SOLO CINCO MESES DESPUÉS DEL PRIMER ANUNCIO

Opel y Vauxhall ya son marcas del grupo PSA

Con las cinco marcas ha logrado una cuota del 17% del mercado europeo y se prevé un ahorro de 1.700 millones de euros anuales por las sinergias

Foto: Michael Lohscheller presidente de Opel/Vauxhall y Carlos Tavares Presidente del grupo PSA a la derecha.
Michael Lohscheller presidente de Opel/Vauxhall y Carlos Tavares Presidente del grupo PSA a la derecha.

Solo han pasado seis meses desde que se hiciera el primer anuncio oficial de la compra de la marca Opel por parte del grupo francés PSA y se ha completado su integración definitiva. Desde ahora, y de manera oficial, el grupo PSA cuenta con cinco marcas, Peugeot, Citroën, DS, Opel y Vauxhall.

Fue el pasado 6 marzo, unos días antes de la apertura del Salón de Ginebra, cuando se hacía pública por primera vez la posibilidad de que la marca alemana Opel, integrada en la multinacional norteamericana General Motors, fuera adquirida por el grupo francés PSA. Posteriormente, y ya en el salón del automóvil, se hacían públicos los principales datos de este importante acuerdo.

Entonces, lo que los portavoces del grupo PSA anunciaban es que se abría un periodo de puesta en marcha del acuerdo que terminaría, antes de final de año con la integración definitiva de Opel, y su marca asociada Vauxhall, en el consorcio francés.

Esta fusión solo ha llevado cinco meses, mucho menos de lo previsto. Desde ahora, el grupo PSA tiene cinco marcas de automóviles diferentes, Peugeot, Citroën, DS, Opel y Vauxhall, y se ha creado un grupo industrial que es el segundo fabricante europeo de automóviles, solo por detrás del grupo Volkswagen. En el primer semestre del año este grupo ha logrado un 17% de cuota de mercado en Europa.

Grupo PSA ya tiene cinco marcas.
Grupo PSA ya tiene cinco marcas.

Sinergias

Solo queda pendiente la integración de la división financiera, que requiere otros trámites legales más largos. En este sentido, la compra de las operaciones europeas de GM Financial sigue su curso, sometida a la validación de las diferentes instancias reglamentarias, y finalizará en el segundo semestre de 2017.

Sin duda una de las claves de este acuerdo es el de las sinergias que va a suponer para las marcas, que desde el grupo PSA se estiman en unos 1.700 millones de euros cuando la integración funcione a pleno rendimiento. De momento, en los próximos 100 días se va a preparar un plan estratégico elaborado por los equipos de Opel/Vauxhall, con el apoyo del Grupo PSA.

La integración de Opel en el grupo PSA supone un importante acuerdo para ambas partes. Por un lado, General Motors se quita de encima un problema, porque la marca Opel ha perdido dinero los últimos 20 años. La razón es que el mercado europeo es muy competitivo y tratar de competir en igualdad de condiciones haciendo solo un millón de coches al año supone fuertes inversiones que nunca llegan a recuperarse.

Vista de la planta de PSA Peugeot Citroën en Vigo. (EFE)
Vista de la planta de PSA Peugeot Citroën en Vigo. (EFE)

Un millón de coches

Por el lado de PSA, la compra de Opel supone aumentar en un millón de coches sus ventas anuales, lo que le permite pasar a convertirse en el segundo grupo del automóvil en Europa. Conseguir aumentar en un millón de unidades sus ventas anuales le hubiera supuesto unas inversiones muy fuertes, que además no tendrían una garantía de poder lograr por la competencia del mercado.

Este 'closing' (cierre de la operación de compra) supone un paso fundamental en el desarrollo del Grupo PSA. En este sentido, el presidente del grupo francés, el portugués Carlos Tavares, ha destacado que “iniciamos junto a Opel y Vauxhall una nueva fase del desarrollo del Grupo PSA. Este proyecto se ha convertido en realidad en sólo algunos meses gracias al excelente trabajo de los equipos, a los que debo felicitar de manera efusiva. Sabremos aprovechar la oportunidad que se nos brinda de reforzarnos mutuamente y de conquistar nuevos clientes gracias a la puesta en marcha del plan de rentabilidad de Opel y Vauxhall”.

Para España esta fusión también es importante porque desde ahora el grupo PSA es el primer fabricante en España, al integrar tres factorías, la de Vigo, en la que se fabrican modelos de Peugeot y Citroën, la de Villaverde, en la de momento solo se fabrica el C4 Cactus, pero que en 202º tendrá asignado un nuevo modelo del grupo, y la de Figueruelas, en la que se fabrican modelos de Opel, el Corsa, el Mokka y el Crossland, además del Citröen C3 Aircross. Esta factoría es la primera del grupo que produce conjuntamente coches de Opel y de Citroën.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios