EQUILIBRIO FINANCIERO EN 800.000 COCHES/AÑO

El Grupo PSA prevé que Opel vuelva a la rentabilidad en 2020

Con el nuevo plan estratégico de la marca, PACE, habrá una notable reducción de costes y se electrificarán todas las gamas de modelos hasta el año 2024

Foto: Carlos Tavares, presidente del grupo PSA, a la izquierda, junto a Michael Lohscheller máximo responsable de Opel.
Carlos Tavares, presidente del grupo PSA, a la izquierda, junto a Michael Lohscheller máximo responsable de Opel.

Solo ocho meses después del anuncio de compra de Opel por parte del Grupo PSA, el consorcio francés ha anunciado su plan estratégico de futuro para la marca alemana basado en la reducción de costes, la electrificación de su gama en los próximos años y una rebaja de su punto de equilibrio financiero que se situará en los 800.000 vehículos anuales. Este ambicioso plan de futuro, conocido como PACE, prevé que Opel vuelva a conseguir beneficios en el año 2020.

Cuando se hizo el anuncio de manera sorpresiva a principios del mes de marzo de la adquisición de Opel, se vio como una buena solución tanto para el grupo PSA con la posibilidad de ganar peso en el mercado europeo, como para General Motors, propietaria de la marca alemana que solucionaba el problema de tener una marca que siempre daba pérdidas.

Sin embargo, para muchos expertos del sector se planteaba la duda de hacer viable el proyecto Opel dentro del Grupo PSA, sobre todo por la necesidad de diferenciar sus productos respect a los de las marcas Peugeot, Citroën y DS. Ayer, el consejero delegado de Opel, Michael Lohscheller, ha desvelado algunas de las claves del Plan PACE para lograr la viabilidad de Opel, en el futuro.

Durante la presentación del plan, Lohscheller destacó que el objetivo de este programa es restablecer los pilares financieros de la empresa, así como mejorar su competitividad y el crecimiento sostenible. En este sentido, Opel, junto a su filial británica Vauxhall, prevé lograr un margen operativo recurrente para la división de Automoción del 2% para 2020. Una cifra que el grupo prevé mejorar hasta un 6% en el año 2026. Para ello va a poder contar con unas notables sinergias por su integración en el Grupo PSA, que el directivo valoró en 1.100 millones de euros en el año 2020 y que aumentarán hasta los 1.700 millones en el 2026.

El Grandland X tendrá versión enchufable
El Grandland X tendrá versión enchufable

Como parte del Plan estratégico PACE, Opel tiene previsto electrificar todas sus líneas de automóviles para el año 2024. Cuatro años antes, en el 2020, la marca contará con cuatro líneas de producto electrificadas, entre las que se incluirán el todocamino compacto GrandLand X híbrido enchufable y la próxima generación del Corsa, que contará con una variante 100% eléctrica. Un coche fabricado en la planta española de Figueruelas.

El nuevo plan estratégico servirá también para rebajar el punto de equilibrio financiero de la empresa, que se situará en 800.000 ventas anuales, gracias a la colaboración con el consorcio automovilístico francés y a la creación de un modelo de negocio rentable. Uno de los puntos clave para lograr estas cifras es mejorar la competitividad de la marca y para ello se va a poner en marcha un plan de reducción de costes y gastos. El objetivo es lograr una reducción de los costes de 700 euros por vehículo en el año 2020, y para ello también mejorar la eficiencia en las áreas de marketing y de administración de la empresa.

Los nuevos modelos de Opel emplearán las dos plataformas del grupo PSA, la CMP para los modelos compactos del tipo Corsa o Mokka y la EMP2 destinada a modelos compactos como el Astra o los modelos más grandes. En cuanto a los motores, se va a comenzar la transición de los propulsores de General Motors empleados hasta la fecha en Opel a los nuevos motores del grupo PSA, tanto diesel como de gasolina, caracterizados por unos consumos y unas emisiones contaminantes realmente bajos.

Russelsheim será el centro de desarrollo de Opel
Russelsheim será el centro de desarrollo de Opel

Está previsto lanzar un todocamino que se fabricará en el centro de Eisenach (Alemania) en 2019 y un modelo del segmento D en la factoría de Rüsselsheim. Todos los modelos nuevos de la firma se diseñarán en Rüsselsheim para reducir gastos y las cadenas de tracción se optimizarán pasando de las 10 actuales a solo 4.

Opel también prevé fortalecer su negocio en el mundo de los vehículos comerciales, que viven un gran momento comercial por los nuevos operadores de ventas online. Para ello tiene previsto lanzar un nuevo Combo en 2018 mientras que dos años más tarde comenzará el lanzamiento de sus modelos electrificados en este sector del mercado. El objetivo del plan es aumentar un 25% sus ventas en vehículos comerciales en el 2020 con respecto a las cifras de cierre de 2017.

"El plan está diseñado con la clara intención de mantener todas las plantas de producción activas y evitar los despidos forzosos en Europa. La reducción necesaria y sostenible de los costes laborales se alcanzará con medidas responsables, como conceptos innovadores sobre el tiempo de trabajo, programas voluntarios o planes de jubilación anticipada", según explicó la compañía.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios