Se habla poco del 'golpe' de Juan Alcaraz con Allfunds y del rodillo de Euronext
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
IBEX INSIDER

Se habla poco del 'golpe' de Juan Alcaraz con Allfunds y del rodillo de Euronext

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto: Foto: EC.
Foto: EC.

Pocas veces los artífices de una historia de éxito empresarial con sello español se han llevado menos gloria. No ha sido suficiente que el debut bursátil de Allfunds el pasado mes de abril fuera el más importante por tamaño desde la salida al parqué de AENA (monopolio público) en el lejano 2015, ni que detrás haya estado una de las gestoras de capital riesgo con mejor rentabilidad histórica como la estadounidense Hellman & Friedman.

Más que un unicornio, como se acuña a compañías 'tech' de nueva creación que superan 1.000 millones de valoración, la tecnológica de servicios financieros tendría por tamaño (casi 9.000 millones de euros) un lugar destacado en el Ibex, por delante de compañías como REE, Acciona, Fluidra, ACS, Mapfre, Enagás, Colonial, Merlin, Bankinter, Sabadell, CIE, Viscofán, Acerinox, Almirall, Solaria, Meliá, PharmaMar e Indra.

Foto: Bolsa de Madrid

Y, sin embargo, ni su consejero delegado Juan Alcaraz forma parte del nuevo estrellato directivo español, ni Allfunds cotiza en la Plaza de la Lealtad, lo hace en la bolsa holandesa de Euronext. Y eso a pesar de que el financiero español, criado en las filas del Banco Santander, donde se concibió Allfunds, es considerado ‘key man’ del proyecto, donde se le atribuye la figura de fundador y líder del “visionario equipo directivo”.

Como suele ocurrir, ninguna historia de éxito es fruto del azar. Alcaraz recaló en el proyecto hace más de 20 años (2000) para dar forma a una posible área de negocio identificada en Banco Santander, después del éxito cosechado por quien fuera su jefe, Javier Marín, y Guillermo Morenés con la comercialización —de manera convencional— de fondos internacionales entre los clientes de banca privada desde mediados de los 90.

Foto: Foto: iStock.

Nadie podía intuir entonces el recorrido de aquel concepto de arquitectura abierta para una central de compras de fondos de inversión. Y solo las necesidades del Santander explican la venta, parcial y completa, de un negocio tan rentable. Quien sí lo vio fue Alcaraz, flanqueado por Borja Largo (director de Fondos) y Gianluca Renzini (director general procedente de San Paolo IMI) que decidieron seguir pese al cambio accionarial en 2017.

Los números en torno a Allfunds son increíbles. Lo que Hellman & Friedman y GIC compraron en 2017 por 1.800 millones salió a bolsa esta primavera por 7.250 y ahora ronda los 9.000. Y, como en toda historia de éxito, los fondos de capital riesgo han hecho de oro a Alcaraz, que, más allá de su retribución ordinaria (cobró 1,5 millones en 2020), tiene acciones (indirectas y bloqueadas un año) por un valor superior a los 40 millones.

El otro hombre clave de la compañía, al menos en sus últimos 12 meses, es el director financiero, el francés Amaury Dauge, que aterrizó en Allfunds en 2020 con el mandato único de los fondos de capital riesgo de optimizar la venta mediante una salida a bolsa. Tanto es así que era el segundo directivo de la compañía por participación en el capital, con acciones cuyo valor ronda ahora los cinco millones de euros.

Lo que Hellman & Friedman y GIC compraron en 2017 por 1.800 millones salió a bolsa esta primavera por 7.250 y ahora ronda los 9.000

Precisamente, el papel de Dauge se antoja relevante para que Allfunds cotizara en Ámsterdam de la mano de Euronext. No en vano, el financiero ha desarrollado el grueso de su carrera en la gestora paneuropea de bolsas, con sede en Países Bajos, pero con accionistas de referencia franceses, hasta el punto de ser el responsable financiero de su salida al parqué en 2016. Madrid, pese a formar parte de SIX Group, nunca fue una opción.

Más allá de esta conexión, hace tiempo que Euronext es la gran plataforma continental. De hecho, su ambición por crecer contempló la compra de la española BME (gestor de las bolsas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia), pero su potencial hostilidad terminó activando una oferta alternativa originada por el propio equipo gestor —el grupo suizo SIX— y bien recibida por la mayoría de los principales accionistas.

Mientras la bolsa española sigue perdiendo compañías, acaba de pasar con Solarpack, cuyos accionistas de referencia, entre otros motivos, estaban afectados por la baja negociación de sus títulos pese a ser una renovable internacional, Euronext consigue ser percibido como un mercado de referencia, sobre todo para compañías de los nuevos sectores productivos. Y también la primera SPAC europea llevará su sello. Allfunds lo tenía claro.

Pocas veces los artífices de una historia de éxito empresarial con sello español se han llevado menos gloria. No ha sido suficiente que el debut bursátil de Allfunds el pasado mes de abril fuera el más importante por tamaño desde la salida al parqué de AENA (monopolio público) en el lejano 2015, ni que detrás haya estado una de las gestoras de capital riesgo con mejor rentabilidad histórica como la estadounidense Hellman & Friedman.

Fondos de Inversión Capital riesgo Javier Marín Banca privada
El redactor recomienda