PRUEBA VOLKSWAGEN GOLF E-TSI FIRST EDITION

Llega el nuevo Golf: un compacto dinámico, tecnológico y eficiente

Esta versión combina un motor 1.5 TSI de 150 CV con desconexión de cilindros con el sistema mild hybrid

El Volkswagen Golf es una leyenda viva del sector del automóvil, que lleva en el mercado 45 años y que cada día agranda su leyenda. Esta octava generación ofrece un estilo bastante continuista, como no podría ser de otra forma, pero al mismo tiempo incorpora detalles estéticos innovadores como su frontal, con una gran parrilla inferior y con unos faros muy estrechos equipados con tecnología LED y opcionalmente Matrix LED.

Si en su exterior no hay unos cambios excesivos, donde si se aprecian mucho es en el interior, y sobre todo en el puesto de conducción. Del cuadro de instrumentos analógico pasamos a uno digital unido con la pantalla de la consola central formando un conjunto muy moderno y avanzado. Un aspecto que llama poderosamente la atención en su interior es que en lugar de algunos de los botones característicos de todos los vehículos, éstos se han visto sustituidos por dos conjuntos de teclas.

Por una parte bajo la pantalla de la consola central encontramos cuatro botones para gestionar los modos de conducción, la climatización, el asistente de aparcamiento y los asistentes de ayuda a la conducción. En el otro conjunto de botones, situado a la izquierda del volante, encontramos todos los mandos relacionados con la visibilidad. Ahí tenemos no solo los diferentes modos de iluminación sino también los faros antiniebla delanteros y traseros. E igualmente se incluyen aquí tanto el desempañado del cristal delantero como el de la luneta trasera.

El cuadro instrumentos, digital, es configurable con distintas visiones por parte de su conductor y ofrece mucha información, fácilmente interpretable. Quizá yo destacaría que hay que acostumbrarse bastante al coche antes de poder sacar todo el partido a la gestión de los sistemas de ayuda a la conducción, la climatización o los modos de conducción. Y no me termina de convencer demasiado que haya que presionar unas teclas pequeñas cuando se está circulando.

Lo más llamativo de su interior es su instrumentación con el cuadro digital unido a la pantalla de la consola central.
Lo más llamativo de su interior es su instrumentación con el cuadro digital unido a la pantalla de la consola central.

Esta versión First Edition de lanzamiento del modelo incluye unos asientos magníficos. Están acabados en Alcántara y ofrecen una sujeción del cuerpo muy buena, en todo tipo de trazados. También la calidad de terminación en general del vehículo es muy destacable. La parte superior del salpicadero está terminada en material blando, muy agradable al tacto y seguro. Sin embargo, en la parte inferior si encontramos algunos plásticos más duros.

Un aspecto en el que destaca el nuevo Golf es que ofrece una habitabilidad más que razonable para sus dimensiones. Las plazas traseras son bastante amplias, aunque como ocurre en todos los vehículos del segmento compacto, la plaza central trasera es más incómoda y dura, Y también algo más estrecha que las dos laterales.

En cuanto a su maletero, los 380 litros que homologa son bastante buenos dentro del segmento. Además, tiene unas formas muy regulares lo que hace que su carga sea muy fácil. Tiene un fondo que se puede situar en dos posiciones para conseguir el máximo espacio o dejar una parte escondida para llevar cosas fuera de la vista. También es muy sencillo el plegar los asientos de la segunda fila para aumentar la capacidad de carga en una circunstancia concreta.

Pero vayamos con la conducción. Este vehículo incorpora un sistema mild hybrid basado en un conjunto motor de arranque/alternador que aporta eficiencia al vehículo. Gracias a este sistema, es mucho más fácil el arranque y permite circular en modo a vela con más frecuencia aprovechando al máximo la eficiencia de este sistema mild hybrid. Además, la opción de poder desconectar automáticamente dos de los cilindros cuando no hace falta toda la potencia disponible del motor también permite ahorrar suficiente carburante. La marca habla de que con estas dos medidas se consigue un ahorro cercano al 10% del consumo.

Consumos

Es un coche, este Golf e-TSI, que ofrece una buena cifra de consumo, por debajo de los 5 litros si hacemos una conducción normal por carretera. Pero es un motor en el que su consumo depende mucho de la conducción que hagamos en cada momento. Para sacarle el máximo partido hay que hacer una conducción muy inteligente, utilizando muy bien los tiempos, levantando el pie del acelerador en el momento justo, manteniendo la distancia de seguridad para evitar acelerones imprevistos.

Llantas específicas de esta versión para mejorar su aerodinámica y con ello reducir el consumo.
Llantas específicas de esta versión para mejorar su aerodinámica y con ello reducir el consumo.

Si hacemos eso estaremos, como les digo, por debajo de los 5 litros, pero si hacemos una conducción más agresiva, más de acelerar y frenar en todo momento, podemos estar en los seis y medio e incluso por encima de esta cifra en carretera. En cuanto al uso en ciudad este modelo no consigue una cifra excesivamente buena, no se puede comparar con los modelos híbridos de verdad de otros fabricantes.

En este caso, pese a que tiene un sistema para que se apague el motor en las detenciones etc. no bajaremos de los 7 litros. Eso si, lo que tenemos es un coche que permite rodar con agilidad, que tiene un comportamiento dinámico excelente y que parece que funciona como si fuera sobre raíles cuando rodamos por carreteras viradas. Es muy difícil sacar de su trayectoria un Golf como este por su anchura de vías, por su esquema de suspensiones y por su altura, ya que es un coche muy bajo y también con el centro de gravedad en una posición baja.

Es delicioso el poder conducir este Golf con alegría por una carretera de curvas, porque es donde un Golf de octava generación demuestra todas sus posibilidades. Aunque, la verdad, esta variante e-TSI no parece que sea la más adecuada para una conducción como esa, más deportiva. Esta versión del Golf, con tecnología mild hybrid, es la ideal para una persona que quiere hacer una conducción eficiente, inteligente, pendiente de las distancias con los coches de delante y no para un conductor que busca prestaciones. Para eso hay versiones diesel o de gasolina mucho más apropiadas, más rápidas y con unos consumos también muy razonables. Y para los que puedan optar al GTI por su precio, es el rey de las prestaciones en este segmento.

Ficha técnica

Motor: 4 cilindros en línea con turbo

Potencia máxima: 150 CV a 5.000 rpm

Par máximo: 250 Nm desde 1.500 rpm

Cilindrada: 1.498 cc

Combustible: gasolina

Velocidad máxima: 224 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h, 8,5, segundos

Caja de cambios: automática de 7 marchas de doble embrague

Tracción: Delantera

Consumo homologado WLTP en ciclo combinado 5,7 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,28 x 1,79 x 1,46

Capacidad maletero: 380 litros.

Peso en vacío: 1.345 kg.

Precio: 31.500 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios