atentado en las proximidades de la embajada española

Muere un segundo miembro de la Policía en el ataque talibán en Kabul

Rajoy anunció primero que no había víctimas mortales y, minutos después, tuvo que rectificar. En concreto, Jorge García Tudela ha muerto de madrugada. El otro fallecido es Isidro Gabino Sanmartín

El subinspector de la Policía Nacional Jorge García Tudela, residente en Granada, ha muerto esta madrugada como consecuencia del atentado terrorista perpetrado el viernes en Kabul (Afganistán) cerca de la embajada de España, con lo que se eleva a dos la cifra de víctimas mortales, informó el Ministerio del Interior. El otro fallecido en el atentado talibán contra una casa de huéspedes extranjera cercana a la legación diplomática española fue el policía Isidro Gabino Sanmartín Hernández, de 48 años, quien murió el viernes por la tarde.

Todo el personal de la Embajada de España, entre ellos los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que integran el destacamento de seguridad, han sido evacuados tras una intervención que se ha prolongado durante varias horas. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tiene previsto desplazarse en las próximas horas a León para reunirse con la familia del policía Isidro Gabino Sanmartín Hernández, y a continuación viajará a Granada, donde visitará a los familiares de Jorge García Tudela.

Además, todos los grupos políticos que se encuentran en campaña de cara a las elecciones del 20-D mostraron sus condolencias y el respaldo a la política antiterrorista del Ejecutivo. 

Muere un segundo miembro de la Policía en el ataque talibán en Kabul

El primer agente fallecido, Isidro Gabino San Martín Hernández, era natural de La Bañeza (León) y estaba destinado en el Equipo de Seguridad de la embajada desde 2014. En un primer momento, el presidente del Gobierno anunció que el policía había resultado herido leve pero, tras unos minutos, corrigió su primera versión sobre el atentado y confirmó su muerte. El agente recibió el impacto de la metralla tras la explosión de un coche bomba. El resto de la legación diplomática resultó ilesa y está "fuera de peligro".

En su primera comparecencia, Rajoy pidió "tranquilidad" y añadió que "no era un ataque contra nosotros. Era un ataque contra algunas casas de huéspedes que estaban muy próximas a la embajada". Sin embargo, el Ministerio de Exteriores confirmó que el atentado talibán se produjo en el complejo de la Embajada, donde trabaja desplazado un cuerpo de seguridad compuesto por diez policías, según fuentes oficiales.

Muere un segundo miembro de la Policía en el ataque talibán en Kabul

Medios locales indicaban que al menos dos personas habrían fallecido en el atentado contra una casa de huéspedes cercana al complejo donde está la legación española, que había estado precedido de una fuerte explosión, y que los atacantes permanecieron en el interior. "Tras una explosión en un coche, algunos atacantes suicidas entraron en una casa de huéspedes cerca de la Embajada de España. Las fuerzas especiales han llegado al área y la zona ha sido acordonada", indicó el jefe de Emergencias del Ministerio de Interior afgano, Homayoon Aini.

Desde el primer momento reinó la confusión en torno al ataque: medios internacionales señalaron que "un coche bomba talibán ha atacado un edificio propiedad de la Embajada", que está custodiada por agentes de la UIP (Unidad de Intervención Policial). Un testigo citado por la cadena de televisión afgana Tolo News había asegurado que un vehículo propiedad de la Embajada estaba en llamas y que varias personas de la legación diplomática habían resultado heridas

El Gobierno afgano confirmó que dos de los atacantes suicidas han muerto y un tercero ha resultado herido en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad. "Dos suicidas fueron eliminados y un tercero fue herido en una operación de rastreo que aún continúa", indicó el viceministro de Interior, Mohammad Ayub Salangi, a través de Twitter.

Muere un segundo miembro de la Policía en el ataque talibán en Kabul

Los talibán han reivindicado la autoría del ataque y han precisado que el objetivo era "una casa de huéspedes invasores". A través de un mensaje en Twitter, su portavoz, Zahibulá Muyahid, indicó que el atentado ha sido obra de un suicida y ha dejado numerosas víctimas en el lugar del ataque. "Hoy por la tarde en el área de Sherpor en Kabul varios buscadores de martirio (atacantes suicidas) han entrado en una casa de huéspedes de los extranjeros invasores. La guerra sigue a buen ritmo", ha dicho.

España mantiene un contingente de 21 militares en el cuartel general de la misión 'Resolute Support' de la OTAN en la capital de Afganistán, Kabul

Según la BBC, que cita a fuentes de seguridad, el ataque ha sido obra de siete milicianos. El 'modus operandi' empleado ha sido, como en ataques anteriores de los talibán, un coche bomba al que ha seguido el asalto de los milicianos al edificio.

La agencia afgana Pajhwok ha informado de al menos dos muertos, mientras que la ONG italiana Emergency ha indicado que su hospital, situado a 700 metros de la Embajada, ha recibido a siete pacientes afganos. La Policía de Kabul confirmó que al menos nueve civiles resultaron heridos, en principio todos afganos. "Hasta ahora tenemos solo nueve heridos, todos civiles y que resultaron heridos por la explosión no por el tiroteo posterior", indicó a  Efe el jefe del Departamento de Investigación Criminal de la Policía de Kabul, Faraidoon Obaidi.

El ataque comenzó sobre las 18:00 hora local (13:30 GMT) en el área de Sherpor, en la que se ubican diversas embajadas y edificios gubernamentales. El portavoz del Ministerio del Interior, Sediq Sediqqi, ha indicado que la explosión fue resultado de un coche bomba que estalló en "las proximidades de la zona de Shir Pur". 

España mantiene un contingente de 21 militares en el cuartel general de la misión 'Resolute Support' de la OTAN en la capital de Afganistán, Kabul, que realizan sobre todo labores de asesoramiento al Ejército del país. Los militares españoles han formado parte desde el año 2002 de las operaciones que la OTAN ha ido lanzando en Afganistán para mantener la estabilidad tras la caída del régimen de los talibán y asesorar a las fuerzas afganas para que se hagan cargo de su propia seguridad.

Esta ha sido una de las misiones internacionales que más recursos ha requerido para las Fuerzas Armadas españolas (ha llegado a tener hasta 1.500 efectivos desplegados simultáneamente) y la que más bajas ha generado: un total de 100 militares han perdido la vida en combates y atentados a lo largo de 13 años de misión.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
58 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios