surgir por el "brexit".

"Lo último que necesita Escocia" es un referéndum

Cameron ha añadido también que "lo último que necesita ahora mismo Escocia" es un nuevo "referéndum" sobre su independencia del Reino Unido. Así se lo ha hecho saber a la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, que apuntó, tras conocer el voto favorable al Brexit, que un plebiscito sobre la continuidad de Escocia dentro del Reino Unido es "altamente probable".

Sobre si Cameron se opondría a un nuevo referéndum en tierras escocesas, fuentes de Downing Street explicaron que "la visión del primer ministro no ha cambiado" y que para él la consulta que se realizó en septiembre de 2014 "fue legal, justa y decisiva". Sin embargo, subrayaron que para el líder británico "las razones de Escocia para permanecer en el Reino Unido son tan fuertes ahora como lo fueron hace 18 meses", cuando votaron por un 55,3 % rechazar la independencia.

Estas declaraciones se producen después de que se publicara una encuesta realizada por Survation para el diario Daily Record, en la que un millar de escoceses se pronunciaron sobre si era pertinente romper lazos con Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte. El sondeo desveló que el 53,7 % votó a favor de la independencia de Escocia del Reino Unido, mientras que el 46,3 % se posicionó en contra.

Brexit David Cameron Reino Unido Unión Europea Escocia Irlanda del Norte Inglaterra
El redactor recomienda