Estas son las diez carreteras más peligrosas y extrañas del mundo
  1. Motor
DIEZ VÍAS ÚNICAS DEL PLANETA

Estas son las diez carreteras más peligrosas y extrañas del mundo

A lo largo y ancho del planeta, nos podemos encontrar con carreteras de todo tipo. Pero existen algunas que, si las recorremos, no podremos jamás borrar de nuestras retinas

placeholder Foto: El Storseisundet Bridge, una zona unica de Noruega. (CC/Wikimedia Commons)
El Storseisundet Bridge, una zona unica de Noruega. (CC/Wikimedia Commons)

Conducir es, probablemente, uno de los grandes placeres cotidianos de los que podemos disfrutar a diario. De manera habitual, coger el coche para desplazarnos implica prisas, estrés y un horario de llegada, lo que no facilita disfrutar de la experiencia de ponerse al volante. Sin embargo, si lo enfocamos como una aventura de fin de semana, con la que conocer nuevos lugares y con la que disfrutar de las sensaciones en carretera, podemos estar ante una de las experiencias más gratificantes y menos costosas de las que disfrutar. Y, si encima lo hacemos por algunas de las carreteras más espectacular del planeta, mejor que mejor.

Existen carreteras espectaculares a lo largo y ancho del planeta, que nos pueden ofrecer una experiencia más que satisfactoria al volante. En muchas ocasiones, la belleza y la peligrosidad de las carreteras se reparten a partes iguales, por lo que para disfrutar al máximo de estas experiencias debemos de extremar las precauciones: orografía extrema, obras arquitectónicas imposibles, grandes precipicios o, incluso, carreteras que atraviesan océanos pueden hacer las delicias de los amantes de la conducción. Pero ¿cuáles son las carreteras más extrañas, bellas y peligrosas del planeta? Las detallamos a continuación.

Foto: Aumenta la vigilancia de la DGT: otros 75 radares y 28 drones más en las carreteras. (EFE)

Camino de la muerte

Su nombre no es un brindis al sol, pues se cobra una media de cien víctimas al año. Se trata de una carretera de 80 kilómetros de longitud, situada en plena montaña y que se encarga de unir las poblaciones de La Paz con Los Yungas, una zona montañosa de Bolivia. Se encuentra a 3.600 metros de altura y, para más inri, no cuenta con guardarraíles en todo su recorrido. Su anchura máxima de tres metros la convierte, sin duda, en una de las carreteras más terroríficas del planeta.

Carretera Sierra do Río do Rastro

Se trata de una de las carreteras más espectaculares que podemos encontrar. Ubicada en Santa Catarina, en Brasil, es posiblemente una de las vías con mayor cambio de desnivel del planeta: pasa desde una altura de 1460 metros hasta llegar al nivel del mar. Con unas vistas espectaculares junto a lagos y cascadas, recorreremos ocho kilómetros con más de 250 curvas que harán las delicias de los conductores, especialmente de los amantes de las motos.

Tateyama Kurobe

¿Se imaginan una carretera que atravesara un enorme bloque de hielo? Pues ya no la debe imaginar, pues se encuentra en el Parque Nacional de Chubu Sangaku, en Japón. Se trata de una carretera de 37 kilómetros que está flanqueada por dos enormes paredes de hielo de más de 20 metros de altura y que solo está abierta entre noviembre y mayo. Está prohibido visitar este corredor en coche particular, por lo que para poder acudir a la zona habrá que hacerlo en autobús o en el funicular disponible para visitantes.

Puente de Storseisundet

La Atlantic Ocean Road es una monumental autopista que comunica las ciudades noruegas de Kristiansund y Molde. Circular durante ocho kilómetros por encima del mar, con las espectaculares vistas de los fiordos, la convierte en una de las carreteras más bellas del planeta, pero tiene una cara B: el tiempo de la zona hace que el mar se embrabezca y, en muchas ocasiones, las olas crucen la carretera de un lado al otro. De hecho, su sinuoso recorrido tiene explicación: evita que el agua puede crear balsas y poner en peligro a los conductores.

Autopista Elevada de Florida

En la década de los años 30 del siglo pasado, un huracán destrozó buena parte de las vías del tren que circulaba por algunas de las zonas de Florida. Sin embargo, Estados Unidos, lejos de verlo con una derrota, decidió llevar a cabo una espectacular obra de ingeniería construyendo la denominada Autopista Elevada de Florida. Se trata de una vía que cuenta con 205 kilómetros y que, gracias a 42 puentes, conecta las más de 1.700 islas del sur de Estados Unidos, conocidas como los Cayos de Florida.

Autopista de James Dalton

Conocida oficialmente como la Ruta 11, se trata de una impresionante carretera ubicada en Alaska. Cuenta con una longitud de 666 kilómetros y su principal característica es que, buena parte de ella, discurre cerca del Ártico, por lo que las nieves y el paisaje helado son una constante durante el camino. Es una de las carreteras más despobladas de Estados Unidos, con solo tres localidades en todo su recorrido y solo existe una gasolinera, situada en el kilómetro 90 de la vía.

Carretera de Guoliang

En plenas montañas de Taihang, en China, podemos encontrar una de las carreteras más peligrosas del mundo. Fue construida en 1973 por simplemente 13 campesinos de la zona, con el objetivo de poder conectar la aldea de Guoliang con el resto de China. Esta impresionante carretera se construyó a través de la montaña con el objetivo de evitar la cima del monte Tianti. Pero, atención, muchos de sus tramos dan directamente al precipicio, por lo que hay que recorrerla con sumo cuidado.

Vía Fairy Meadows

El Nanga Parbat puede presumir de ser uno de los picos más altos del planeta. Con 8.125 metros de altura, es la novena montaña más alta del mundo y la segunda de Pakistán…, pero llegar hasta ella no es sencillo. Fue en la década de los 80 del pasado siglo cuando los lugareños de varios pueblos decidieron construir una vía que atravesara parte de la montaña para conectar sus localidades: una carretera llena de curvas y de grava donde existen puntos en los que solo puede entrar un vehículo tan ancho como una bicicleta.

Carretera de montaña de Tianmen

Es, posiblemente, una de las carreteras de montaña más espectaculares que podemos encontrar en el planeta. Ubicada en el Parque Nacional de Tianmen, en Hunan (China), se trata de una espectacular carretera de 11 kilómetros y 99 curvas, muchas de ellas verdaderas horquillas cerradas, con las que podemos ir coronando un camino que acaba de manera espectacular: en la cueva de Tianmen, un agujero natural en la montaña de 132 metros con el que concluimos tan espectacular paseo.

Garganta del Dadès

Se trata, prácticamente, de una carretera esculpida por la propia naturaleza. Es un profundo barranco localizado en el Alto Atlas, en Marruecos, donde los vientos y el agua del río Dadès han dado una forma al paisaje que ha sido aprovechada por el ser humano para construir una carretera de 63 kilómetros. Es espectacularmente bella en la parte del pequeño puerto de montaña de la zona, donde aparecen increíbles curvas de 180° con grandes pendientes y con unas vistas únicas hacia el propio cañón y a formaciones rocosas esculpidas por la acción del viento.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Coches
El redactor recomienda