CON UN PRESUPUESTO DE 16,6 MILLONES DE EUROS

Industria prepara un nuevo Plan MOVEA operativo desde enero

Es un impulso para la adquisición de vehículos con energías alternativas, eléctricos, híbridos enchufables y movidos por gas natural o GLP

Foto: smart electric drive de car2go
smart electric drive de car2go

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo está preparando un borrador para la puesta en marcha el próximo 1 de enero de una nueva edición del Plan Movea, de impulso a los vehículos con combustibles alternativos, y que tendría un presupuesto de 16,6 millones de euros. El objetivo que se busca es recuperar el ritmo de crecimiento de las ventas de coches eléctricos que se ha paralizado con el fin del anterior Plan MOVEA.

Las ayudas del nuevo programa de incentivo a la adquisición de vehículos alternativos contarán con el mismo presupuesto que la versión previa y la estimación es que el borrador se apruebe entre los próximos meses de noviembre y diciembre, según una información publicada por 'La Tribuna de Automoción'. La intención del Gobierno en funciones es que los incentivos estén operativos al inicio del año próximo.

El anterior plan de incentivos para coches eléctricos se agotó a finales de verano y esto ha hecho que las ventas de este tipo de vehículos se hayan parado en los últimos días de septiembre. Si hasta el mes de agosto, con el plan todavía operativo, las ventas de coches eléctricos y movidos por energías alternativas ya suponían el 4% del mercado, en septiembre esta cifra se ha reducido hasta el 3,6 % del mercado global.

Y en el caso de los vehículos eléctricos, hasta agosto pasado incluido el mercado acumulaba un crecimiento del 98% con 2.945 unidades, mientras que en el mes de agosto el crecimiento fue de un 25%. Sin embargo, en septiembre, primer mes sin Plan MOVEA las ventas han caído un 2%.   

Reducción de emisiones
Reducción de emisiones

El nuevo plan MOVEA tendrá algunos cambios importantes, como el hecho de que la mayor parte del presupuesto se destinará a la adquisición de vehículos de bajo nivel de emisiones, mientras que la partida de infraestructuras se verá reducida. En la anterior edición del plan, esta partida destinada a sufragar todos los gastos de las infraestructuras para el uso del vehículo eléctrico o los movidos por gas no se utilizaron y tuvieron que ser reasignadas para ayudas a la compra de vehículos.    

Un aspecto importante es que se estudia cambiar los límites de ayudas establecidos en el reglamento de mínimos de la Unión Europea. En la actualidad una empresa no puede recibir más de 200.000 euros de ayuda en los últimos tres ejercicios fiscales, lo que impide que algunas firmas se beneficien de las subvenciones cuando matriculan una flota grande de vehículos. Por ello, Industria prevé reducir la cuantía de cada subvención a unos 4.000 euros para las empresas, mientras que los clientes particulares podrán optar a ayudas de 5.500 euros, la misma que tenían en la anterior edición del plan MOVEA vigente hasta ahora.

La electrificación del parque de vehículos se está intensificando en algunos de los principales países europeos, mientras que España se está quedando rezagada en este aspecto. Noruega prevé que no se vendan coches con motor térmico desde 2020, mientras que en Holanda la fecha se retrasa hasta 2025. La última en sumarse a estos ambiciosos planes para los coches eléctricos ha sido Alemania, donde ya se habla de no vender vehículos térmicos desde 2030.

Estos planes se ven acompañados en otros países de importantes partidas para la instalación de puntos de recarga y para el desarrollo de todas las infraestructuras necesarias para adaptar la movilidad a los nuevos vehículos cero emisiones, algo que de momento en España queda muy lejos. Y tener un Gobierno en funciones tampoco ayuda demasiado a estas nuevas inversiones tan necesarias.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios