El covid cambia el ciclo de los nacimientos: suben en febrero por primera vez
  1. España
CAE UN 15% EN TODA ESPAÑA

El covid cambia el ciclo de los nacimientos: suben en febrero por primera vez

Aunque la cifra de nuevos nacimientos sigue en caída libre, este mes de febrero ha sido el primero en cinco años en que suben respecto a enero

placeholder Foto: El primer bebé nacido este año en Madrid. (EFE)
El primer bebé nacido este año en Madrid. (EFE)

Desde que el covid irrumpiese en nuestras vidas, nada ha vuelto a ser lo mismo. Los contagios y las medidas para prevenirlos han puesto patas arriba las rutinas y dinámicas que imperaban hasta marzo de 2020. Otra de las consecuencias de cómo ha cambiado todo es la natalidad, un factor demográfico condicionado por la estabilidad económica y las perspectivas de futuro, ambas dinamitadas por la crisis sanitaria y económica.

Aunque la cifra de nuevos nacimientos sigue en caída libre, este mes de febrero ha sido el primero en cinco años en que suben respecto a enero, según los últimos datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística. De manera sistemática, desde 2016 (primer año con datos mensuales), febrero traía menos nacimientos que el mes anterior, pero esta costumbre ha cambiado. Este año, en febrero se han producido 24.602 nacimientos, casi 1.000 más que en el primer mes del año. La cifra aun así es menor que en 2020, cuando hubo 26.645.

Los nacimientos del mes de febrero corresponden a embarazos producidos durante el mes de mayo. Es decir, coinciden con la desescalada, que se inició el 11 de mayo tras dos meses de confinamiento. También los efectos de esos dos meses de máxima incertidumbre se notan en la evolución. Mientras que en diciembre, mes al que corresponden los embarazos de marzo, suele aplanarse un poco la estadística, en el último mes de 2020 apenas se notó ese efecto, y la caída libre que empieza casi cada octubre siguió su curso hasta el segundo mes de este año. Habitualmente vuelve a remontar en marzo, pero las ganas se adelantaron con la reducción de las limitaciones.

Pero aunque febrero haya sido un 'rara avis' en la estadística de nacimientos, la caída de la natalidad en lo que llevamos de año es mayor que en ningún otro periodo de la estadística. La cifra ha retrocedido a nivel nacional un 15% en un año, mientras que el año pasado en febrero la variación era tan solo de un 2,5% menos. Incluso en 2016, primer año en la serie, se quedó en 6% respecto al periodo previo.

La caída, además, es sistemática en todas las comunidades autónomas. Ceuta y Melilla es donde más ha variado, hasta un 35% y un 25% menos respectivamente que en 2020. Le sigue Asturias, la comunidad con más problemas de envejecimiento del país y que ha sufrido una caída de casi el 20% respecto al año anterior. Donde menos se ha notado el cambio ha sido en La Rioja, donde tan solo ha bajado un 5%.

Las cifras de natalidad ya eran malas en España. En 2019 se llegó a un mínimo histórico desde la posguerra, con un 27% de nacimientos menos que una década antes, y la crisis del coronavirus está reforzando esa tendencia. Como advertía hace unos meses a este diario el demógrafo Albert Esteve, del Centre d'Estudis Demográfics de la Universidad Autónoma de Barcelona, el impacto en los nacimientos será peor a nivel social que el número de fallecidos. "El problema de la natalidad en España es estructural, no coyuntural y va a tener más impacto en esta crisis a largo plazo. Es la estocada final cuando estaba ya muy deprimida", dijo entonces. Habrá que ver si los datos de los próximos meses confirman esta tendencia o si, como ha pasado en febrero, la desescalada trajo consigo más ganas de traer niños al mundo.

Demografía Instituto Nacional de Estadística (INE)
El redactor recomienda