SE DESVELARÁ EN EL SALÓN DE FRáNCFORT

Órdago de Seat en el segmento todocamino con el Arona

Es un coche basado en el nuevo Ibiza, pero 10 cm más alto, que ofrece la tecnología más avanzada y que permite un uso diario y un estilo más aventurero los fines de semana

Foto: Primera imagen oficial del nuevo Seat Arona.
Primera imagen oficial del nuevo Seat Arona.

Seat sigue adelante con su ritmo frenético de lanzamientos y tras el restyling del León a principios de año y el lanzamiento de un Ibiza completamente nuevo en primavera, ahora presenta su tercer modelo, el Arona. Se trata de una versión de estilo todocamino y basada en el nuevo Seat Ibiza, que hará su estreno oficial en septiembre en el próximo Salón de Fráncfort y que estará a la venta este otoño.

El segmento todocamino, y sobre todo el del todocamino pequeño, crece en los últimos meses a un ritmo muy fuerte en España y en toda Europa, hasta multiplicarse por cuatro desde 2015. El concepto del coche más alto, con más visibilidad, pero que se mueve básicamente por la ciudad por sus dimensiones exteriores reducidas, es una nueva tendencia a la que Seat se apunta con este nuevo modelo.

Lo que los técnicos de la marca española han buscado ha sido combinar las ventajas de sus dimensiones compactas para permitir un uso muy cómodo en ciudad, con las cualidades de los SUV para poder disfrutar fuera de la ciudad, incluso cuando se termina el asfalto. El Arona es, por ello, tan amplio, práctico y cómodo de lunes a viernes como aventurero, robusto o hasta deportivo durante el fin de semana.

Con el estilo del Ateca.
Con el estilo del Ateca.

El nuevo Ibiza ha supuesto una verdadera revolución entre los coches del segmento B, porque ofrece las tecnologías más avanzadas de seguridad y de ayudas a la conducción. Y este nuevo Arona toma todas estas ayudas y las hace propias para hacer de este nuevo modelo de la marca Seat un concentrado de tecnología.

Un detalle importante es que emplea la plataforma MQB-A0, la misma que monta el nuevo Ibiza y que pronto usará también el Volkswagen Polo. Gracias a ello, sus dimensiones exteriores son bastante compactas en cuanto a longitud, pero ofrece una muy buena anchura. Mide 4,14 metros, es decir 8 cm más que un Ibiza, pero también tiene 10 cm más de altura. Esto permite aumentar su altura libre al suelo para poder superar obstáculos cuando se circula por pistas forestales, pero también ha mejorado la cota de altura del nuevo Ibiza en su habitáculo. La banqueta de los asientos va 5 cm más alta que en el Ibiza, lo que aporta mejor visibilidad, y sobre todo un acceso más fácil al interior del vehículo. Y su maletero, con 400 litros, es la nueva referencia entre este tipo de vehículos, y todo ello pese a su longitud exterior bastante corta.

Otro aspecto clave en el nuevo Arona es su equipamiento de seguridad, algo que es también muy importante en el nuevo Ibiza. Entre los elementos más importantes señalar el asistente de frenada automática de emergencia, control de crucero adaptativo ACC, asistente de conducción autónoma en atascos, que actúa combinado con el ACC y el cambio DSG, o el asistente de arranque en pendientes.

Buena calidad percibida.
Buena calidad percibida.

También incluye detector de fatiga, sensores de lluvia y luces, frenada multicolisión, entrada y arranque sin llave, cámara de visión trasera de alta calidad y precisión, pantalla táctil de 8 pulgadas, cargador inalámbrico para el ‘smartphone’ con amplificador de señal GSM. Y por si todo esto fuera poco, además el Arona puede contar con alerta de tráfico trasero, detector de ángulo muerto y sistema de aparcamiento asistido Park Assist que funciona tanto en línea como en batería.

El nuevo SEAT Arona se ofrecerá con cuatro niveles de acabado, Reference, Style, Xcellence y FR. Los dos acabados más completos, Xcellence y FR tendrán el mismo precio de adquisición y mientras que el primero busca un enfoque más lujoso y elegante, en el segundo se ofrece un estilo más deportivo. Además, esta terminación FR incluye una suspensión adaptativa con dos ajustes y el Seat Drive Profile, que permite elegir entre cuatro modos de conducción, Normal, Sport, Eco e Individual.

Un detalle clave en este segmento es la personalización, que busca hacer coches distintos a los de cualquier otro cliente. El nuevo Seat Arona está dividido en dos: la parte baja de la carrocería por un lado y el techo más los pilares A y C por el otro. En la paleta de colores para la carrocería del Arona se añade el Eclipse Orange. El techo se ofrece en cuatro colores, gris, negro, naranja o del mismo color que la carrocería. Con ello hay 68 posibles combinaciones de colores. Y para remarcar el estilo más todocamino y aventurero, en la chapa del pilar C destaca el gráfico en forma de X.

Diez centímetros más alto.
Diez centímetros más alto.

A nivel mecánico, no hay muchos cambios respecto al resto de la gama Ibiza, con motores eficientes de 3 y 4 cilindros todos ellos de inyección directa, con turbocompresor e intercooler y sistema Start&Stop. En gasolina hay tres versiones, el 3 cilindros 1.0 TSI de 95 CV, que va unido a una caja de cambios manual de cinco velocidades. Por encima el 1.0 TSi de 115 CV, con un cambio manual de seis marchas o con el DSG de doble embrague y siete velocidades.

Y como tope de gama el 1.5 TSI de cuatro cilindros con 150 CV -con tecnología de desconexión activa de cilindros- reservado para el acabado FR y unido al cambio manual de seis marchas. En diésel, el conocido 1.6 TDI estará disponible con 95 o 115 CV. La versión de 95 CV se puede escoger con cambio manual de cinco velocidades o DSG de siete; el de 115 CV, con cambio manual de seis.

A mediados de 2018 llegará a la gama Arona el motor 1.0 TSI de 90 CV alimentado por Gas Natural Comprimido (GNC). Esta tecnología basada en el uso de gas natural comprimido es una nueva apuesta de Seat por las energías alternativas en un coche que puede utilizar indistintamente gas natural o, cuando se acaba este combustible, gasolina.

Seat mantiene su ofensiva de lanzamientos, a la que todavía le queda un modelo más que se mostrará antes de final de año, y para el que aún no hay nombre. Se trata del todocamino grande, por encima del Ateca, que se ofrecerá con cinco o siete plazas y que se lanzará al mercado a principios del próximo año. Con ello, en 2018 Seat tendrá una gama completamente nueva, con tres pilares diferentes, el del Ibiza, el de la familia León, y un tercer pilar que se ha formado con las tres versiones todocamino, con el Arona como modelo de acceso, con el Ateca como el SUV compacto y con el todocamino grande que se sitúa como el tope de la gama.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios