Es noticia
Menú
La caída se acelera: España emite al -0,02% y se consagra en el club de tipos negativos
  1. Mercados
  2. Inversión
coloca letras a 3 y 9 meses

La caída se acelera: España emite al -0,02% y se consagra en el club de tipos negativos

Tras vender su papel a más corto plazo con una rentabilidad del -0,029% por primera vez en su historia. Y el mérito es doble, porque ocurre cuando ha vuelto la tensión al mercado secundario

Foto: El ministro de Economía, Luis de Guindos
El ministro de Economía, Luis de Guindos

España ha recibido la entrada definitiva en el selecto club de países europeos que encima de pedir prestado dinero cobran por ello. Si hace dos semanas lograba colocar sus letras a 6 meses con un interés del -0,002% que abría la veda a los tipos negativos, hoy se ha consagrado tras vender su papel a más corto plazo con una rentabilidad del -0,029% por primera vez en su historia.

Y el mérito es doble, porque esto ocurre en un momento en el que ha vuelto la tensión al mercado secundario a cuenta de Grecia y el creciente miedo entre los inversores de que sea incapaz de pagar su deuda, más cuando tiene que hacer frente esta semana al desembolso de las nóminas de los funcionarios y las pensiones y en mayo tiene que devolver otros 4.000 millones de euros al Fondo Monetario Internacional.

De hecho, el mercado está convencido de que el próximo viernes no habrá acuerdo en la reunión delEurogrupo de Riga en la que el país heleno tiene que llevar sus propuestas de reforma, lo que pondrá a Grecia en una situación más delicada todavía mientras los analistas han pasado del Grexit al Dragma. Esto se traduce en presión para la deuda periférica, entre la que se encuentra España, cuya prima de riesgo ha saltado al entorno de los 140 puntos básicos y el interés del bono a diez años al 1,46%.

Concretamente, la subasta de hoy se ha saldado con un total de 2.567 millones de euros en letras a 3 y 9 meses. En el plazo más corto ofertado, el Tesoro ha vendido 1.001 millones de euros al -0,029% frente al 0,004% pagado el pasado mes de marzo y, aun así, la demanda ha superado en 2,9 veces la oferta. En el caso del papel con vencimiento en 9 meses el interés se ha situado en el 0,009% frente al 0,048% del mes pasado.

Así, el efecto balsámo del programa de compra de bonos por parte del Banco Central Europeo (BCE) está contrarrestando cualquier posible accidente griego. De hecho, la semana pasada el mismo ministro de finanzas alemán,Wolfgang Schäuble,aseguró que no hay muestras de que los mercados financieros estén preocupados por un posible impago o una salida de Grecia del Euroy afirmó que “si se mira a Grecia, no es una parte importante de la economía de la Eurozona como un todo. La mayoría de los partícipes de los mercados financieros nos dicen que los mercados ya han descontado cualquier cosa que pudiera pasar. No vemos ningún contagio”.

Esto donde mejor se aprecia es en el comportamiento de los bonos europeos con plazos más largos. Así, el Bund se encuentra a un paso de ofrecer rentabilidades negativas tras situarse por debajo del 0,1% por primera vez en la historia, mientras que alrededor de un 20% de la deuda pública mundial se ofrece tipos inferiores a cero.

España ha recibido la entrada definitiva en el selecto club de países europeos que encima de pedir prestado dinero cobran por ello. Si hace dos semanas lograba colocar sus letras a 6 meses con un interés del -0,002% que abría la veda a los tipos negativos, hoy se ha consagrado tras vender su papel a más corto plazo con una rentabilidad del -0,029% por primera vez en su historia.

Tesoro Público Renta fija