LA COTIZACIÓN CAE CERCA DE UN 24% EN CINCO AÑOS

Ángel Cano suspende en bolsa: sus años en BBVA se saldan con una caída del 24%

La cotización ha retrocedido durante los cinco ejercicios y medio de gestión como consejero delegado, un comportamiento muy por debajo del registrado por sus competidores internacionales

Foto: El exconsejero delegado de BBVA, Ángel Cano
El exconsejero delegado de BBVA, Ángel Cano

Recientemente, la revista de la Universidad de Harvard publicó un artículo escrito por un español, un hecho insólito en sí mismo, en el que se advertía de que, según varios estudios de la prestigiosa consultora Mckinsey, los consejeros delegados de las principales empresas del mundo dejaban mucho que desear en cuanto a la generación de rentabilidad para sus accionistas. Tienen muchos conocimientos de marketing, pero pocos de finanzas.

La conclusión del reportaje de José Antonio Marco-Izquierdo, socio de Magnum Industrial Partners y anterior ejecutivo de la propia Mckinsey y de Merrill Lynch, se le podía aplicar a Ángel Cano, que este lunes fue invitado a dejar sus funciones como número dos de BBVA después de cinco años y medio en el cargo. Durante este periodo de tiempo, la cotización de la entidad financiera ha registrado una caída del 24%, frente al 6,22% que ha perdido el Ibex 35.

Un pronunciado descenso que no le ha impedido a Cano ser indemnizado con 26 millones de euros por el plan de pensiones, además de recibir el agradecimiento de Francisco González, por la “excelente gestión…durante unos años muy complejos”. Una cantidad a la que habrá que sumar al menos los cerca de dos millones de euros en concepto de prejubilación que recibirá hasta que el directivo, de 54 años, pase ya a la reserva formal.

El consuelo de Cano es que desde que fue nombrado consejero delegado, a finales de septiembre de 2009 hasta su destitución, Banco Santander, su principal rival, lo ha hecho todavía peor. El grupo financiero controlado por los Botín se ha devaluado un 41,56%, por el 32,35% de Banco Sabadell y el 75,4% del Popular. Sólo Caixabank, con una subida del 23,27%, ha dado un buen retorno a sus accionistas.

Pero si se toma como medidor la propia ambición universal de BBVA,a la que Francisco González hacía referencia en el comunicado de la dimisión de Cano, la comparativa del banco con sede en Bilbao con otros bancos internacionales no es de lo más halagüeña. El ranking usado por la propia entidad para conceder varios planes de stock options a sus directivos, incluido el actual presidente y el ex ya consejero delegado, en función de la evolución bursátil, muestra que en 2014 quedó en el puesto decimocuarto de un total de 18. Un año antes ocupó la undécima posición y en 2013, la decimoquinta.

Es decir, usando términos futbolísticos, en puesto de descenso o promoción, muy lejos de los retornos que obtuvieron otras instituciones como BNP Paribas, Société Genérale, Deutsche Bank, Unicredit Group, Intesa Sanpaolo, Credit Agricole, Barclays, Lloyds Banking Group, The Royal Bank of Scotland, UBS, Credit Suisse, HSBC, Citigroup, Bank of America, JP Morgan Chase y Wells Fargo.

Siguiendo la teoría de varios premios Nobel, como Merton Miller, e inversores de prestigio mundial como Warren Buffet, ambos citados en el artículo de la Harvard Business Review, el retorno del capital como método para medir la creación de valor para los accionistas de BBVA tampoco deja en muy buen lugar a Cano. Cuando el presidente nombró al consejero delegado, el banco tenía un ROE (rentabilidad sobre recursos propios) del 16%, frente al 5,6% con el que se ha despedido su principal ejecutivo.

Inversión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios