EL EUROGRUPO TERMINA SIN ACUERDO sobre grecia

Lagarde a Varufakis: "Hola, te saluda la criminal en jefe"

La cita clave para el futuro de Grecia, ahora que el programa de asistencia expira el 30 de junio y Atenas debe hacer frente a un pago al FMI de 1.600 millones, ha terminado sin acuerdo

Foto: El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, junto a la directora del FMI, Christine Lagarde, durante el Eurogrupo (Reuters).
El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, junto a la directora del FMI, Christine Lagarde, durante el Eurogrupo (Reuters).

La cita clave para el futuro de Grecia, ahora que el programa de asistencia expira el 30 de junio y Atenas debe hacer frente a un pago al FMI de 1.600 millones, terminó este jueves sin acuerdo. La reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro, el Eurogrupo, llegó a su fin sin un pacto sobre Grecia, país al que sus socios han pedido que se comprometa a negociar "con seriedad", según el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis.

"Sin acuerdo en el Eurogrupo. Una señal fuerte a Grecia para que se comprometa seriamente en las negociaciones. El Eurogrupo se mantiene preparado para volver a reunirse en cualquier momento", escribió Dombrovskis en su perfil de la red social Twitter.

Poco después de que el encuentro finalizase sin acuerdo, el presidente permanente del Consejo Europeo, Donald Tusk, anunció que ha convocado una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de urgencia el próximo 22 de junio para tratar la situación griega. Mientras, el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, advirtió que una salida de su país de la zona del euro sería el principio del fin para la moneda única europea. En una entrevista con el diario austríaco Kurier, Tsipras asegura que un Grexit "no puede ser una opción, ni para los griegos ni para la Unión Europea". "Eso sería una evolución irreversible. Sería el comienzo del fin de la zona euro. Sería muy negativo para los pueblos de Europa", dice Tsipras.

La tensión es palpable. Pero el momento más tirante de la jornada lo protagonizó la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, quien se presentó ante el ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, como "la criminal en jefe" por las duras declaraciones de Atenas contra la institución. "A usted le debería gustar este momento, viene la criminal en jefe a saludar al otro bando", señaló Lagarde con gesto serio, según testigos de la conversación en el Eurogrupo, en la que Varufakis intentó justificarse y en la que ella dijo "sé lo que dijo después".

El Gobierno heleno, el propio Tsipras y Varufakis han sido en las últimas semanas especialmente duros con el FMI -que es junto a la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE) una de las instituciones acreedoras- al reprocharle que, pese a haber reconocido sus equivocaciones sobre las medidas exigidas, reclame medidas tan duras a Grecia. Este martes, el primer ministro Tsipras atribuyó al Fondo Monetario Internacional una "responsabilidad criminal" en la situación en la que se encuentra su país.

Un hombre agita una bandera griega ante el Parlamento en Atenas (Reuters).
Un hombre agita una bandera griega ante el Parlamento en Atenas (Reuters).

"Tendremos una situación muy seria"

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, había advertido horas antes del Eurogrupo que Grecia tiene que cumplir sus obligaciones financieras con todos sus acreedores porque de otra manera "tendríamos una situación seria". "No quiero especular sobre qué pasará en caso de (un impago). Grecia tiene que cumplir con todos sus acreedores internacionales, porque de otra manera tendríamos una situación seria", subrayó Dijsselbloem a su llegada a la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona.

"Pero estoy seguro de que ellos (los griegos), lo comprenden", agregó, al tiempo que señaló no sentirse muy esperanzado sobre los eventuales progresos de la reunión, sobre la que dijo que un acuerdo requería de "más pasos del lado griego". El también ministro de Finanzas holandés señaló que se necesita "un acuerdo sólido, que perdure en los próximos años y éste necesita ser creíble para Grecia y para la eurozona".

Pierre Moscovici, Comisario Europeo de Asuntos Económicos, había declarado esta mañana que el encuentro sería “muy difícil” pero que esperaba que todos los participantes se presentasen “con la cabeza fría y del deseo político de que (la reunión) sea exitosa”. Moscovici reiteró que el brazo ejecutivo de la Unión Europea hará todo lo posible para que se alcance un acuerdo, pero también reconoció que se empieza a hablar de una posible salida de Grecia del euro, el temido Grexit. “La apuesta es extremadamente arriesgada para el pueblo heleno y para toda Europa”, afirmó.

Hoy hay un 40% de posibilidades de un Grexit. Es probable un accidente antes de alcanzar un acuerdo

Para algunos líderes europeos, el peligro es muy real. “Hoy hay un 40% de posibilidades de un Grexit. Hoy, desgraciadamente, hay más posibilidades de que se produzca un accidente antes de que se alcance un acuerdo. Y el Gobierno griego parece dispuesto a aceptar este accidente antes de que se llegue a una solución”, afirmaba este miércoles el expresidente de la Comisión Eurpeoa, José Manuel Durão Barroso, durante una ponencia en Madrid.

Quien había presentado un tono más optimista fue la canciller alemana Angela Merkel, quien acusó a Grecia de incumplir sus promesas a pesar de haber obtenido una “ayuda sin precedentes”. Merkel aseguró que "cuando hay voluntad, se encuentra el camino" y se mostró convencida de que si las autoridades políticas griegas muestra esa voluntad "todavía es posible una acuerdo", manifestó en una comparecencia en el Bundestag (Cámara Baja alemana) previa a la reunión del Eurogrupo y a la del Consejo Europeo, que se celebrará la próxima semana. El acuerdo con las instituciones -la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)- sentará las bases necesarias para que el Eurogrupo tome una decisión y también el Bundestag, que debe refrendar el pacto, recordó Merkel.

Por su parte, la directora general del FMI, Christine Lagarde, advirtió de que no hay un "periodo de gracia" después de la fecha límite en la que Atenas tiene que hacer frente a un pago de 1.600 millones de euros al FMI, el 30 de junio, y que es posible que el país incurra a partir del 1 de julio en atrasos con la institución

No obstante, los primeros espadas de Syriza no habían dado motivos para el optimismo. Mientras el FMI instaba a Grecia una vez más a reformar su sistema de pensiones -pero sin recortar las más bajas-, el primer ministro Tsipras defendió en un artículo publicado en el diario germano Der Tagesspiegel el mantenimiento del sistema nacional de pensiones, una de las claves en la negociación con los acreedores, al tiempo que acusa de "mentir" a quienes afirman que el contribuyente alemán asume el grueso de la carga de la deuda griega.

Un hombre lee la portada de un diario griego, con una imagen de Tsipras (Atenas).
Un hombre lee la portada de un diario griego, con una imagen de Tsipras (Atenas).

“Alemania no carga con el grueso de la deuda"

Según Tsipras, "los problemas más graves en los fondos de pensiones son resultado de la drástica disminución de los ingresos en los últimos años". Esta situación, agrega, es consecuencia de los recortes, por los que las aportaciones a los fondos de pensiones se han visto reducidas en 25.000 millones de euros, así como de la caída de las cotizaciones a la seguridad social a causa del fuerte aumento del desempleo y las reducciones salariales.

"El problema no está en el gasto, sino en los ingresos", reitera antes de subrayar que el sistema de pensiones griego constituía una "forma institucionalizada de solidaridad generacional" que se ha revertido, ya que en estos momentos en muchas familias la pensión es la única fuente de ingresos de una familia "En un país donde el 25% de la población está desempleada, en el que la mitad de sus jóvenes no tienen trabajo, la insistencia ciega en los recortes no puede traer otra cosa que un recrudecimiento de la ya de por sí dramática situación social", advierte.

El Gobierno griego está decidido a mantener el sistema de pensiones, para lo que ha presentado propuestas concretas, "expuestas al detalle" a las instituciones acreedoras. A su juicio, para garantizar la sostenibilidad y supervivencia del sistema de pensiones es necesaria "una perspectiva a largo plazo" y no puede quedar supeditada a criterios presupuestarios restrictivos.

Tsipras señala que su artículo tiene como objetivo "rectificar un mito muy extendido": "Miente todo aquel que afirma que el contribuyente alemán costea los salarios, los subsidios y las pensiones de los griegos". Pretende ilustrar, además, cómo "la ofensiva de recortes de los últimos años no han conducido más que a una recesión que agrava los problemas". Además, se muestra indignado con las constantes comparaciones con Alemania "que inducen a error" y señala que si el gasto público griego para subsidios y pensiones aumentó del 11,7% del PIB en 2007 al 16,2% en 2013, se debe a una reducción del rendimiento económico del país y no a un aumento de las sumas destinadas a estas partidas. A ello se suma, añade, que la edad de jubilación se sitúa en Grecia "en contra de lo que se afirma" en los 67 años, con una media de 64,4 años en los hombres y de 64,5 en mujeres.

La canciller Merkel después de su comparecencia en el Bundestag (Efe).
La canciller Merkel después de su comparecencia en el Bundestag (Efe).

¿Qué impacto tendría un 'default' de Grecia?

Cuando el pasado día 16 los acreedores y una Grecia al borde de la quiebra suspendieron las negociaciones ante la imposibilidad de cerrar un acuerdo, el término 'Grexit' volvió a situarse en el centro del debate. ¿Cómo reaccionaría el mercado si finalmente se produjese un 'default'? Para Larry McDonald, responsable para EEUU de Société Générale, el escenario sería el siguiente: inversores dándose a la fuga y trasladando sus activos en riesgo a territorios más seguros. “Si hay default, veremos una caída de entre el 5 y el 10% en los mercados estadounidenses durante unos tres meses”, afirma en una entrevista con Trading Nation. “También, probablemente, veríamos un dólar más fuerte”, añadió.

Boris Schlossberg, operador de divisas de BK Asset Management, añade que “habrá ciertos flujos hacia el dólar para buscar seguridad”, pero sostiene que el impacto en los mercados financieros no sería especialmente peligroso. “Han sido capaces de sortear la mayor parte de los problemas relacionados con Grecia. El país es solo una pequeña parte de la eurozona. También creo que el BCE daría un paso adelante y pondría en circulación una tremenda cantidad de liquidez para asegurarse de que no se produce un efecto contagio”, declaró a la CBSC.  

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios