AL VOLANTE DE UN COCHE ÚNICO EN EL MERCADO

Porsche Taycan un deportivo eléctrico de otra dimensión

Con la más avanzada tecnología basada en 800 V, con capacidad de carga hasta 270 kW y con cambio de dos velocidades

Foto: Muy bajo, muy potente y ligero, con el centro de gravedad también muy bajo le convierten en un coche excepcional.
Muy bajo, muy potente y ligero, con el centro de gravedad también muy bajo le convierten en un coche excepcional.

Con la llegada al mercado del Porsche Taycan la automoción da un notable paso adelante. Este modelo va mucho más allá de un simple deportivo 100% eléctrico. Es un nuevo concepto de automóvil, mucho más dinámico, por supuesto, pero también más sostenible y tecnológico. Un vehículo espectacular con el que hemos podido hacer una amplia toma de contacto y el resultado es sorprendente. Lo peor es su precio, que parte de109.063 euros, aunque para el primer trimestre de 2021 se ofrecerá una variante de acceso por debajo de los 100.000 euros con propulsión trasera.

Antes de asistir a la presentación nacional de este modelo, sus datos ya me impresionaban. Las cifras de aceleración, su velocidad o su potencia son espectaculares, como no podría ser de otra forma en un vehículo de la marca Porsche. Pero una vez conducido diría que este modelo se posiciona en otro nivel no conocido hasta ahora. Es muy fácil hacer un coche eléctrico y poner muchos caballos, Y para conseguir más autonomía, poner más batería. Todo eso tiene un coste elevado, pero sobre todo un mayor peso y una menor eficiencia.

Porsche ha conseguido con el nuevo Taycan hacer un coche muy ligero, con muchas baterías y también muy potente. La versión más potente de la gama actual ofrece 760 caballos, pero sinceramente creo que le sobran como mínimo 300 caballos. La razón es muy clara, un Porsche con un motor térmico tiene una potencia nominal, siempre elevada pero sobretodo tiene una gran cifra de par motor.

Puesto de conducción similar al del resto de los Porsche, incluyendo el selector de modos de conducción.
Puesto de conducción similar al del resto de los Porsche, incluyendo el selector de modos de conducción.

En un motor de gasolina, esa cifra de par la ofrece por encima de un régimen de giro y hasta que no llega a esas revoluciones ofrece menos par. En este caso, el par es impresionante y está disponible desde el momento mismo en el que pisamos el acelerador. Esa capacidad de aceleración de verdad impresiona. Por todo ello, circular por una carretera con un coche como el Taycan es como hacerlo en una nave espacial.

El concepto de hacer un adelantamiento es algo diferente a lo que se puede sentir con cualquier otro vehículo. Y lo digo después de haber conducido Lamborghini Aventador o Ferrari 812 Superfast con 800 caballos. Esos dos coches son muy rápidos pero tienen un cierto retraso en la entrega de par, la necesidad de cambiar de marcha aunque tenga un cambio automático y lo haga él solo. En este caso solo hay dos marchas, algo parecido a corta y larga, y las cuatro ruedas aceleran con toda su fuerza desde el principio.

La razón de esta capacidad de aceleración tan salvaje son sus dos motores uno en el eje delantero y otro en el trasero, con una potencia combinada que oscila entre 435 y 760 caballos según la versión. La batería con más capacidad, de 93 kWh, pesa 640 kilos y va situada en el suelo entre los dos ejes. Pero es que todo el resto del coche solo pesa 1000 kilos pese a ser una berlina grande, sus grandes ruedas o su completo equipamiento.

Con ello tenemos un vehículo que es como un sueño para un ingeniero de automoción. Cuatro ruedas motrices, un reparto de par independiente sobre cada rueda, un reparto de pesos prácticamente del 50 % en cada eje, a lo que se suma un centro de gravedad muy bajo por llevar esos 640 kilos casi pegando con el suelo.

Muy moderno, elegante y con muchas pantallas. Así es el interior del nuevo Porsche Taycan.
Muy moderno, elegante y con muchas pantallas. Así es el interior del nuevo Porsche Taycan.

Les decía que casi le sobran 300 caballos, al menos desde mi punto de vista, con mis manos al volante y con las limitaciones que hay en las carreteras por el tráfico y por los límites legales de velocidad. He podido conducir en esta primera toma de contacto la variante Turbo con una potencia de 680 caballos que me pareció absolutamente brutal. Pero es que todavía hay una variante por encima que es el Turbo S que llega hasta 761 caballos.

La segunda parte de la toma de contacto la hice con la versión de acceso a la gama, la variante Taycan 4S, que ofrece 435 caballos (con overboost llegan hasta los 530 caballos). Sin duda, si yo tuviera que elegir qué Taycan comprar, optaría por la versión menos potente. Una pequeña aclaración, lo de Turbo es solo una denominación, aunque por supuesto no tiene turbo ni nada parecido, solo motores eléctricos y batería de iones de litio.

Desde 435 CV

Esta es la gama inicial del Taycan siempre con tracción a las cuatro ruedas, el S4S de 435 CV, el Turbo de 680 CV y el Turbo S de 760CV. Las variantes Turbo y Turbo S tienen una misma potencia nominal, 625 caballos, pero con el Overboost, el Turbo llega hasta los mencionados 680 CV y el Turbo S hasta 761 CV. A principios del año que viene llegará una nueva variante de acceso. Ese Taycan de base contará con propulsión trasera, unas baterías más pequeñas y un precio que se situará en el mercado español por debajo de los 100.000 euros, incluyendo impuestos.

La puesta en el mercado del Taycan sin duda es un gran órdago por parte de la marca alemana, en favor de la electrificación. Es un desarrollo completamente nuevo, en el que se ha partido de cero para hacer un coche eléctrico pero manteniendo la filosofía y los estándares propios de Porsche. La marca fabricante de vehículos deportivos ha tenido siempre en su ADN no solo hacer coches muy rápidos, muy deportivos, sino también vehículos con la tecnología más avanzada capaces de reducir al máximo su consumo de carburante.

El Taycan puede cargar hasta 270 kW en un punto de carga ultrarrápido.
El Taycan puede cargar hasta 270 kW en un punto de carga ultrarrápido.

En este sentido, el Taycan es el primer paso de una gran ofensiva eléctrica. No hay que olvidar que Porsche presentó a principios del siglo pasado un vehículo eléctrico, el Lohner/ Porsche, que funcionaba con dos motores, uno en cada rueda delantera, y gracias a una gran batería trasera. La historia más reciente de electrificación de Porsche pasa por las variantes híbridas enchufables, de las que ya se ofrecen en el mercado en estos momentos tres opciones, en Panamera, Cayenne y Cayenne Coupé.

Tras el Taycan que hemos conducido ahora, y que el año que viene ampliará su gama con la variante de acceso y tracción trasera, llegará el Taycan CrossSport. Es una variante con carrocería de tipo Shooting Break, una especie de familiar pero con su parte trasera en caída y muy deportiva. Y el siguiente paso de la electrificación, el tercer Porsche eléctrico, será la nueva generación del Macan, un vehículo que esta generación se ha ofrecido con versiones diesel y de gasolina pero que cambiará radicalmente para ser otro coche eléctrico.

Por lo que respecta a sus precios, lógicamente son muy elevados. Porsche es una marca muy exclusiva y esa exclusividad también viene por su precio. Pero es un coche también muy tecnológico y toda esa tecnología hay que pagarla. Incorpora una batería de 93 kWh y un sistema eléctrico que funciona a 800 V. Eso hace que repartidos por todo el vehículo haya numerosos convertidores para pasar los 800 V del sistema a los 400 de otros sistemas, los 48 V del chasis activo o los 12 V que requieren otros equipos del vehículo.

Otro aspecto clave en el Porsche eléctrico es el tema de la recarga. Este vehículo, que se ha posicionado como una nueva referencia del vehículo eléctrico más avanzado, se puede cargar tanto con corriente alterna como con continua y con una capacidad máxima de 270 kW. Lo más curioso es que tiene dos tomas de carga, la de la izquierda para corriente continua y los súper cargadores más potentes, mientras que a la derecha encontramos una toma de corriente alterna pensada para poderlo conectar en un wallbox o en un punto de carga doméstico. En este último caso necesitaremos muchas horas para poderlo cargar, pero siempre queda esa posibilidad.

Por lo que respecta a sus precios, en la gama Taycan en estos momentos hay tres opciones disponibles:

Porsche Taycan 4S 435 CV, 109.063 euros

Porsche Taycan Turbo, 680 CV, 156.374 euros

Porsche Taycan Turbo S, 7 190.254 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios