Es noticia
Menú
Adiós al silencio: Dodge presenta un eléctrico con tubo de escape que genera hasta 126 dB
  1. Motor
  2. Eléctricos
El Charger Daytona SRT es un prototipo

Adiós al silencio: Dodge presenta un eléctrico con tubo de escape que genera hasta 126 dB

Aunque un informe reciente demuestra que los eléctricos generan el mismo ruido en autovía que los coches con motor de combustión, a baja velocidad sí son más silenciosos. Pero la paz en las ciudades podría acabar: llega el escape Fratzonic

Foto: El Dodge Charger SRT Concept avanza un futuro deportivo eléctrico. (Stellantis)
El Dodge Charger SRT Concept avanza un futuro deportivo eléctrico. (Stellantis)

Por ahora es solo un prototipo, un 'concept car', pero sin duda sienta las bases de un futuro vehículo eléctrico con el que Dodge, una de las marcas estadounidenses de Stellantis, quiere preservar el genuino 'muscle car' americano en la próxima era de los coches con batería animados por un motor sin emisiones. Porque, como explican sus autores, "el Dodge Charger Daytona SRT Concept se conduce como un Dodge, tiene la imagen de un Dodge y se siente como un Dodge", pero siendo 100% eléctrico. De hecho, ya le definen con un nuevo término: eMuscle.

placeholder El Charger Daytona SRT Concept tiene dos puertas. O realmente tres, pues estrena un portón.
El Charger Daytona SRT Concept tiene dos puertas. O realmente tres, pues estrena un portón.

Para ello, en su desarrollo se han apartado de normas establecidas, basando su personalidad alternativa en tres puntos principales cuyas patentes se encuentran ya en proceso de tramitación: el frontal aerodinámico R-Wing, que conserva el perfil característico del Dodge Charger pero logra una eficiencia muy superior contra el aire; el sistema eRupt, que es una transmisión con varias velocidades para respetar las sensaciones de un cambio electromecánico; y el escape con cámara Fratzonic, primer sistema de escape usado en un vehículo eléctrico, y que genera un sonido parecido al de la brutal versión SRT Hellcat de gasolina.

placeholder El frontal está presidido por el logo de Fratzog de tres puntas, usado de 1962 a 1976.
El frontal está presidido por el logo de Fratzog de tres puntas, usado de 1962 a 1976.

Y no es casualidad que Dodge lleve al límite las posibilidades sensoriales de un eléctrico, pues en los últimos años su gama se ha poblado de modelos de gasolina de altísimas prestaciones, y su gama 2022 incluye por ejemplo el Challenger SRT Super Stock de 807 CV, la berlina Charger SRT Redeye de 797 CV o el SUV Durango SRT de 710 CV, de modo que sus incondicionales esperaban también un eléctrico 'especial'. Un coche, aún en fase conceptual, que ha sido desvelado en la Dodge Speed Week celebrada en Pontiac (Michigan), y cuyas prestaciones, según el fabricante, superarán a las del Charger SRT Hellcat de gasolina. Y por eso le han bautizado Charger Daytona SRT Concept, pues el mítico Charger Daytona fue, en 1970, el primer vehículo en superar las 200 millas por hora (322 km/h) en un circuito de la NASCAR.

Sistema propulsor de 800 voltios

Si los Dodge de mayor potencia, que en Estados Unidos frecuentemente emplean sus clientes en competiciones legales de aceleración (se organizan en las fiestas de mauchas localidades), reciben denominaciones que son un sinónimo de gran potencia, como HEMI, Hellcat o Redeye, con el Charger SRT Daytona Concept se agrega a esa lista Banshee, autor del sistema de propulsión de 800V que impulsa al coche, y que se asocia al sistema de tracción total, fundamental para poder transmitir toda la potencia al suelo y para mejorar su seguridad bajo todo tipo de condiciones meteorológicas.

placeholder Para activar la mecánica, debemos pulsar un botón oculto bajo una tapa roja.
Para activar la mecánica, debemos pulsar un botón oculto bajo una tapa roja.

Y en combinación con una mecánica tan enérgica, cuya potencia no ha sido desvelada por la marca, el Charger SRT Daytona Concept estrena la innovadora transmisión eRupt, que le diferencia de los actuales eléctricos, que normalmente tienen una marcha o, a lo sumo, dos. Porque el sistema eRupt, emulando a un cambio electromecánico, transmite evidentes cambios de marcha, pegando la espalda sucesivamente a los respaldos de los asientos como en los Dodge de gasolina más radicales. Además, el Charger Daytona SRT Concept cuenta también con la función PowerShot 'push-to-pass', que se activa mediante la pulsación de un botón en el volante para proporcionar un mayor nivel de potencia y agilizar todavía más la aceleración.

Eléctrico con sonido de gasolina

Mientras que la mayoría de los eléctricos presumen de su silencio de marcha, en Dodge pensaron que esa filosofía cuadraba poco con buena parte de su clientela, y por eso el Charger Daytona SRT Concept es capaz de emitir un rugido de hasta 126 decibelios, al nivel del SRT Hellcat de gasolina, gracias a un nuevo sistema de escape con cámara Fratzonic, todavía en proceso de registro. Porque, en efecto, Dodge ha añadido un tubo de escape a un vehículo 100% eléctrico, un detalle técnico inédito hasta la fecha. El sistema de escape con cámara Fratzonic emite un sonido único en su categoría a través de un amplificador y una cámara de afinación ubicados en la parte trasera del vehículo, logrando que sonido y sensaciones sean equiparables a las de un 'muscle car' tradicional cuando su acción se combina con los cambios de marcha de la nueva transmisión eRupt.

placeholder El volante, achatado y con levas de cambio, incluye el botón PowerShot, que eleva la potencia.
El volante, achatado y con levas de cambio, incluye el botón PowerShot, que eleva la potencia.

En cuanto al diseño, Dodge ha optado por un aspecto evolucionado pero con sutiles guiños a los anteriores 'muscle cars' de la marca. Y esa evolución incluye el sistema R-Wing, que permite rendir tributo al diseño del Charger Daytona original pero optimizando la eficiencia contra el viento, pues permite que el aire fluya a través de la entrada frontal para mejorar la carga aerodinámica. Además, las 'air curtain' de fibra de carbono situadas a ambos lados de los paragolpes delantero y trasero proporcionan un flujo de aire que contribuye también a mejorar la aerodinámica. Asimismo, la parrilla frontal resalta con una iluminación transversal presidida por el logotipo Fratzog iluminado en blanco, un símbolo de tres puntas que la marca Dodge recuperó el año pasado, y que estaba presente en los 'muscle cars' de Dodge entre 1962 y 1976.

placeholder Ópticas de lado a lado tanto delante como detrás para hacerle inconfundible incluso de noche.
Ópticas de lado a lado tanto delante como detrás para hacerle inconfundible incluso de noche.

Los diseñadores han evitado cualquier exceso decorativo, y los faros casi han desaparecido, ocultos bajo el R-Wing pero con el tamaño suficiente para garantizar la iluminación delantera. Tanto la luz frontal como la trasera recorren el coche de lado a lado, de modo que incluso en la oscuridad pueda reconocerse la silueta del Charger Daytona SRT Concept. Además, los tiradores de las puertas son minimalistas y van enrasados, y las llantas de 21 pulgadas, dotadas de tuerca central, contribuyen a la eficiencia aerodinámica con un diseño similar al de una turbina. Además, queda sitio para la funcionalidad, pues al maletero se accede mediante un portón trasero de gran tamaño, y como los asientos traseros son abatibles, disponemos de una capacidad de carga inesperada en un 'muscle car'. O en un eMuscle, para ser más precisos.

Interior centrado en el conductor

La pantalla central de 12,3 pulgadas, la más grande usada en un modelo de Dodge, es uno de los elementos protagonistas en el habitáculo y va inclinada casi diez grados hacia el conductor, que frente a él dispone de otra la pantalla, esta de 16 pulgadas y curva, que muestra la instrumentación. Además, un Head-up Display proyecta información adicional del vehículo en el parabrisas para no tener que desviar la atención de la carretera.

placeholder Asientos aligerados y de diseño deportivo. Y los traseros se abaten para ampliar el maletero.
Asientos aligerados y de diseño deportivo. Y los traseros se abaten para ampliar el maletero.

Los umbrales de las puertas de fibra de carbono exhiben la palabra Daytona iluminada en blanco, un recurso de estilo que encontramos en más zonas del interior. Y la consola central incluye una tapa roja, inspirada en los aviones de combate, que debemos levantar para accionar el botón de arranque. Una inspiración 'militar' que no acaba ahí, pues la exclusiva palanca de cambios tiene forma de empuñadura de pistola, y permite pasar de una marcha a otra sin esfuerzo apretando simplemente... el gatillo. El volante tiene las zonas superior e inferior achatadas, e incluye las levas del cambio y dos botones: el PowerShot de potencia extra a la derecha y el de los modos de conducción a la izquierda, que con cada pulsación permite elegir entre los programas Auto, Sport, Track y Drag, que cambian al instante la dinámica de conducción, la información de la instrumentación, la información del Head-up Display, el sonido que genera el coche y el estilo de la iluminación interior.

Por ahora es solo un prototipo, un 'concept car', pero sin duda sienta las bases de un futuro vehículo eléctrico con el que Dodge, una de las marcas estadounidenses de Stellantis, quiere preservar el genuino 'muscle car' americano en la próxima era de los coches con batería animados por un motor sin emisiones. Porque, como explican sus autores, "el Dodge Charger Daytona SRT Concept se conduce como un Dodge, tiene la imagen de un Dodge y se siente como un Dodge", pero siendo 100% eléctrico. De hecho, ya le definen con un nuevo término: eMuscle.

Eficiencia energética Ecología Desarrollo sostenible Industria automóvil Tecnología Movilidad del futuro
El redactor recomienda