Es noticia
Menú
Con la subida de los precios del gas natural, los fabricantes europeos miran a Estados Unidos
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
bENEFICIOS de la ECONOMÍA ESTADOUNIDENSE

Con la subida de los precios del gas natural, los fabricantes europeos miran a Estados Unidos

La guerra de Ucrania está haciendo subir los precios de la energía en Europa, mientras que los precios relativamente estables y los incentivos a la energía verde están atrayendo a las empresas a Estados Unidos

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las empresas europeas que fabrican acero, fertilizantes y otras materias primas de la actividad económica, golpeadas por la subida vertiginosa de los precios del gas, están trasladando sus operaciones a Estados Unidos, atraídas por unos precios de la energía más estables y por las cuantiosas ayudas gubernamentales.

Mientras las fuertes oscilaciones de los precios de la energía y los persistentes problemas en la cadena de suministro amenazan a Europa con lo que algunos economistas advierten que podría ser una nueva era de desindustrialización, el gobierno estadounidense ha dado a conocer una serie de incentivos para el sector industrial y la energía verde. Según los ejecutivos, esto da pie a un campo de juego cada vez más inclinado a favor de Estados Unidos, sobre todo para las empresas que apuestan por proyectos de fabricación de productos químicos, baterías y otros productos de alto consumo energético.

Foto: Imagen del gasoducto Nord Stream. (Reuters/Hannibal Hanschke)

"Irse a Estados Unidos es la opción más obvia", afirma Ahmed El-Hoshy, director ejecutivo de la empresa química OCI NV, con sede en Ámsterdam, que este mes anunció la ampliación de una planta de amoniaco en Texas.

Según los analistas, aunque la economía estadounidense se enfrenta a una inflación récord, a cuellos de botella en la cadena de suministro y a temores de desaceleración, ha salido de la pandemia con relativa fuerza, mientras China sigue aplicando los cierres de covid y Europa está desestabilizada por la guerra. El nuevo gasto de Washington en infraestructuras, microchips y proyectos de energía verde ha aumentado el atractivo comercial de Estados Unidos.

La empresa danesa de joyería Pandora A/S y el fabricante alemán de automóviles Volkswagen AG anunciaron expansiones en Estados Unidos a principios de este año. La semana pasada, The Wall Street Journal informó de que Tesla Inc. está deteniendo sus planes de fabricar células de baterías en Alemania, debido a que está estudiando la posibilidad de acogerse a los créditos fiscales previstos en la Ley de Reducción de la Inflación firmada por el Presidente Biden en agosto.

Foto: Las ministras de Transición Ecológica, Teresa Ribera (i); Política Territorial, Isabel Rodríguez García (d), y Sanidad, Carolina Darias (c), en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Europa sigue siendo un mercado deseable para la fabricación avanzada y cuenta con una mano de obra industrial cualificada, según los analistas e inversores. Con la demanda reprimida por la pandemia, muchas empresas que han visto explotar los precios de la energía en los últimos meses los han trasladado a los clientes. La cuestión es cuánto durará el aumento de los precios del gas natural.

Algunos economistas han advertido que los productores de gas natural, desde Canadá hasta Estados Unidos y Qatar, pueden tener dificultades para sustituir totalmente a Rusia como proveedor de Europa a medio plazo. De ser así, el continente podría enfrentarse a precios elevados, al menos para el gas, hasta bien entrado el año 2024, lo que amenazaría con hacer permanentes las cicatrices en el sector manufacturero europeo.

"Creo que pasaremos dos inviernos difíciles", opina Stefan Borgas, director general de RHI Magnesita NV. Añade que, si el continente no puede encontrar gas más barato o aumentar la energía renovable, "las empresas empezarán a buscar en otra parte".

Foto: Vladímir Putin, presidente de Rusia. (EFE/Ilya Pitalev)

La empresa austriaca, que fabrica materiales utilizados por empresas como las siderúrgicas para soportar el calor intenso, está gastando unos 8 millones de euros, equivalentes a unos 8 millones de dólares, en sus plantas europeas para que ciertos procesos funcionen con combustibles alternativos como el carbón o el petróleo. También está almacenando gas natural en instalaciones subterráneas alquiladas que antes eran propiedad de Gazprom, empresa controlada por el Kremlin, y que fueron confiscadas por el gobierno austriaco.

Borgas es optimista en cuanto a la demanda de acero en Estados Unidos, donde los incentivos también han mejorado las perspectivas de la energía verde. Fabricantes como RHI Magnesita consideran que el hidrógeno es la clave para sustituir los combustibles fósiles y reducir las emisiones en las plantas de Europa, Estados Unidos y otros países. Se espera que el gasto prometido por Washington en este tipo de proyectos impulse la producción de hidrógeno y acabe haciendo bajar su precio.

"También estamos aumentando nuestras inversiones [en EEUU] para estar con todos nuestros socios que están invirtiendo", explica. "Somos muy, muy positivos con respecto a Estados Unidos".

Foto: Instalaciones del Nord Stream 2 en Lubmin, Alemania. (EFE/Hannibal Hanschke)

La empresa luxemburguesa ArcelorMittal SA, que este mes declaró que recortaría la producción en dos plantas alemanas, informó de un rendimiento mejor de lo esperado por una inversión realizada este año en una instalación de Texas que fabrica hierro en briquetas en caliente, una materia prima para la producción de acero. En una reunión de resultados del pasado mes de julio, el consejero delegado Aditya Mittal atribuyó el valor de la instalación en parte a estar en una "región que ofrece energía altamente competitiva y, en última instancia, hidrógeno competitivo".

"Solo añadiría que también somos propietarios del 100% de la futura expansión de esa instalación", especificó Mittal.

Muchas empresas siguen siendo cautelosas a la hora de cambiar sus estrategias debido a la dificultad de construir proyectos como los fundidores de aluminio, que pueden costar miles de millones y tardar años en completarse.

Foto: Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, junto a Joe Biden, presidente de EEUU. (Reuters)

"Queda por ver si se trata de un cambio estructural o de uno de carácter temporal", estableció una portavoz del gigante químico alemán BASF, uno de los mayores compradores de gas natural de Europa, que ha recortado la producción en plantas belgas y alemanas.

OCI, que ha reducido su producción de amoníaco en Europa, ha aumentado las importaciones a sus instalaciones en el puerto holandés de Rotterdam. Para facilitar estos envíos, OCI está ampliando su planta de Beaumont (Texas) con una inversión valorada en "muchos cientos de millones" de dólares, según El-Hoshy, el director ejecutivo.

En la nueva planta, OCI fabricará amoniaco derivado del llamado hidrógeno azul, que se basa en el gas natural, y capturará el dióxido de carbono emitido por el proceso. Según El-Hoshy, la Ley de Reducción de la Inflación hizo más atractivo el acuerdo al ofrecer créditos para el almacenamiento de dichas emisiones.

Foto: Planta de gas en Bélgica. (EFE/ Stephanie Lecocq)

"Eso, y lo que está ocurriendo con Rusia, son dos razones para decir, bueno, quizá con el tiempo no sea necesario consumir gas natural [en Europa] y producir el producto", expuso.

Los fabricantes europeos pueden tener dificultades para seguir siendo competitivos sin energía a precios más bajos o los incentivos ecológicos que se ofrecen actualmente en Estados Unidos, advierte Svein Tore Holsether, director ejecutivo del gigante noruego de los fertilizantes Yara International ASA.

"Como consecuencia de ello, algunas industrias se deslocalizarán permanentemente", subraya.

*Contenido con licencia de 'The Wall Street Journal'.

Las empresas europeas que fabrican acero, fertilizantes y otras materias primas de la actividad económica, golpeadas por la subida vertiginosa de los precios del gas, están trasladando sus operaciones a Estados Unidos, atraídas por unos precios de la energía más estables y por las cuantiosas ayudas gubernamentales.

Gas natural Texas Inflación Wall Street Journal Sector industrial Precios ArcelorMittal Combustibles fósiles
El redactor recomienda