El rompedor plan eléctrico de Stellantis prevé las baterías de estado sólido desde 2026
  1. Motor
  2. Industria
La tercera gigafactoría no irá a Vigo

El rompedor plan eléctrico de Stellantis prevé las baterías de estado sólido desde 2026

El grupo automovilístico Stellantis ha confirmado que su tercera planta europea de baterías estará en Italia, y que marcas como Fiat y Opel pasarán a ser cien por cien eléctricas

placeholder Foto: El Opel Manta GSe ElektroMOD servirá de base a un futuro deportivo eléctrico de la marca alemana.
El Opel Manta GSe ElektroMOD servirá de base a un futuro deportivo eléctrico de la marca alemana.

Solo cinco meses después de su constitución como grupo, tras la fusión de PSA y FCA, Stellantis pisa el acelerador en el capítulo de la electrificación, en un proceso del que Carlos Tavares, CEO del gigantesco consorcio automovilístico (el cuarto del mundo por unidades vendidas y el tercero por ingresos), destacó "su velocidad y su poder" durante una larguísima conferencia de prensa virtual en la que tanto él como los principales responsables de sus marcas, acompañados de diversos técnicos del grupo, fueron desgranando las líneas del futuro eléctrico de Stellantis, que invertirá más de 30.000 millones de euros en tecnologías de electricidad y software en el periodo 2021-2025, y espera contar con cinco gigafactorías de baterías en 2030: dos en Norteamérica, que para entonces deberían contar con 90 GWh de capacidad (la idea es que en 2025 esa capacidad de las plantas americanas sea ya de 50 GWh), y tres en Europa, que sumarán una capacidad de 80 GWh en 2025 y de 170 GWh en 2030, de manera que la capacidad mundial de las gigafactorías de Stellantis debería ser de 130 GWh en 2025 y duplicarse a 260 GWh en 2030, lo que supondría multiplicar por 20 la capacidad actual. A lo que se sumarían acuerdos con los principales productores de baterías, como LG Chem, Samsung, CATL...

placeholder En el evento 'EV2021 Stellantis Day' el grupo automovilístico anunció su estrategia eléctrica futura y la de sus 14 marcas en todo el mundo.
En el evento 'EV2021 Stellantis Day' el grupo automovilístico anunció su estrategia eléctrica futura y la de sus 14 marcas en todo el mundo.

Además, las tres plantas europeas de baterías del grupo tienen desde ayer ubicación confirmada, pues si ya se había dado a conocer que una estaría en Douvrin (Francia) y otra en Kaiserlautern (Alemania), con puesta en marcha respectivamente en 2023 y 2025, faltaba por confirmarse la tercera, a la que optaba por ejemplo Vigo, donde Stellantis cuenta con una factoría de la que actualmente salen seis vehículos comerciales y polivalentes cien por cien eléctricos. Pero finalmente se ha optado por Italia, donde la factoría de Termoli será transformada en gigafactoría de baterías, desde la que se abastecerá a la fábrica de Melfi, que en el futuro podría producir cuatro vehículos eléctricos.

Baterías de estado sólido

En este sentido, Stellantis fija como prioritaria la reducción de los costes del paquete de baterías como fórmula para abaratar los modelos eléctricos (el objetivo es que cuesten lo mismo que los coches con motor de combustión cuando los distintos gobiernos eliminen o reduzcan los incentivos a la compra), y desde el consorcio confían en una rebaja del 40% de aquí al 2024, más otra reducción adicional del 20% entre 2024 y 2030. Y en relación con eso, Stellantis también anunció que para 2026 esperan contar ya con las revolucionarias baterías de estado sólido, que ocupan menos al ser más densas (se habla del doble de energía en el mismo espacio), resultan más seguras al prescindir de líquidos inflamables y no calentarse, y se cargan a mayor velocidad. Aunque hasta que llegue ese trascendental avance, el consorcio liderado por Carlos Tavares, y compuesto por 14 marcas, quiere contar con baterías de dos tecnologías, de diferente densidad de energía en función de su química interna: una de alta densidad y otra sin níquel ni cobalto.

placeholder Carlos Tavares y John Elkann, CEO y presidente, respectivamente, de Stellantis, el cuarto grupo automovilístico del mundo por vehículos vendidos.
Carlos Tavares y John Elkann, CEO y presidente, respectivamente, de Stellantis, el cuarto grupo automovilístico del mundo por vehículos vendidos.

Otra de las claves del plan de electrificación diseñado por Stellantis está en las plataformas que emplearán todos sus coches eléctricos en el futuro, bautizadas STLA y de las que habrá cuatro tipos, todas con carga rápida: Small, Medium, Large y Frame. En 2023, por ejemplo, empezarían a usarse la STLA Medium, con 700 kilómetros de autonomía e ideada para los turismos de los segmentos C y D, y la STLA Large, con 800 kilómetros de alcance y dirigida a vehículos de los segmentos D y E. En cuanto a la STLA Frame, el plan recoge que empiece a usarse hacia el año 2024 en vehículos pick-up y en los SUV de mayor tamaño, con una autonomía mínima eléctrica de 500 kilómetros. Y para 2026 llegaría la cuarta variante, la STLA Small, denominada así porque se destinaría a los coches más pequeños, sustituyendo a la actual eCMP (empleada en los Peugeot e208 y e2008, en los Opel Corsa-e y Mokka-e, en el Citroën ë-C4 y en el DS 3 Crossback E-Tense) y procurándoles una autonomía media de al menos 500 kilómetros. De este modo, cuando llegue 2030 Stellantis quiere que el 70% de su ventas en nuestro continente sean de vehículos eléctricos, y del 40% en Norteamérica.

Opel, Fiat y Abarth, eléctricas

Tras dibujar los rasgos generales de su proceso de electrificación, Stellantis precisó también cómo evolucionarán en este campo sus diferentes marcas, de las cuales dos al menos tienen un futuro cien por cien eléctrico. Una es Opel, pues la firma alemana será absolutamente eléctrica en 2028, lo que apareja proyectos como el del nuevo Opel Manta (se inspirará en el prototipo eléctrico Manta GSe ElektroMOD desvelado hace unos meses) o la extensión de la marca al mercado chino, donde ahora no está presente. Y la segunda marca que se electrificará por completo es Fiat, que apuntará principalmente a modelos de precio accesible como un coche funcional y muy urbano basado en el 'concept car' Centoventi. Asimismo, Fiat contará en su gama desde 2022 con vehículos comerciales eléctricos animados por hidrógeno, y su división deportiva Abarth sería también cien por cien eléctrica en 2024, aplicando su nuevo lema "Calentando a la gente, pero no al planeta". En línea con la frase ligada a Alfa Romeo durante el evento de Stellantis: "Alfa, desde 2024, será Alfa e-Romeo".

placeholder Muy pronto, el Fiat Centoventi Concept podría servir de base a un práctico utilitario eléctrico.
Muy pronto, el Fiat Centoventi Concept podría servir de base a un práctico utilitario eléctrico.

Peugeot, por otro lado, seguirá el proceso de electrificación ya iniciado, lo que le llevará a disponer de versiones electrificadas en todos sus modelos dentro de cuatro años, mientras que en la parte más 'americana' de Stellantis el plan contempla una verdadera revolución. Empezando por Jeep, por ejemplo, la marca especializada en vehículos todocamino y todoterreno tendrá un eléctrico en cada segmento del mercado para el año 2025, cuando los modelos electrificados deberían suponer ya el 70 por ciento de sus ventas, incluyendo ahí versiones híbridas enchufables 4xe como las lanzadas este año en Renegade, Compass y Wrangler. En cuanto a Dodge, entre sus proyectos eléctricos figura un 'muscle car' de soberbias prestaciones, pues ese futuro Charger 'a pilas' aceleraría de 0 a 100 km/h en dos segundos. Y RAM, la marca americana de Stellantis dedicada a modelos de transporte y de tipo pick-up, no escaparía a la evolución, introduciendo también versiones sin emisiones pero con gran capacidad de carga.

Coche eléctrico Coches Coche inteligente Coche Autónomo Batería Sector industrial Industria automóvil
El redactor recomienda