El pastor austriaco que ayuda a refugiados sirios a cruzar la frontera y les hace cantar
  1. Mundo
"admiro a esta familia con todo mi corazón"

El pastor austriaco que ayuda a refugiados sirios a cruzar la frontera y les hace cantar

Hans Breuer compagina su trabajo cuidando ovejas con el traslado de personas que intentan llegar a Europa huyendo de la guerra en Siria

placeholder Foto: Hans Breuer, el pastor austriaco que ayuda a refugiados sirios (Facebook)
Hans Breuer, el pastor austriaco que ayuda a refugiados sirios (Facebook)

Una cadena de favores a gran escala. Hans Breuer se ha hecho popular desde que, queriendo devolver un favor vital a la humanidad, se dedica a colaborar trasladando refugiados hacia distintas ciudades de Europa. Breuer es un austriaco cuya familia –de origen judío– fue ayudada por desconocidos en su huida de los nazis. Ahora, años más tarde, él se afana en retribuir este gesto durante la actual crisis humanitaria llevando a grupos sirios hacia el centro del viejo continente.

Hans tiene 61 años, cinco hijos y esposa. Trabaja como pastor cuidando de sus ovejas y vive a unos 25 kilómetros de Viena. Además, se dedica a cantar canciones 'yiddish' y entre sus aficiones está todo aquello que tenga relación con los pentagramas. De hecho, la música le acompaña en sus viajes trasladando refugiados. Uno de ellos, publicado en YouTube, ha permitido ver la transformación de los rostros de las familias sirias cuando reciben la ayuda de Breuer: de tristeza y desolación a sonrisas entonando cánticos.

En esta ocasión, el coche de Hans era uno más de los que formaban el convoy que recogió a unos cien refugiados de la frontera entre Serbia y Hungría. Una vez que estuvo con ellos, llevó a su grupo hasta la estación de tren de Hegyeshalom. El viaje de estas personas que huían de la guerra no terminaría ahí, sino que continuaría hasta la capital austriaca: Viena. Sin embargo, Breuer les había ahorrado un trayecto que les supondría mucho esfuerzo y penurias recorrer.

En su página web, el propio pastor recuerda los diálogos que mantuvo con ellos: “Admiro a esta familia con todo mi corazón y tengo un gran respeto por ella”. También refleja cómo fueron rociados con gases lacrimógenos cuando los bebés del campo de refugiados donde habían estado se ponían a llorar. “Habían pasado por muchas cosas y, sin embargo, se reían en el asiento trasero de nuestro coche cantando en voz alta con nosotros”, afirma Hans.

El vídeo, grabado el 6 de septiembre, ha sido visto por miles de personas y se ha distribuido con gran velocidad a través de las redes sociales. Para su protagonista resulta sorprendente que la gente se asombre por la ayuda que presta. “Mi conexión con los refugiados es tan fuerte como el instinto”, dijo concluyendo que la crisis humanitaria es una “cuestión política” para él, pero también una “cuestión de derechos humanos y humanidad”.

Crisis de los refugiados YouTube Vídeo
El redactor recomienda