PRUEBA PEUGEOT 208 PURETECH 100 CV

Cómo el eficiente Peugeot 208 es el mejor coche heredero del mítico 205

Probamos la versión de 100 caballos del Peugeot 208, un coche urbano moderno, seguro y muy tecnológico que retoma las virtudes del 205

Con el nuevo Peugeot 208, la marca francesa retoma el camino de aquel legendario 205 que a comienzos de la década de los ochenta se convirtió en la referencia en el segmento de los vehículos urbanos. Tras un 206 bastante continuista y un 207 que quiso ser más grande y moderno, ahora llega un nuevo 208 que retoma aquellas virtudes del 205 original, al que aporta la tecnología más avanzada, sistemas de seguridad, de ayuda a la conducción y un comportamiento dinámico más preciso. Y todo ello con mecánicas mucho más eficientes que las de aquel modelo que marcó su tiempo en los años ochenta y noventa.

Peugeot ha renovado su gama de vehículos urbanos con un nuevo 208 que retoma la herencia del original 205 y con un 2008 que cambia mucho con respecto a su antecesor, que era más redondeado, y que ahora utiliza la misma línea de diseño y de dinamismo que sus hermanos mayores del segmento todocamino, el 3008 y el 5008.

Pero hablemos del nuevo 208, que ofrece una estética mucho más moderna pero con un unas líneas y proporciones muy similares a las del 205. Me gusta ese pilar trasero en el que hay una forma redondeada que recuerda aquella de las versiones más deportivas del 205, los GTX y GTi, aunque en este caso, de momento, no tiene ninguna indicación deportiva.

En su interior encontramos un vehículo con unas dimensiones bastante razonables si tenemos en cuenta que mide solo 4,05 m de longitud total. Las plazas traseras no tienen demasiado espacio para las piernas, pero son razonables para las dimensiones del vehículo. Su maletero, con 310 litros, está en la media del segmento y además es muy aprovechable. También destacable que bajo el piso del maletero no encontramos un kit antipinchazo como es habitual, sino que hay una rueda de repuesto de emergencia, que siempre es una buena opción.

El puesto de conducción muy tecnológico con el i-cockpit 3D.
El puesto de conducción muy tecnológico con el i-cockpit 3D.

Aunque sin duda los cambios principales están en su puesto de conducción. El 208 estrena el nuevo i-cockpit 3D que aporta un cuadro de instrumentos 100% digital con pantalla de 10 pulgadas con visión en tres dimensiones, lo que le hace muy innovador y muy agradable al conductor. También una pantalla en la consola central de ocho pulgadas con la que se gestionan todos los sistemas del vehículo. Y todo ello sin olvidar un volante más pequeño y achatado tanto por la parte superior como por la inferior.

Les decía de su tecnología, que no tiene comparación con la de aquel 205. En este caso encontramos un coche que pese a su precio ajustado está muy bien equipado: control de crucero, limitador de velocidad, selector de modos de conducción disponibles de serie, lo mismo que la frenada de emergencia, el aviso de poca distancia de seguridad o el aviso de cambio de carril. Además, ofrece opcionalmente el control de crucero adaptativo que supone 500 euros de sobrecoste. Y también dispone de lector de señales y de otras tecnologías para ayudar al conductor a hacer los desplazamientos más seguros.

En cuanto a su mecánica la gama también es muy tecnológica porque a las variantes diesel y de gasolina habituales se suma una versión 100% eléctrica que supone una revolución en este segmento. Dada la evolución del mercado, con la caída de las ventas de los diésel, solo se ofrece una variante de este tipo en la gama, de 100 caballos. En cuanto a gasolina, son tres las opciones 75,100 y 130 caballos. Todas ellas, de la familia Puretech basadas en un motor de 1,2 litros y tres cilindros.

Un guiño de diseño a los 205 GTX y GTi de los años ochenta.
Un guiño de diseño a los 205 GTX y GTi de los años ochenta.

Nuestra prueba la hemos hecho con la versión intermedia, que creo que es la más razonable para un usuario normal. El de 75 quizá se queda muy justo pero el de 100 ofrece un buen rendimiento y unas prestaciones muy razonables para este modelo. Cuenta con una caja de cambios manual de 6 marchas, que permite sacar todo el partido del motor, con movimientos rápidos de la palanca. Y como parte de su nivel tecnológico, esta versión de 100 caballos ofrece como opción el cambio automático de ocho marchas, EAT8. En cuanto a sus consumos, el valor homologado parte de los 5,5 litros según el ciclo WLTP, pero haciendo una conducción suave podemos estar en el entorno de los seis litros.

Con el 208 nuevo la marca Peugeot tiene un modelo muy interesante dentro del mercado del coche urbano por sus dimensiones, por su comportamiento dinámico y sobre todo por la cantidad de tecnología que incorpora. Lo malo de este modelo es que tiene al enemigo en casa. Y es que las personas que antes compraban un modelo urbano pequeño como el 208, ahora optan por un todocamino pequeño, también pensado para la ciudad pero un poco más alto y más confortable. Por ello, el Peugeot 208 tiene en el Peugeot 2008 su gran rival... Pero todo queda en casa.

Ficha técnica

  • Motor: tres cilindros en línea.
  • Potencia máxima: 100 CV a 5.500 rpm.
  • Par máximo: 205 Nm desde 1.750 rpm.
  • Cilindrada: 1.199 cc.
  • Combustible: gasolina.
  • Velocidad máxima: 188 km/h.
  • Aceleración de cero a 100 km/h: 10,9 segundos.
  • Caja de cambios: manual de seis marchas.
  • Tracción: delantera.
  • Consumos homologados WLTP (combinado/velocidad baja/media/alta/muy alta): 5,5/7,0/5,8/4,7/5,4 litros.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,05 x 1,74 x 1,43.
  • Capacidad maletero: desde 310 litros.
  • Peso en vacío: 1.170 kg.
  • Precio: 17.450 euros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios