Volvo V90, un familiar muy elegante
  1. Motor
YA A LA VENTA POR UN PRECIO DESDE 47.713 EUROS

Volvo V90, un familiar muy elegante

Se ofrece con cinco motorizaciones desde 150 hasta 320 caballos y desde febrero también con una versión híbrida enchufable de 410 CV y 50 km de autonomía eléctrica

Volvo pone a la venta en el mercado español, su nuevo modelo familiar, el V90, con el que mantiene una larga tradición de hacer vehículos con carrocería familiar elegantes y muy seguros que dura ya más de 60 años. El esperado Volvo V90 tiene un precio de partida de 47.713 euros y una amplia gama de versiones, con tres motores de gasóleo y otros dos de gasolina.

Desde que Volvo lanzara el año pasado su nuevo XC90, integrado dentro de un nuevo plan estratégico y con la creación de una nueva plataforma modular específica para los modelos grandes, la marca sueca está creciendo como la espuma. En España, las ventas en 2015 crecieron un 30% y en lo que va de año, hasta octubre, acumula un 28% de crecimiento, muy por encima de lo que crece el mercado, con una previsión de cerrar este año con 13.000 unidades.

Tras el todocamino XC90 llegó el lanzamiento de la berlina grande, el S90, un vehículo que se caracteriza por un estilo lujoso y nórdico perfectamente diferenciado del que ofrecen los modelos premium alemanes con los que compite. Ahora, llega esta tercera entrega de la nueva saga 90, el familiar grande. Es un modelo realmente espectacular, con un diseño elegante y dinámico que aporta un volumen de carga que llega a los 560 litros.

Foto: Planta de Volvo en Chengdu, China

El V90 es un familiar de 4,94 metros de longitud, lo que hace que sea similar de tamaño al Audi A6 Avant, pero ligeramente más grande que sus otros dos rivales alemanes, el BMW Serie 5 y el Mercedes Clase E. Estéticamente, lo que llama la atención es que pese a ser un coche bastante grande, su capó muy bajo y su gran anchura transmiten una sensación de ser un coche muy dinámico y de estar muy bien asentado sobre el asfalto. Y por ello, este nuevo modelo puede competir en igualdad de condiciones con sus rivales alemanes, sobre los que aporta ese estilo nórdico, innovador, que no tienen sus competidores.

También destaca en este sentido su rejilla frontal con un gran escudo de Volvo en el que se esconden algunos de los sensores necesarios para todas las tecnologías de ayuda a la conducción instaladas en el coche. Esta rejilla contribuye a darle un aspecto de mayor anchura y de ir mejor asentado sobre el asfalto.

Pero donde estos modelos sorprenden más es en su equipamiento de tecnología y de seguridad activa. Además de todos los sistemas ya habituales en vehículos del segmento Premium, que los tiene todos, lo más destacable es el Pilot Assist, una función de conducción semiautónoma avanzada.

El sistema realiza suaves correcciones en la dirección para mantener el coche correctamente alineado dentro de las marcas del carril de la autopista. Este sistema funciona hasta unos 130 km/h. Lo más importante es que ya no requiere seguir al coche que circula delante. Con el Pilot Assist, Volvo da un paso más hacia la conducción autónoma, un área de innovación clave para la marca sueca. Gracias al Pilot Assist, el coche nos avisa de forma casi constante que debemos llevar las manos puestas en el volante, para recordarnos que no se trata de un coche de conducción autónoma real, sino que es un vehículo muy avanzado, que ofrece una muy buen y seguro manejo basado en la conducción asistida.

En cuanto a su gama de motorizaciones, el nuevo modelo familiar de Volvo se ofrece desde su lanzamiento con tres niveles de potencia en diesel y con otros dos en gasolina, a los que desde principio de año se añadirá una variante híbrida enchufable con más de 400 caballos. Son motores ya conocidos, con una gran fiabilidad mecánica y de consumos muy ajustados. Todos ellos son de cuatro cilindros, lo que ha permitido reducir notablemente los costes de desarrollo y de producción. Más adelante, la gama se ampliará con nuevas y eficientes variantes de tres cilindros.

El punto de partida en la gama del nuevo V90 es el que equipa el motor D3, un diesel de 150 caballos, con el que el coche sueco se mueve con bastante soltura, salvo que vayamos muy cargados. Por encima encontramos la variante con el motor D4 de 190 caballos, mientras que como tope de gama, en diesel, está la que equipa el motor D5. En este caso estamos hablando de un propulsor de 235 caballos con el que hicimos una parte de nuestro recorrido en la toma de contacto por carreteras riojanas y que funciona a la perfección.

Este motor, el D5, va siempre asociado con el cambio automático de ocho marchas, mientras que las variantes D3 y D4 se pueden adquirir con el cambio manual o con este automático de ocho marchas, de convertidor de par, que ofrece un muy buen funcionamiento. La diferencia de precio entre un manual y uno automático es de unos 2.500 euros.

Un detalle que me ha sorprendido es el gran silencio interior que proporciona este modelo de Volvo, incluso en las variantes diesel que hemos probado en esta primera toma de contacto, lo que contribuye a proporcionar a los ocupantes un gran confort acústico. El motor de gasóleo está muy bien aislado y puede pasar casi por un gasolina en este sentido, si lo analizamos desde el interior.

Como muchos clientes de Volvo lo que buscan es un vehículo de gasolina, la marca sueca ofrece dos interesantes variantes de este tipo, también en este caso basadas en un motor de 4 cilindros y 2 litros de cilindrada, en ambos casos con turbocompresor. Se trata de los conocidos T5 y T6. El primero, disponible con las dos cajas de cambio diferentes, manual o automática, mientras que el segundo, el tope de gama por el momento, solo está disponible con el cambio automático de ocho marchas.

La gama tendrá una variante más por la parte superior que estará disponible desde principios del próximo año, el T8. En este caso se trata de una versión híbrida enchufable para la que se anuncia una autonomía de 50 kilómetros en modo 100% eléctrico. En cuanto a su potencia, en el T8 se habla de 410 caballos una cifra combinada entre el motor de gasolina, el mismo de 320 caballos que emplea el T6, al que se añade un motor eléctrico de otros 117 caballos. Pero la potencia máxima utilizable simultáneamente es de 410 caballos.

En cuanto al sistema de tracción, mientras que los D3 y D4 solo ofrecen transmisión a las ruedas delanteras, el D5 solo está disponible con el sistema de tracción a las cuatro ruedas. Si hablamos de las variantes de gasolina, ocurre exactamente lo mismo, la versión T5 lleva tracción delantera mientras que el T6 cuenta de serie con la tracción 4x4. Y el T8, un poco más adelante, tendrá también su sistema de tracción 4x4.

Para el mercado español las previsiones son las de vender 650 unidades de la berlina S90 y otras 350 de esta variante V90. Lo más importante es que de la versión Cross Country basada en el nuevo V90, pero con un estilo más campero, con protecciones en los pasos de rueda y una mayor altura libre al suelo, se prevé un gran tirón de ventas. Y es que Volvo España prevé alcanzar las 1.000 unidades de este V90 XC, casi el triple que las del V90.

Estos son los precios oficiales recomendados por Volvo España para los nuevos V90 sin incluir descuentos ni campañas de lanzamiento. La diferencia de precio entre un manual y un automático es de unos 2.500 euros.

V90 D3 Momentum man. 47.713 euros

V90 D3 Momentum aut. 50.133 euros

V90 D3 Inscription man. 51.948 euros

V90 D3 Inscription aut. 54.368 euros

V90 D3 R-Design aut. 53.158 euros

V90 D4 Momentum man. 49.763 euros

V90 D4 Inscription aut. 56.418 euros

V90 D4 R-Design aut. 55.208 euros

V90 D5 AWD Momentum aut. 62.450 euros

V90 D5 AWD Inscription aut. 66.411 euros

V90 D5 AWD R-Design aut. 64.902 euros

V90 T5 Momentum aut. 56.750 euros

V90 T5 Inscription aut. 60.711 euros

V90 T6 AWD Momentum aut. 70.750 euros

V90 T6 AWD Inscription aut. 74.868 euros

V90 T6 AWD R-Design aut. 73.299 euros.

Volvo Tecnología Gasóleo Todocamino
El redactor recomienda