CAÍDAS MEDIAS DEL 25% EN EL MES DE JULIO

El 'caso Gowex' provoca el peor mes en la historia de nueve de las cotizadas del MAB

El 'caso Gowex' ha alterado por completo la vida del MAB. De todo el MAB, cuyas cotizadas sufren caídas medias del 25% en sus cotizaciones durante julio

Foto: El expresidente de Gowex, Jenaro García
El expresidente de Gowex, Jenaro García

El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) está patas arriba. No es para menos. Su buque insignia, Gowex, ha saltado por los aires. Y no por cualquier motivo, sino porque su ya expresidente, Jenaro García, y su equipo falsearon las cuentas de la empresa durante años. Semejante escándalo ha puesto todo en entredicho. Desde la labor de los supervisores hasta la del asesor registrado. También la integridad de las restantes cotizadas. ¿Son verdad? ¿Son mentira? Un manto de sospecha lo cubre todo, convirtiendo el MAB en un auténtico manojo de nervios, sospechas y rumores.Este terremoto se está sustanciando en una sacudida bajista sin precedentes en este mercado. De media, las cotizaciones han caído un 25% en lo que va de mes, justo desde que Gotham City Research removió los cimientos de Gowex -y por extensión del MAB- en la mañana del 1 de julio. Ajustando más los impactos, en nueve de las cotizadas del Mercado los descensos mensuales van camino, a falta de tres sesiones para que termine el mes -la del martes, miércoles y jueves-, de alcanzar registros históricos, con desplomes que en algunos casos superan el 30%. 

Entre ellas figura Carbures, la segunda mayor empresa del MAB... por detrás de Gowex. Su corrección alcanza el 35%, hasta los 22 euros. Eurona se deja un 32,%, hasta los 2,8 euros; Ebioss, un 32%, hasta los 2,17 euros; NPG cae un 30%, hasta los 3,13 euros; Bionaturis, un 28%, hasta los 7,95 euros; Altia, un 25%, hasta los 7,26 euros; Imaginarium, un 24%, hasta los 1,34 euros; 1nkemia, un 23%, hasta los 2 euros; e Ibercom Masmóvil, un 13%, hasta los 17,9 euros. 

Pero incluso en los recortes mensuales que no son los más altos de la historia, también hay retrocesos de calibre. AB-Biotics cede un 31%, hasta los 1,8 euros; Catenon, un 29%, hasta los 1,28 euros; Neuron, un 23%, hasta los 1,65 euros; y Medcomtech, un 24%, hasta los 8 euros. 

Estos descensos son réplicas del terremoto con epicentro en Gowex. Y de algún modo se alimentan de esa ración de sospechas que ahora acompaña a esos valores. Aunque hay uno que está sufriendo especialmente en las últimas jornadas por ambas causas. Se trata de Facephi, empresa tecnológica que además debutó en el MAB el 1 de julio, es decir, coincidiendo con la publicación del informe Gotham. Acumula seis jornadas consecutivas de caídas, intervalor en el que su cotización ha adelgazado en un 36,5%, hasta los 1,93 euros, todavía por encima de los 1,23 euros a los que debutaron, pero un 41% por debajo de los 3,25 euros que llegaron a alcanzar el 4 de julio. 

Ceremonia de la confusión

Los descensos y las sospechas que se ciernen sobre estas compañías responden a la ceremonia de la confusión que el fraude de Gowex ha instaurado en el MAB. Por el momento, los intentos para volver a la normalidad, como el estreno este lunes de la compañía turística Only Apartments, que ha debutado con una subida del 57%, aún no tienen la envergadura suficiente como para contrarrestar el huracán Gowex. Y las empresas, con sus continuas amenazas o comentarios de que van a dejar el MAB para saltar al Continuo, como si ese paso fuera el remedio para todos los males y se tradujera por arte de magia en cuentas más sólidas o balances más robustos, tiran piedras contra un tejado cada vez menos fiable.

"Es normal. ¿Quién va a confiar en las que siguen cotizando tras lo ocurrido?", reconoce una persona muy próxima a este mercado. Y añade: "Les va a exigir un ejercicio de transparencia para que el que muchas de estas empresas no están preparadas. Pero deben entender que es la única forma de evitar esas sospechas". Esa transparencia implica incluso la presentación de contratos y pruebas de autenticidad de los clientes. Todo lo que sean simples desmentidos o victimismos no servirá de nada; al contrario, generará la sensación de que la empresa no cuenta con argumentos de peso. 

El MAB debe tener futuro. Sería bueno que siguiera existiendo, pero lo estamos quemando. El MAB no está para dar un pelotazo, sino para financiarse

Esta confusión alimenta además todo tipo de controversias. Por su propia naturaleza, los múltiplos de valoración de las empresas cotizadas en el MAB son mayores que los de empresas más asentadas. Por eso, y porque su liquidez es menor y porque se trata de empresas que por definición todavía deben asentarse y no todas lo lograrán, el MAB es una plataforma donde el riesgo es mayor y, como siempre, también lo será la rentabilidad potencial -y las pérdidas potenciales-. Como reconocen fuentes del mercado, la cuestión es si los precios que se estaban viendo hasta julio eran razonables o desorbitados, pero "de ahí a pensar que todas son Gowex, con lo que ello supone, hay un trecho", avisan. 

Otras fuentes, que tampoco quieren ser identificadas precisamente por el grado de sensibilidad existente, se lamentan de la situación a la que se ha llegado. "El MAB debe tener futuro. Sería bueno que siguiera existiendo, pero lo estamos quemando", se queja, para acabar de forma contundente: "El MAB está para financiarse, y hay empresas que no están preparadas para lo que eso supone y para el nivel de transparencia exigido. El MAB no está para dar un pelotazo". Si alguna lo ha entendido así, se ha equivocado. La veda está abierta. Y tarde o temprano será cazada. 

 

 

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios