A LA VENTA ENTRE 14.740 Y 26.500 EUROS

Volkswagen lanza el nuevo Polo, su modelo más español

Entre 2015 y 2019 se invertirán mil millones de euros en la factoría navarra para el lanzamiento de este modelo y de su variante todocamino, el T-Cross que llegará en 2019

Foto: El nuevo Polo es más largo y más ancho, lo que le hace bastante más dinámico
El nuevo Polo es más largo y más ancho, lo que le hace bastante más dinámico

Volkswagen lanza al mercado español la sexta generación del Polo, un vehículo fabricado en la planta española de Landaben desde la que se exporta el 90% de su producción a más de 50 países. En esta factoría salen cada día de la cadena de montaje 1.408 unidades, con un ritmo de cadencia de 56 segundos por coche. Desde el momento en el que comienza su producción un vehículo tarda 17 horas hasta salir completamente terminado.

Es por ello una de las factorías de coches más importantes de las instaladas en España, que ha contado con una fuerte inversión, de mil millones de euros desde 2015 hasta 2019, para la puesta en marcha de esta sexta generación del Polo, sin duda el más completo y tecnológico fabricado hasta la fecha. Esta inversión ha servido para poner al día las instalaciones, la automatización de muchos procesos de la zona de chapistería, pero también para los preparativos necesarios para la producción de un nuevo modelo en dicha planta.

Si desde la puesta en producción del Polo en Landaben, con la segunda generación que se inició en el año 1984, solo se ha fabricado un modelo en esta factoría, el Polo en sus distintas variantes de carrocería y generaciones, a finales de 2018 Landaben recibirá un segundo modelo. Se trata de un todocamino basado en la misma plataforma del Polo, la MQB A0. Este nuevo vehículo será parecido por tamaño al nuevo Seat Arona y su nombre será el de T-Cross.

Más robots en la planta
Más robots en la planta

En cuanto a su capacidad de producción, este año, por todos los cambios necesarios para el nuevo modelo la producción se va a reducir hasta los 250.000 vehículos, pero las previsiones para 2018 aumentan hasta las 300.000 unidades, mientras que el tope de producción, de 350.000 unidades con su capacidad al máximo podrían alcanzarse en el año 2019 ya con el nuevo T-Cross en producción.

Pero volvamos con el Polo, el gran protagonista de esta factoría por el momento. El pasado 17 de julio fue cuando empezó a fabricarse en estas instalaciones la sexta generación del modelo del grupo Volkswagen. En un principio fueron solo sus variantes de gasolina, pero ahora ya ha comenzado la producción también de las variantes diesel. Y pronto llegará el Polo GTi, la variante más deportiva.

El Polo es un modelo completamente nuevo, del que nuestros lectores tuvieron una amplia información durante la primera toma de contacto realizada en Hamburgo el pasado mes de septiembre. Sin duda los puntos clave son su mayor amplitud interior, como consecuencia del aumento de sus dimensiones exteriores, con 8 cm más de longitud, 7 cm más de anchura mientras que su altura es solo ligeramente inferior.

Detección de peatones
Detección de peatones

El resultado es un coche completamente diferente, mucho más amplio en su interior, también por su distancia entre ejes ampliada en otros 9 cm., y con un maletero de 350 litros que es la nueva referencia del segmento. Pero sobre todo es un coche mucho más dinámico que se ve también mejor asentado sobre la carretera gracias a esas nuevas dimensiones, a sus vías más anchas y al posicionamiento de sus ruedas en los extremos de la carrocería.

Por lo que respecta a su mecánica, la nueva gama cuenta con una amplia variedad de versiones de gasolina que comienzan en una variante de 65 caballos, por encima uno de 75, otro de 95, mientras que el tope de gama en el momento de su lanzamiento es el de 115 caballos. Todos ellos cuentan con un mismo grupo motriz de tres cilindros con un litro de cilindrada.

Las versiones diesel son las de 80 y 95 caballos, ambas basadas en el propulsor de 1,6 litros de cuatro cilindros. Estas han comenzado ahora su producción por lo que tardarán unas semanas en estar disponibles en los concesionarios de la marca. Y desde principios de año estará la variante más deportiva. Se trata del Polo GTi, un vehículo que cuenta con un motor de 200 caballos, que le proporciona un comportamiento muy dinámico y que sigue la tradición de unas siglas míticas en la marca alemana, primero con la saga del Golf y más tarde con su hermano pequeño, el Polo.

A todas estas versiones se añade otra muy importante, la que emplea como combustible gas natural comprimido. El grupo Volkswagen lleva años apostando por el empleo de este carburante como una alternativa más limpia y económica al uso de la gasolina y el gasóleo. En este caso del Polo se trata de una versión preparada en fábrica con el motor de 1 litro y tres cilindros que proporciona una potencia de 90 caballos y que permite un ahorro del coste de utilización cercano al 40%.

Asistente de salida de aparcamiento
Asistente de salida de aparcamiento

Este nuevo Polo es un vehículo muy tecnológico, que acerca el futuro de la automoción a un segmento más asequible del mercado. Es el modelo que estrena en el grupo Volkswagen la segunda generación del Digital Cockpit, un cuadro de instrumentos que en realidad es una pantalla digital de 12,3 pulgadas. Este sistema se puede configurar a gusto del conductor y es un elemento opcional. De serie el coche lleva un cuadro convencional con dos grandes relojes. También cuenta con un sistema de carga por inducción para el móvil, y con la máxima conectividad a través del smartphone.

Otro aspecto importante es su gran posibilidad de personalización. Ofrece una amplia gama de colores de carrocería, 14, que combinados con los diferentes colores del techo, los 12 tipos de llantas desde 14 a 18 pulgadas y los once tipos de tapicería hace que cada Polo pueda ser casi único. Además, se ofrecen tres niveles de acabado, los Editon, Advance y Sport. Y por si tiodo estos fuera poco, las dos últimas, Advance y Sport se pueden com,pletar con unos paquetes opcionales de equipamiento, los R-Line, Style o Black Style, además de otras inserciones decorativas.

Pero sin duda su aspecto más importante es el que se refiere a la seguridad. El nuevo Polo ofrece elementos importantes como el Front Assist con frenada de emergencia y detección de peatones, asistente de cambio de carril, control de crucero adaptativo que ajusta la velocidad automáticamente al tráfico, lector de señales, luces de LED asistente de ángulo muerto o asistente de salida de aparcamiento son solo algunos ejemplos…

En cuanto a sus precios, de momento la marca solo ha comunicado los de las variantes de gasolina de hasta 95 caballos. Y también el del GTi, de momento solo con el cambio DSG, ya que el manual llegará algo más adelante. Estos precios son los recomendados por el fabricante sin ningún tipo de descuento. La filial española explica que el precio de partida del nuevo Polo, con todas las campañas de descuento incluidas será de 11.600 euros.

Volkswagen Polo Edition 1.0 65 CV Manual, 14.740 €

Volkswagen Polo Edition 1.0 75 CV Manual, 15.300 €

Volkswagen Polo Advance 1.0 75 CV Manual, 16.050 €

Volkswagen Polo Advance 1.0 95 CV Manual, 17.030 €

Volkswagen Polo Advance 1.0 75 CV DSG 7 velocidades, 18.700 €

Volkswagen Polo Sport 1.0 95 CV Manual, 17.780 €

Volkswagen Polo Sport 1.0 95 CV DSG, 19.460 €

Volkswagen Polo GTI 2.0 200 CV DSG, 26.500 €.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios