Así afectará a la economía china el envejecimiento acelerado de su población
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
debe actuar ante el cambio demográfico

Así afectará a la economía china el envejecimiento acelerado de su población

China está envejeciendo más rápido de lo que muchos esperaban, lo que supone un gran desafío para su modelo económico

placeholder Foto: EC
EC

China está envejeciendo mucho más rápido de lo que esperaban muchos demógrafos. Eso no será suficiente para desestabilizar su auge, pero supondrá un gran desafío para su modelo económico basado en ahorros y exportaciones. También podría significar una economía china notablemente más reducida a mediados de siglo que lo que espera la mayoría de economistas generales.

Los resultados principales del censo que se realiza en China cada diez años fueron publicados este jueves, y mostraban un drástico declive en el número de nacimientos y una caída más pronunciada en la población en edad de trabajar que la que se esperaba. La tasa de fertilidad de China se sitúa ahora en solo 1,3 hijos por mujer, al mismo nivel que sociedades envejecidas como Japón e Italia. Inicialmente, los resultados se esperaban en abril, lo que provocó una especulación generalizada de que las cifras serían malas.

China está lejos de ser la única gran potencia con un problema demográfico: la tasa de fertilidad de EEUU cayó a solo 1,64 en 2020. Pero lo llamativo de las últimas cifras chinas es lo rápido que se están desviando de las estimaciones anteriores. Según cifras oficiales, la población de China entre 15 y 64 años era de 967 millones en 2020, una reducción de 35 millones de personas desde 2015. La última versión del escenario de fertilidad central de Naciones Unidas asumía que China no caería hasta ese nivel hasta mucho después de 2030.

Foto: Shanghái, China. (Reuters)

Además de la necesidad evidente de eliminar por completo los vestigios remanentes de las prolongadas políticas de China para limitar los nacimientos, Pekín tiene otras herramientas que puede utilizar para compensar el freno en la fuerza laboral: elevar la edad de jubilación, relajar los controles de migración interna, ayudar a las empresas a aumentar la automatización, o impulsar la inmigración de forma considerable. Sin embargo, con la excepción de la automatización, todo esto es muy complicado políticamente hablando, sobre todo lo último.

Por otra parte, el rápido envejecimiento de la población presenta desafíos excepcionales para el modelo de crecimiento de China, que hasta ahora ha dependido en gran medida de las exportaciones que impulsan la productividad y de un índice de ahorro elevado para ayudar a contrarrestar las notables desventajas de una presencia estatal muy amplia en la economía. Las poblaciones en edad de trabajar a menudo ahorran más para el futuro, mientras que las personas mayores gastan sus ahorros o cuentan con sus hijos o con el Gobierno.

Si la tasa de ahorro de China empieza a caer con mayor rapidez, el coste que supone para la economía respaldar a grandes cantidades de empresas estatales ineficientes con créditos baratos –en lugar de financiar a emprendedores y negocios privados– aumentará de forma significativa. Puede que la política industrial expansiva y el gasto en investigación y desarrollo resulten más difíciles.

Foto: EC.

Las personas mayores también suelen gastar mucho en servicios como atención médica y turismo, lo que podría plantear dificultades para los planes de los legisladores de mantener la economía centrada en la producción, donde el crecimiento de la productividad suele ser mayor. Y una aceleración en el aumento de los costes laborales podría reducir el plazo del que dispone China para ascender por la escalera tecnológica antes de verse excluida del extremo inferior de la cadena de valor de las exportaciones.

La demografía no es el destino, y todavía hay cambios reales que China puede realizar para facilitar la próxima transición. Pero tendrá que actuar rápido.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

China está envejeciendo mucho más rápido de lo que esperaban muchos demógrafos. Eso no será suficiente para desestabilizar su auge, pero supondrá un gran desafío para su modelo económico basado en ahorros y exportaciones. También podría significar una economía china notablemente más reducida a mediados de siglo que lo que espera la mayoría de economistas generales.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Demografía Noticias de China Población
El redactor recomienda