CARLOS TORRES ES AMIGO DE SU PADRE Y SE LO RECOMENDÓ PIZARRO

FG reafirma su poder absoluto en BBVA con un número dos de lealtad incuestionable

Francisco González ha vuelto a revolucionar la cúpula de BBVA con la destitución de Ángel Cano, el sustituto de Goirigolzarri, y su relevo por alguien de su total confianza y recomendado por Pizarro

Foto: El presidente de BBVA durante la presentación de los resultados del grupo en 2014.(EFE)
El presidente de BBVA durante la presentación de los resultados del grupo en 2014.(EFE)

La salida de Ángel Cano (53) de BBVA comenzó a fraguarse hace un año, con la decapitación del histórico director financiero de la entidad, Manuel González Cid. Entonces, Francisco González (70) aprovechó la jugada para situar justo por debajo de Cano a tres cachorros suyos ávidos de poder y llamados a librar la batalla por alcanzar el puesto de consejero delegado: Jaime Sáenz de Tejada, Carlos Torres Vila e Ignacio Deschamps. Finalmente, ha sido el segundo el que se ha llevado el gato al agua. 

Esta elección evidencia lo que quiere FG: un número dos de lealtad absoluta y que no le vaya a hacer ni la más mínima sombra en el futuro, lo que lleva al extremo el giro generalizado al mal gobierno de la banca española con la costumbre de nombrar consejeros delegados sin poder real. Así, Torres Vila es un hombre con buena relación familiar (su padre es paisano de González), al que FG dio cobijo en BBVA de la mano de Manuel Pizarro tras la quiebra de Isofotón. Además, sabe ser agradecido, y, sobre todo, tiene un perfil bajísimo.

Esto explica que no haya elegido al aparentemente mejor colocado de los tres, Sáenz de Tejada, cuya imagen pública es mucho más destacada: desde su puesto de director financiero ha aprendido a fajarse con periodistas y analistas en las presentaciones de resultados y otros actos públicos; por ejemplo, fue el representante de BBVA en la conferencia bancaria anual que organiza Morgan Stanley en Londres, mientras que Santander mandó a su CEO, José Antonio Álvarez. Y su nombre empezaba a ser demasiado conocido.

Ángel Cano, exconsejero delegado de BBVA. (EFE)
Ángel Cano, exconsejero delegado de BBVA. (EFE)

Ese ha sido también el pecado capital de Cano, elegido precisamente por su perfil bajo para sustituir en 2009 a José Ignacio Goirigolzarri, el hombre que osó postularse como sucesor de FG. Según fuentes cercanas a la entidad, desde hace seis meses la relación de FG y Cano había empeorado a ojos vistas, y la sentencia ha llegado con las últimas intervenciones públicas del ya exconsejero delegado.

En los recientes encuentros del sector financiero que organiza Deloitte, dijo que es difícil que la banca recupere los niveles de rentabilidad previos a la crisis. Y la semana pasada, en la presentación de resultados trimestrales, anunció que despediría al 20% de los empleados de Catalunya Banc (algo que rectificó la entidad, porque son el 20% de la red conjunta) y mantuvo un corrillo con periodistas en que deslizó varios sabrosos comentarios. "Empezaba a tener agenda propia", comenta una de las fuentes. No parece casualidad que le acompañe a la puerta de salida el director de comunicación, Ignacio Moliner.

Relevar a cualquiera que pueda sucederle

En todo caso, esto no pasa de ser una excusa. "Cano llevaba demasiado tiempo y podía haber alguien que pensara que ya era el momento de que FG se jubilara y que él le sustituyera. El presidente necesita relevar a cualquier posible candidato a sucederle en cuanto se asienta en el cargo, por muy improbable que sea ese relevo, y Cano llevaba casi seis años", según una de las fuentes consultadas. "Porque González no tiene ninguna intención de jubilarse, y cambiará los estatutos todas las veces que haga falta para seguir en la presidencia".

También le han servido de pretexto los flojos resultados trimestrales, mal recibidos por el mercado debido al incomprensible incremento de provisiones en un momento de reducción generalizada en el sector. Eso, a pesar de que Cano apenas tenía poder de decisión sobre la estrategia del banco, como quedó patente a principios de año en la Operación Chamartín, cuando el criterio del consejero delegado fue anulado por el del presidente. Cano tiene acumulado en su plan de pensiones 26 millones, pero las fuentes aseguran que FG endulzará su despido (con forma de prejubilación) con una cantidad superior.

Y, por supuesto, la elección del jefe de banca digital se justifica con la necesidad de "acelerar la transformación digital del banco". "FG lleva hablando de eso desde 2002 o incluso antes, y el problema es que el argumento se vuelve en su contra: si llevas tantos años y todavía no has completado esa transformación, ¿qué has estado haciendo", según una fuente. Otra añade que "da la impresión de que Cano no valía para esta tarea. Pero entonces, ¿por qué lo ha tenido ahí seis años? Ha perdido un tiempo precioso".

El triángulo FG-Alierta-Pizarro sigue muy vivo

Por otro lado, el nombramiento de Torres demuestra que el triángulo de poder económico que situó Aznar al frente de las principales empresas españolas sigue vivo y coleando en 2015: FG, Alierta (cuyos movimientos de peones en Telefónica son muy similares) y Pizarro. Este último fichó al nuevo consejero delegado de BBVA en Endesa en plena batalla de opas. Cuando el aragonés tuvo que dejar la presidencia, colocó a Torres en Isofotón, que acabó en concurso de acreedores. Entonces, Pizarro le pidió a su amigo que le hiciera un hueco en el banco, donde ha ido ascendiendo poco a poco hasta tocar el cielo.

Manuel Pizarro. (EFE)
Manuel Pizarro. (EFE)

El relevo del consejero delegado ha ido acompañado de un rediseño total de la estructura de la entidad, que ya había sido modificada en 2014 con la salida de Fernández Cid. Aparte de Moliner, la salida más destacada es la de Manuel Castro, director de riesgos y exjefe de gabinete de FG, sustituido por Rafael Salinas. Otra sorpresa dentro del grupo ha sido la reubicación de Vicente Rodero, hasta ahora responsable de México y el único que se plantó ante el presidente para negarse a que su unidad pasara a depender de banca digital (como ocurrió con otras muchas sin aparente relación con la tecnología, como seguros). Ahora, Rodero tendrá un extraño puesto de nueva creación llamado country networks, desde donde controlará a las distintas filiales nacionales.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios