Opel Corsa-e, una interesante oferta española de electrificación
  1. Motor
A LA VENTA DESDE 22.950 EUROS CON AYUDAS

Opel Corsa-e, una interesante oferta española de electrificación

Con un motor de 136 caballos ofrece agilidad en ciudad y carretera y hasta 337 km de autonomía homologada

Foto: En acción el nuevo Opel Cosa-e que apenas aporta cambios estéticos respecto a las versiones térmicas.
En acción el nuevo Opel Cosa-e que apenas aporta cambios estéticos respecto a las versiones térmicas.

La electrificación empieza a ser ya una realidad en el mercado español y un buen ejemplo es el nuevo Opel Corsa-e, un vehículo que se fabrica en España, en la planta de Figueruelas, un modelo del segmento B, de 4,06 m de longitud, que proporciona una autonomía de hasta 337 km homologados y con un precio que, con ayudas y descuentos, parte de los 22.950 euros.

Opel, integrada en el Grupo PSA, tiene una ventaja competitiva muy importante en sus vehículos eléctricos del segmento B por la flexibilidad de su producción. Mientras que otros fabricantes apuestan por lanzar modelos eléctricos diferentes respecto a los modelos equipados con motor térmico, en el caso de Opel es el mismo Corsa, con la misma carrocería, el mismo interior salvo pequeños detalles. Y eso permite abaratar costes.

Pero sobre todo proporciona una ventaja importante de flexibilidad. Si ahora la demanda de coches eléctricos, y en concreto de este Corsa, puede ser de un 5 %, la cadena fabrica ese 5 %, pero si en tres meses la demanda aumenta hasta el 30 %, solo hacen falta pequeños ajustes en la fábrica para poder cambiar la cadencia de producción. Por ello el Opel Corsa-e es un modelo muy importante para el futuro de la marca alemana, y además es un coche que se fabrica en exclusiva para todo el mundo en España.

placeholder Interior del Opel Corsa-e que aporta pequeños cambios respecto a los Corsa con motor térmico.
Interior del Opel Corsa-e que aporta pequeños cambios respecto a los Corsa con motor térmico.

Con este modelo tan importante hemos podido hacer una primera toma de contacto por las carreteras de la Sierra de Madrid. Y es que este coche es mucho más que un urbano eléctrico centrado en la utilización urbana, con pocas posibilidades de salir a carretera. En este caso, es un coche más del tráfico, que puede circular muy bien por ciudad con su etiqueta "0 emisiones" pero también hacerlo en carretera con bastante eficiencia.

Hemos hecho un primer contacto saliendo de la fábrica de Villaverde en Madrid. La autonomía que marcaba nuestro vehículo en el momento del arranque era de 220 km. A partir de ahí nuestro recorrido circulaba por la M 40, con una velocidad limitada a 100 km/h, y por la carretera A6, con un límite de 120 km/h, además de una última zona de carretera de segundo orden y límite de 90 km/h. Es decir un recorrido combinado que sería ideal para un coche con motor térmico pero que este Corsa demostró que también era un buen terreno para un eléctrico.

Al volante

Después de recorrer más de 145 km de prueba, nuestro marcador de autonomía todavía marcaba 130 km restantes. O lo que es lo mismo, habíamos recorrido 145 km pero en realidad solo habíamos "gastado" 90 km de autonomía. Lo mejor es que nuestra conducción fue similar a la de un coche con motor térmico, sin limitaciones de ningún tipo. Es más, ni siquiera quitamos el aire acondicionado para conseguir una cifra más positiva. Igualmente utilizamos los tres modos de conducción para poder comprobar su funcionamiento en cada uno de ellos, los modos Eco, Normal y Sport.

Foto: Estas son las primeras imágenes oficiales del nuevo Opel Mokka-e que llegará a los concesionarios en 2021.

Lo mejor del Opel Corsa-e es que tiene una conducción muy sencilla. En este caso no hay tecnologías complicadas, no hay manejo con un solo pedal. Las únicas opciones disponibles son seleccionar entre los tres modos de conducción con un selector que encontramos por detrás de la supuesta palanca de cambios a la derecha. La caja de cambios no es tal, porque el coche solo tiene una marcha, como casi todos los eléctricos. Eso sí, emplea una palanca similar a la que llevan las versiones automáticas del Opel Corsa con motor térmico, la EAT8.

Las posibilidades para mejorar la autonomía del vehículo son básicamente dos. Por un lado seleccionar el modo Eco, lo que permite reducir la potencia del motor, que normalmente es de 136 caballos y que en este caso se reduce en torno a un 30 %. Pese a ello y según pudimos comprobar en nuestra toma de contacto, el coche acelera con bastante agilidad.

placeholder Radiografía del Opel Corsa-e donde se aprecia dónde se sitúan las baterías.
Radiografía del Opel Corsa-e donde se aprecia dónde se sitúan las baterías.

El otro modo de mejorar la autonomía es seleccionar el modo "B" en la palanca de cambios. Además del modo "D" podemos mover la palanca una posición más hacia atrás, en cuyo caso aumenta la regeneración energética. Si normalmente, cuando levantamos el pie del acelerador, el coche va a vela y recorre bastante distancia, en este caso lo que hace es aumentar la retención lo que produce electricidad pero hace que el coche se frene.

Su comportamiento dinámico es muy agradable. Por un lado tenemos su buena capacidad de aceleración gracias a que, como todos los eléctricos, el par máximo está disponible desde el momento en el que aceleramos. También importante que su equipo de baterías va situado en el piso del vehículo, bajo los asientos, lo que hace que el centro de gravedad esté más bajo. Y por si todo esto fuera poco tiene otro detalle destacable y es que la suspensiones son más duras, para aguantar el mayor peso del vehículo. Esto también repercute en un comportamiento más dinámico y que el coche vaya más pegado al suelo.

Hasta 150 km/h

Un detalle que conviene tener en cuenta es que, como todos los vehículos eléctricos, su velocidad máxima está limitada. En este caso el límite está en 150 km/h para poder asegurar la mejor autonomía. En cuanto a sistemas de recarga ofrece todas las posibilidades. De serie incorpora un cable para el enchufe doméstico de 1,8 kW con el que tardaríamos en cargarlo 25 horas.

Si montamos un WallBox de 7,4 kWh, que Opel regala si se financia la operación del vehículo, el tiempo de recarga sería de siete horas y media, mientras que en un WallBox de 11 kWh, el tiempo se reduce hasta cinco horas y cuarto. Lo más importante es que también se puede recargar en un cargador rápido de 50 kW, en cuyo caso se tardan 60 minutos para recargar el 80 %. La potencia máxima a la que se puede recargar el vehículo es de 100 kW.

El Opel corsa que tiene una gama muy reducida ya que solo se ofrecen dos versiones de terminación. La versión de acceso es el Corsa Edition-e que tiene un precio recomendado sin descuentos de 31.200 euros y por encima el Corsa Elegance-e que sube hasta los 33.100 euros. Estos precios no incluyen la campaña de lanzamiento y los planes de ayudas oficiales, Renove o Moves II, que pueden llegara hasta 9.300 euros. El precio de partida, con todas las campañas incluidas, se queda en 22.950 euros.

Coches
El redactor recomienda