La revolución 'verde', la clave para la independencia energética de Europa
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
europa sigue los pasos de eeuu

La revolución 'verde', la clave para la independencia energética de Europa

La subida de precios del gas natural ha reforzado la voluntad de Europa por abrazar la energía eólica y solar como camino hacia la independencia energética

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La revolución del esquisto le otorgó a EEUU la independencia energética. Europa quiere conseguir lo mismo con la energía verde —más aún a medida que los precios del gas natural se disparan—.

Europa se encuentra en medio de una crisis energética, con temores a una escasez de gas si el invierno es frío. Este miércoles, el presidente ruso Vladimir Putin negó las afirmaciones de que Moscú está convirtiendo la energía en un arma, echando la culpa de la escasez actual en parte a la desviación de gas natural licuado de EEUU a Asia, donde los precios son más elevados. Durante una conferencia en Moscú, dijo que Rusia había aumentado el abastecimiento de gas a Europa este año y podría suministrar más, añadiendo que una rápida autorización del controvertido gasoducto Nord Stream 2 podría ayudar a reequilibrar el mercado.

Los líderes de la Unión Europea declararon este miércoles, publicando su 'caja de herramientas' para lidiar con la crisis energética. Esta incluye medidas a corto plazo para aminorar el sufrimiento, como ayuda estatal para los hogares y pequeñas empresas. Los planes a medio plazo incluyen unirse de forma voluntaria a la hora de comprar gas ruso, reconsiderar la regulación del mercado energético y aumentar la inversión en renovables, eficiencia y almacenamiento energéticos.

Foto: gas-natural-crisis-energetica-batalla-mundial

Las promesas actuales de Europa recuerdan al embargo de petróleo de los años 70. Eso generó preocupaciones por la independencia energética y una ráfaga inicial de interés por la energía eólica y solar. Las preocupaciones sobre seguridad energética de EEUU se aplacaron finalmente cuando el 'fracking' proporcionó abundantes recursos domésticos.

La UE, que obtuvo cerca de la mitad de su gas de Rusia en 2020, ha intentado abordar preocupaciones similares creando un mercado energético más conectado y competitivo. Se han ajustado los contratos de suministro, se ha cambiado la regulación del mercado y se ha construido una red de gasoductos para que los vecinos puedan compartir combustible. Los días en los que Rusia podía amenazar con cortar el gas a cualquier país miembro son historia.

Pero una revolución verde augura un nivel mucho más alto de seguridad. La eólica y la fotovoltaica son ahora tecnologías testadas que, incluso sin subvenciones, suelen ser la forma más barata de generar energía nueva. Un desafío clave es que las técnicas para tender un puente hacia estas energías renovables intermitentes, como las baterías y el hidrógeno, siguen siendo demasiado caras y necesitan esfuerzos.

Foto: EC.

Un septiembre excepcionalmente tranquilo, que redujo la energía eólica y aumentó la dependencia europea del gas, ha enfatizado tanto los límites actuales de las tecnologías renovables como la continua dependencia de la región de Rusia. Esto ayuda a explicar por qué la determinación entre los líderes europeos para volverse 'verdes' no ha flaqueado. "La transición a la energía limpia es el mejor seguro frente a oscilaciones en los precios y necesita acelerarse, también en aras del clima", decía una declaración de un funcionario de la UE este miércoles.

La UE también ve la tecnología de las energías renovables como una oportunidad comercial para empresas europeas, tras una década de lento crecimiento económico en comparación con EEUU. Su estrategia industrial incluye la producción de baterías y la tecnología de hidrógeno. El bloque no quiere quedarse atrás esta vez, como sucedió en la revolución de las plataformas digitales.

Puede que una transición verde sea una elección incómoda y polémica en términos políticos para un exportador de energía como EEUU. Sin embargo, para Europa ofrece una solución a múltiples problemas —incluidos los que han resurgido recientemente—.

*Contenido con licencia de 'The Wall Street Journal'.

La revolución del esquisto le otorgó a EEUU la independencia energética. Europa quiere conseguir lo mismo con la energía verde —más aún a medida que los precios del gas natural se disparan—.

Unión Europea
El redactor recomienda