evolución de los precios

Carney retrasa el reloj de la subida de tipos tras la menor inflación británica en 15 años

La caída del petróleo también deja huella en la inflación británica, que en diciembre se situó en mínimos desde 2000. Carney tendrá que retrasar la subida de los tipos

Foto: El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney
El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney

Reino Unido no es ajeno a la espiral descendente de la inflación derivada de la caída de los precios del petróleo. En diciembre, los precios solo repuntaron un 0,5% en suelo británico con respecto al mismo mes del año anterior, la tasa más baja desde el año 2000. Aunque la inflación subyacente -la que prescide de los precios energéticos y los alimentos frescos- subió una décima, hasta el 1,3%, y mantiene alejada la amenaza de la deflación -o bajada general y continuada de los precios-, el dato general de diciembre retrasa el reloj de la subida de los tipos de interés en Reino Unido. 

En junio del año pasado, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, sugurió que la entidad podría encarecer el precio del dinero "más pronto de lo esperado". Generó así la sensación de que podría ser el primero de los grandes bancos centrales en retomar los aumentos del precio del dinero. Tres meses después precisó aún más el horizonte temporal y dejó entrever que el primer repunte podría producirse en primavera

Pero ahora todo indica que los tipos, que llevan congelados en el 0,5% desde 2009, seguirán ahí más tiempo del previsto, aunque los expertos todavía no descartan que pueda producirse en 2015. "El Banco de Inglaterra todavía podría considerar subir los tipos este año, particularmente si vemos otro año de fuerte crecimiento", asegura Azad Zangana. 

Por el momento, el mercado reacciona descontando que el Banco de Inglaterra se lo tomará con calma antes de elevar los intereses. La rentabilidad de los bonos británicos a 10 años baja al 1,54%, el nivel más reducido desde 2012. Además, la libra se mueve en torno a los 1,515 dólares, con lo que permanece en zona de mínimos desde 2012 contra la divisa estadounidense. Por el contrario, y como muestra de lo que los inversores esperan del Banco Central Europeo (BCE), la libra se mueve en terreno de máximos de 2008 contra el euro, cerca de los 1,29 euros

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios