Al volante del Toyota RAV-4 Plug-in, un completo vehículo multiuso
  1. Motor
AUTONOMÍA ELÉCTRICA DE 75 KM

Al volante del Toyota RAV-4 Plug-in, un completo vehículo multiuso

Combina un motor de gasolina de 185 caballos con dos eléctricos de 185 y 55 CV y tiene tracción 4x4

placeholder Foto: La toma de contacto con el Toyota RAV4 Plug-in transcurrió por carreteras de Valladolid.
La toma de contacto con el Toyota RAV4 Plug-in transcurrió por carreteras de Valladolid.

Toyota lanza al mercado español su modelo RAV4 con tecnología híbrida enchufable, un modelo con el que se ha creado una gran expectación y que se posiciona en lo más alto del segmento por la combinación de sus tres motores, su tracción a las cuatro ruedas y una autonomía en modo eléctrico de hasta 75 km según el ciclo WLTP. Sin duda un nuevo referente para Toyota de cara a la electrificación que está a la venta desde 49.500 euros de precio de lista, pero con pan Moves III y campañas de descuento se sitúa en 40.000 euros. Las primeras entregas en julio.

Raro es el día que no se presenta un modelo nuevo con tecnología híbrida enchufable, ya sea en el segmento todocamino, el de los vehículos premium o incluso entre los modelos compactos. Es sin duda la solución ideal en estos momentos, como primer paso hacia la electrificación, cuando aún la infraestructura de recarga es muy escasa. Pero este RAV4 enchufable aporta, a todo lo que llega cada día al mercado, un detalle muy importante: la experiencia de Toyota en la hibridación del automóvil, algo en lo que lleva casi 25 años trabajando.

No hay que olvidar que un vehículo híbrido enchufable es, básicamente, un vehículo híbrido al que se incorpora una batería más grande y capaz y un sistema para enchufar el coche a la red eléctrica. Y por ello esta es una interesante opción en el mercado para los que buscan adentrarse en la electrificación.

placeholder Interior sin cambios respecto al RAV4 Hybrid ya a la venta, salvo su pantalla central de 9 pulgadas.
Interior sin cambios respecto al RAV4 Hybrid ya a la venta, salvo su pantalla central de 9 pulgadas.

Toyota lanzó al mercado en el año 1994 su primera RAV-4, como un modelo que se inventaba un nuevo concepto de coche, el de un vehículo con ciertas opciones de uso fuera del asfalto por su tracción 4x4 y su mayor altura al suelo. Pero sobre todo un coche juvenil y divertido, con dos opciones de carrocería de 3 o 5 puertas. Desde entonces y hasta esta quinta generación, se han vendido más de dos millones de unidades en todo el mundo.

La marca tiene con el RAV4 un todocamino que, al menos en Europa, solo se ofrece en una versión híbrida, que cuenta con dos opciones de tracción, delantera con un motor de gasolina y un motor eléctrico o bien de tracción a las cuatro ruedas con un motor de gasolina y dos eléctricos, uno en cada eje.

Foto: Desde el Land Cruiiser al Highlander, probamos toda la gama 4x4 de Toyota.

Para hacer este nuevo Toyota RAV4 híbrido enchufable, los técnicos de la marca japonesa solo han tenido que incorporar un motor eléctrico más potente en el eje delantero, que pasa de 122 a 185 caballos. También esa batería más capaz, que llega hasta los 18 kWh, una de las más grandes de las utilizadas por los vehículos con esta tecnología. de la misma forma se ha aumentado ligeramente la potencia del motor de gasolina, de 178 hasta 185 caballos, mientras que el eléctrico trasero se mantiene el mismo, de 55 caballos.

Con ello tenemos un vehículo magnífico porque funciona en modo solo eléctrico hasta poder completar 75 km de recorrido y también hasta 135 km/h de velocidad máxima. Pero tenemos al mismo tiempo tracción a las cuatro ruedas cuando se haga necesario. En condiciones normales de circulación, con buena adherencia sobre asfalto, el vehículo funciona solo con tracción delantera, gracias a su potente motor eléctrico de 185 caballos.

placeholder Selector de modos de conducción junto a la palanca de cambios.
Selector de modos de conducción junto a la palanca de cambios.

Este propulsor mueve con soltura el RAV4 Plug-in pese a su mayor peso consecuencia de la tecnología híbrida enchufable. Pero cuando se hace necesario, cuando hay pérdidas de tracción o cuando se requiere la máxima capacidad de aceleración, el sistema añade el motor trasero eléctrico que proporciona otros 55 caballos. Y si es necesario también añade el de gasolina.

Todo uso

Con ello tenemos un magnífico vehículo porque se convierte en un auténtico multiuso, más que un todocamino. Permite circular en ciudad en muy buenas condiciones gracias a su motor eléctrico y a los 75 km de autonomía, casi inagotable si se hace una utilización urbana. Añade otra característica importante, su etiqueta "0 emisiones" que supone numerosas ventajas, sobre todo en las grandes ciudades. Pero al mismo tiempo permite circular por carretera con una buena agilidad de marcha que garantizan sus tres motores y su tracción a las cuatro ruedas, cuando se hace necesario. También vale como vehículo de fuera de carretera.

Durante la presentación del nuevo modelo pudimos hacer más de 120 kilómetros por carreteras de la provincia de Valladolid para comprobar su buen dinamismo y su excelente comportamiento dinámico. A ello contribuye su pesada batería, que situada en el piso del vehículo permite rebajar la altura de su centro de gravedad en 2 centímetros y mejorar con ello su dinámica de marcha, al ser menos nervioso.

En la toma de contacto con el nuevo RAV4 Plug-in, también pudimos comprobar su buena capacidad de tracción. En un terreno muy complicado, con un suelo arcilloso mojado y muy resbaladizo, pudimos comprobar que su capacidad de tracción es muy buena. Ese aporte de par que ofrecen sus ruedas traseras le permiten salir airoso de situaciones más complicadas que las habituales en un modelo todocamino.

placeholder Cuenta con un buen sistema de tracción 4x4 gracias a su motor trasero eléctrico de 55 caballos.
Cuenta con un buen sistema de tracción 4x4 gracias a su motor trasero eléctrico de 55 caballos.

En cuanto a su estilo de conducción, el nuevo RAV4 Plug-in incorpora el mismo selector de modos de conducción y los mismos modos que el híbrido. Con un botón giratorio podemos girar hacia la izquierda y optar por el modo Eco o hacia la derecha con el modo Sport. O simplemente apretando el botón tendremos el modo Normal, el intermedio. A todo ellos se une un botón "Trail" por debajo del selector de modos de conducción. De esta manera el sistema del vehículo sabrá que vamos a conducir fuera del asfalto y adaptará los sistemas de ayuda, control de tracción o de estabilidad o la gestión del motor y del acelerador al nuevo terreno.

El vehículo ofrece los modos de utilización del sistema híbrido que ya tiene el RAV4 con tracción a las cuatro ruedas. Es decir, el modo EV y un modo Auto para combinar el funcionamiento híbrido y eléctrico. A ello se suma la opción "save/charge" que permite por un lado mantener la carga de la batería para utilizar más adelante al llegar a la ciudad o el modo "save" que emplea el motor de gasolina para producir electricidad y recargar la batería. En cuanto a su sistema de recarga, el cargador de serie permite cargar hasta a 6,6 kW, con un tiempo de 7 horas, mientras que con un wallbox de 30 A se puede reducir el tiempo de recarga completa a solo 2,5 horas.

Foto: Con el Cross, la familia Yaris ya tiene tres opciones, urbano, deportivo y todocamino.

A la experiencia de Toyota en el campo de la hibridación hay que sumar el que tiene la marca japonesa en el mundo del todoterreno, con dos modelos de referencia como son el Land Cruiser y el Hilux, lo que ha permitido trasladar fácilmente al RAV4 ese toque más campero que el de sus rivales.

Por todo ello, el nuevo RAV4 Plug-in se convierte en vehículo ideal, pero solo para los que necesiten estas tres utilizaciones combinadas. Si no se va a utilizar el coche a diario en un entorno urbano, o si no vamos a poder recargar el coche con frecuencia para poder utilizar ese modo eléctrico, no tiene sin sentido adquirir este vehículo.

La diferencia entre un Toyota RAV4 con tracción a las cuatro ruedas y esta versión híbrida enchufable supone un sobrecoste de 10.000 euros. Pero sobre todo representa un sobrepeso de unos 250 kilos, incluyendo la batería y todos los sistemas asociados. Si no se va a utilizar su autonomía eléctrica, para qué vamos a ir cargando cada día con ese sobrepeso, que supone un incremento del consumo y un comportamiento menos agradable.

placeholder Su maletero, con 520 litros, pierde 60 litros respecto a la variante híbrida no enchufable.
Su maletero, con 520 litros, pierde 60 litros respecto a la variante híbrida no enchufable.

Por lo demás, el nuevo híbrido enchufable es idéntico al Toyota RAV-4 iAWD ya conocido con su tracción a las cuatro ruedas, ofrece un buen comportamiento dinámico y con respecto al modelo no enchufable, proporciona una mayor agilidad de marcha, consecuencia de su motor eléctrico delantero más potente, que ofrece mucho par desde el momento en el que aceleramos.

En el lado negativo, además de su incremento de peso y de coste, también pierde algo de espacio en el maletero. Si el RAV4 Hybrid tiene una capacidad de 580 litros, en este caso por la batería y otros elementos del sistema eléctrico se reduce hasta los 520 litros. Es decir que pierde 60 litros de capacidad en su maletero.

La marca japonesa tiene una interesante oferta de adquisición mediante el sistema Toyota Easy. La oferta para la variante Advance es la de una entrada de 16.887 euros y 48 cuotas de 375 €/mes, que también incluye cuatro años de mantenimiento y de garantía. En cuanto a sus precios oficiales recomendados, son los que pueden ver a continuación, pero hay que tener en cuenta que con el plan Moves, la campaña de financiación y otros descuentos se consigue un precio de partida de 40.000 euros para la versión Advance.

Toyota RAV4 Plug-in Advance, 49.500 euros

Toyota RAV4 Plug-in Techno-Cuero, 52.500 euros

Toyota RAV4 Plug-in Style Plus, 59.350 euros.

Coches
El redactor recomienda