¿Puede Ryanair escapar al hundimiento de las aerolíneas?
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
crisis global en el sector

¿Puede Ryanair escapar al hundimiento de las aerolíneas?

Compañías de bajo coste como la irlandesa están sufriendo la crisis del covid-19, pero podrían aprovechar las ventajas que ofrece una industria en pleno hundimiento

Foto: EC.
EC.

Ninguna aerolínea comercial en el planeta puede escapar a la losa que está siendo el covid-19 en la industria aérea. Para las aerolíneas 'low cost', sin embargo, hay factores positivos en este escenario.

La líder europea, Ryanair, explicó este lunes que perderá 200 millones de euros durante su primer trimestre fiscal, que comprende los meses entre abril y junio. Sus acciones, pese a ello, se dispararon un 9,5% ese día. En un momento en que el 70% de todos los aviones del mundo está en tierra, eso es un factor positivo.

Durante la mayor parte de la crisis, al menos hasta el momento, el valor de aerolíneas de bajo coste como Southwest Airlines o Ryanair ha tenido mejor desempeño que el de rivales como Delta o British Airways. Una de las razones es cíclica: las reservas para viajes de corto alcance tienen más probabilidades de recuperarse que las de viajes internacionales. Pese a ello, hay ventajas a largo plazo que las 'low cost' pueden sacar de la crisis, sobre todo en Europa.

Suscripción completa a 'The Wall Street Journal' en ECPrevium

Lo mejor del diario económico estadounidense está en El Confidencial. Durante la crisis provocada por el coronavirus, los contenidos seleccionados por nuestra redacción se publican en abierto en El Confidencial.

Prueba ECPrevium gratis durante 30 días y accede a todo 'The Wall Street Journal' sin coste adicional.

Solicita aquí tu prueba gratuita.

Antes del golpe que ha supuesto el covid-19, Ryanair era la compañía continental más popular, pero sus costes estaban al alza y el futuro era incierto. La compañía ha vivido de explotar las rutas cortas entre aeropuertos secundarios donde tenía poca competición, con una expansión que incluso ha llevado a la adquisición de firmas como la austriaca Lauda para pelear en Alemania. Esa operación incluía un puñado de aviones Airbus A320, cambiando la estrategia de mantener una flota de Boeing 737 para reducir los costes de mantenimiento y preparación para el personal.

En 2018, Ryanair fue obligada a abrir la puerta a los sindicatos por primera vez. Durante años, las 'low cost' han crecido a base de contratar personal a precios bajos, pero la carencia de pilotos y la recuperación económica pusieron el modelo bajo el foco.

Con ello, el poder de negociación cambió en favor de los empleados, con las 'low cost' haciendo despidos masivos. Ryanair planea despedir a 3.000 personas y reducir el sueldo de su plantilla hasta un 20%. Las aerolíneas estadounidenses tendrán que hacer lo mismo una vez que la protección estatal al empleo expire en octubre.

Foto: EC.

El lunes, el CEO de Ryanair, Michael O'Leary, explicó que Lauda estaba "en una crisis existencial" y que sus A320 serán reemplazados de forma gradual por aviones Boeing. En cuanto al mercado, afirmó que no ve "más que una oportunidad para acelerar el crecimiento de nuestra flota en los próximos uno o dos años".

Los inversores pueden encontrarle el gusto a la estrategia 'old school' de Ryanair, con una flota homogénea y costes laborales bajos para reconstruir su red en aeropuertos menos transitados. En EEUU, Southwest y Allegiant también tienen opciones de crecer con más fortaleza que gigantes como Delta o United, más dependientes de los viajes corporativos.

Un avión de Ryanair, en pleno aterrizaje. (Reuters)
Un avión de Ryanair, en pleno aterrizaje. (Reuters)

A nivel general, las aerolíneas estadounidenses están más consolidadas, mientras que los gobiernos europeos han tenido que salir en ayuda de Lufthansa, Air France-KLM, Alitalia o Norwegian. Eso va a limitar las ganancias que actores más fuertes podrían conseguir si se hubiera producido una revolución en la industria.

Para Ryanair hay rayos de esperanza en la tormenta actual: una vez acabe el periodo de las mascarillas y los controles de temperatura, la industria podría retroceder una década, al momento en que la economía aérea era mucho más favorable para las 'low cost'.

Aerolíneas Low cost Ryanair Recuperación económica