El turismo remonta en bolsa: ¿ha llegado la hora de olvidar la crisis?
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Fuertes alzas en el último mes

El turismo remonta en bolsa: ¿ha llegado la hora de olvidar la crisis?

Tras un verano decepcionante, el sector ha encontrado en las últimas noticias sobre el coronavirus el aliciente para volver a atraer el interés de los inversores

Foto: EC
EC
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Aunque ya hace semanas que la mayor parte de España puso fin a la etapa fuerte del año turístico es ahora cuando el sector vuelve a lucir su mejor cara en bolsa. Tras una convulsa primera mitad del año, en la que las buenas expectativas iniciales fueron dando paso a la decepción, las empresas turísticas han ido acumulando en las últimas semanas una serie de buenas noticias que les permite, de nuevo, volver a atisbar que la crisis está en retirada y el inicio de la recuperación en marcha.

En esta actitud han sido claves, obviamente, la sucesión de datos favorables que se vienen publicando desde hace semanas en España y en buena parte de Europa sobre la evolución del coronavirus, y que permiten encarar la temporada fuerte de Canarias con cierto optimismo.

Señal de esa sensación de cambio de fase vino esta semana con la noticia de que el consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, ha vuelto a reactivar su bonus, eliminado en los momentos más duros de una pandemia que ha provocado al grupo hotelero pérdidas cercanas a los 750 millones de euros en los últimos seis trimestres.

Compañías como IAG, eDreams, Meliá o Amadeus suman entre un 35% y un 20% en un mes

Meliá es, de hecho, uno de los grandes triunfadores de la reciente remontada del sector turístico en el mercado español, con unas ganancias que rondan el 25% en el último mes. Ganancias similares ha firmado eDreams, mientras que IAG las supera, con un repunte desde el pasado 15 de septiembre que se sitúa por encima del 34%. Las alzas por encima del 20% de Amadeus y el 11,5% de subida que roza Aena suponen otras manifestaciones de este renovado interés de los inversores por las compañías más enfocadas en el turismo.

Subidas contundentes que sin embargo quedan aún lejos de cerrar las heridas sufridas desde el estallido de la pandemia. En los 20 meses transcurridos desde que los temores sobre el covid comenzaron a zarandear los parqués occidentales, el conjunto del sector, con la excepción de eDreams, sigue arrastrando pérdidas, con recortes acumulados que van desde algo más del 6% en el caso de Meliá a casi el 58% que aún pierde IAG, pasando por las caídas próximas al 15% de Aena, el 18% que se deja Amadeus o el 35% que cede NH.

Más significativo resulta el hecho de que para ninguno de ellos, los niveles actuales no suponen para ninguno de ellos un máximo en la crisis, sino que se mantienen aún por debajo de los precios que alcanzaron a inicios del verano. Y es normal que así sea si se toma en consideración que todo lo acontecido desde entonces no ha hecho sino posponer aún más una recuperación en las cuentas que se antoja aún un proceso largo. En los números de los analistas no se contempla aún la posibilidad de que Aena, Amadeus, Meliá o IAG recuperen los niveles de ingresos previos al covid antes de 2024.

Foto: Hamacas plegadas en una playa de Palma de Mallorca. (EFE)

Las incertidumbres que envuelven ese camino hacia la recuperación ya han sido puestas de manifiesto en múltiples ocasiones en los últimos trimestres y así puede entenderse que el mercado mire hoy con algo más de cautela las perspectivas del sector, por mucho que las últimas noticias apunten en la buena dirección. De hecho, aún apenas es perceptible un cambio al alza en las perspectivas de resultados de los próximos ejercicios, lo que evidencia que los analistas reclaman mayor certidumbre antes de revisar sus estimaciones.

El camino es largo y las heridas profundas, lo que puede dar lugar a sustos. No en vano, la propia eDreams ha confirmado recientemente que ha solicitado ayuda financiera a la SEPI un anuncio que si bien no ha detenido la marcha ascendente de su cotización pone de manifiesto la delicada situación en que se encuentran las empresas del sector, con escaso margen para lidiar con cualquier nuevo obstáculo que surja en su camino.

La recuperación del turismo parece haber comenzado en bolsa, pero los inversores ya han comprado este argumento demasiadas veces para acabar llevándose un chasco. El camino es todavía largo y no hay razones para pensar que vaya a resultar demasiado plácido.

Aunque ya hace semanas que la mayor parte de España puso fin a la etapa fuerte del año turístico es ahora cuando el sector vuelve a lucir su mejor cara en bolsa. Tras una convulsa primera mitad del año, en la que las buenas expectativas iniciales fueron dando paso a la decepción, las empresas turísticas han ido acumulando en las últimas semanas una serie de buenas noticias que les permite, de nuevo, volver a atisbar que la crisis está en retirada y el inicio de la recuperación en marcha.

IAG EDreams
El redactor recomienda