La amenaza de una independencia por las bravas en Cataluña ha provocado una huida (casi una estampida) de decenas de grandes empresas y bancos que han trasladado sus sedes sociales y fiscales a otros territorios de España.

Como destaca Eduardo Segovia en su videoblog, las empresas no trasladan sus centros operativos, sino solo sus domicilios administrativos. Entonces, ¿para qué lo hacen? ¿Para presionar a Puigdemont? ¿Para evitar una fuga de depósitos los bancos y el boicot a sus productos las empresas en el resto del Estado? Estas y otras claves, en el Moneytalks de esta semana.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios