El sector turístico reclama los ERTE para sobrevivir: "Será un invierno muy duro"
  1. Empresas
Crisis del covid

El sector turístico reclama los ERTE para sobrevivir: "Será un invierno muy duro"

El turismo extranjero se ha resentido y no se recuperará a corto plazo. Con estos mimbres, el sector turístico ha iniciado un lento despegue hacia la recuperación

Foto: Playas de Menorca. (EFE)
Playas de Menorca. (EFE)

Julio y agosto han sido magníficos gracias a la fuerte demanda del turismo nacional. El turismo extranjero se ha resentido y no se recuperará a corto plazo. Con estos mimbres, el sector turístico ha iniciado un lento despegue hacia la recuperación que está lejos todavía de ser una realidad al menos hasta el arranque de la temporada alta de 2022.

Los ERTE, que acaban el 30 de septiembre, constituyen una herramienta indispensable para amortiguar el duro golpe del impacto de la pandemia. La negociación de empresarios y sindicatos con el Gobierno empieza la próxima semana. Se da por hecho que habrá una renovación. La incógnita es saber hasta dónde llegarán y si se atenderán las especificidades que reclama el sector.

Foto: Un hotel de Málaga. (EFE)

Los datos del empleo turístico no engañan. En agosto de 2021 hubo un descenso del 15,9% respecto a agosto de 2019, lo que supuso todavía 340.000 empleos turísticos que aún continuaron afectados (139.540 fueron personas en situación de ERTE), lo que supone un 50% de los ERTE del total de la economía), y la reducción del número de afiliados fue de 200.132 personas.

Según datos elaborados por Exceltur del número de afiliados a la Seguridad Social, el comportamiento del empleo en las actividades turísticas siguió siendo mucho más negativo que el del resto de la economía, que por tercer mes consecutivo se sitúa en terreno positivo (+1,6% con respecto a agosto de 2019).

En agosto se mantuvo, aunque se suavizó la tendencia en la caída del empleo en el sector con respecto al mes anterior. La apertura de negocios se concentró en julio con plantillas mínimas. Tampoco ayudaron los reducidos niveles de ocupación y que las medidas sobre aforos, reuniones y personas no habían impulsado una aceleración del empleo. En julio, 73.000 trabajadores acabaron su ERTE en las ramas turísticas. En agosto fueron 35.000.

Habrá que esperar al mes de septiembre para comprobar si el fin de agosto frustra la creación de empleo o si se logra alargar la temporada y seguir con una tendencia positiva. En un análisis más detallado, todos los subsectores turísticos mejoraron su situación con respecto a julio, reduciendo tanto el porcentaje de trabajadores que siguen en ERTE como el descenso relativo de su afiliación.

Foto: Cartagena recibe el primer crucero desde marzo de 2020. (EFE)

Las ramas con mayor cantidad de empleo afectado, indica Exceltur, siguen siendo las puramente turísticas: agencias de viaje (-38,4% vs. agosto 2019; 26.000 empleos afectados) y el transporte aéreo (-28,9%; 12.000 empleos afectados), condicionadas por el fenómeno 'staycation', restricciones a realizar viajes internacionales y preferencia por desplazamientos en vehículos individuales.

Los niveles de empleo en el sector de alojamiento se mantienen un -22,3% por debajo de los niveles de 2019 (94.000 empleos afectados) por los todavía reducidos niveles de ocupación, establecimientos cerrados y preferencia por tipologías de alojamiento individuales (segundas residencias, amigos y familiares, alquiler…).

Caída en septiembre y octubre

En todas las zonas turísticas de referencia se ha seguido el mismo patrón durante el verano. En el caso de la Costa del Sol agosto cerró con un 76,42% de ocupación. Cabe destacar que, del total, el 69% de los turistas han sido nacionales y el 31% lo han sido de carácter internacional. Los empresarios costasoleños prevén para septiembre y octubre una caída de 29,68 puntos y de 35,39 —respectivamente— frente al mismo periodo de 2019, el año que se toma como referencia.

Estos son los datos que expondrán los empresarios turísticos ante la vicepresidenta Yolanda Díaz. Esperan aprovechar el diálogo fluido que mantienen con Díaz. El principal escollo sería la postura de la vicepresidenta Nadia Calviño, partidaria de cortar los ERTE lo antes posible. También sorprende que haya más comunicación con Trabajo que con la ministra de Turismo, Reyes Maroto.

Foto: Playa de La Misericordia en Málaga. (EFE)

"Somos conocedores de la sensibilidad de la ministra y del secretario de estado de Trabajo en la necesidad de prorrogar los ERTE para aquellos sectores en los que son fundamentales; y el turismo es el principal de ellos", resalta a este diario José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur.

Díaz y su equipo tienen claro que no van a dejar caer al sector turístico en la recta final de la crisis que empezó en marzo de 2020. Pero sí hay incertidumbre en saber si el Gobierno diferencia los subsectores que se han recuperado con más vigor, como la hostelería, frente a otros más perjudicados como los hoteles, aerolíneas y agencias de viajes.

Comisiones Obreras alerta de la transformación de los ERE en ERTE y de la "picaresca" y "abuso" por parte de algunas empresas

Gonzalo Fuentes, responsable federal de Hostelería y Turismo de Comisiones Obreras, alerta de la transformación de los ERE en ERTE y de la "picaresca" y "abuso" por parte de algunas empresas que han formalizado contratos de cuatro horas en bares y restaurantes y luego han trabajado ocho o diez horas. "En muchos hoteles la ocupación estaba a un 90% y la plantilla en un 70%", denuncia en declaraciones a El Confidencial.

"Será un invierno muy duro", sostiene Javier Gándara, presidente de ALA (Asociación de Líneas Aéreas). "La situación está muy lejos de ser ni parecida a lo que era antes porque la demanda se está recuperando de manera muy lenta. Sí, este verano ha sido el verano de la recuperación, pero hasta 2023 no volveremos a la situación que teníamos antes", explica Gándara.

Cotizaciones del sector aéreo

A pesar de que el verano ha sido bueno, conviene recordar que los vuelos operados en aeropuertos españoles en agosto apenas representaron el 75% de los que hubo en 2019, un 25% de caída. El número de vuelos es la oferta, no la demanda. Los aviones siguen viniendo menos llenos. Entre enero y julio apenas han volado un 27% de los pasajeros, uno de cada cuatro de los que volaron hace dos años.

"Es fundamental que se extiendan los ERTE por fuerza mayor al menos hasta Semana Santa de 2022 y que se tengan en cuenta las subvenciones de las cotizaciones al sector aéreo. En el mes de agosto de los 17.000 empleados en el sector aéreo durante el confinamiento aún quedaba el 30% en ERTE", según Gándara.

El sector asume que sin una prolongación de los ERTE no habrá una recuperación turística real.

ERE Temporada Alta Sindicatos Seguridad Social
El redactor recomienda