Es noticia
Menú
El BCE ha comprado en apenas dos años deuda española equivalente al 22% del PIB
  1. Mercados
HA ADQUIRIDO BONOS POR 267.824 M

El BCE ha comprado en apenas dos años deuda española equivalente al 22% del PIB

El banco central ha elevado su tenencia de bonos españoles en 267.824 millones desde el inicio de la pandemia. En los próximos meses, se echará a un lado

Foto: Pedro Sánchez, con Christine Lagarde, en 2018. (EFE/Calvo)
Pedro Sánchez, con Christine Lagarde, en 2018. (EFE/Calvo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Banco Central Europeo (BCE) ha sido el principal comprador de deuda española en los dos últimos años. La autoridad monetaria ha adquirido bonos españoles, tanto corporativos como, sobre todo, del Tesoro, por una cantidad de 267.824 millones, según los datos del Banco de España.

El BCE anunció la semana pasada su nueva hoja de ruta (‘forward guidance’), más dura de lo previsto. El Consejo de Gobierno de la institución que preside Christine Lagarde se inclina hacia la postura de los halcones, con un sesgo ‘hawkish’. Esto es, proclive a endurecer su política monetaria y a poner el foco en la inflación en detrimento del deterioro de las expectativas sobre el crecimiento por las consecuencias de la guerra de Ucrania.

Foto: Christine Lagarde. (Reuters)

La decisión del banco central es muy relevante para España. No en vano, ha sido el mayor comprador de deuda pública en los dos últimos años. Entre febrero de 2020 y diciembre de 2021, el peso del BCE en la deuda emitida por el Tesoro ha subido desde el 21,4%, con 212.717 millones, hasta el 33,58%, con 386.948 millones.

Pero el BCE no solo ha comprado deuda del Tesoro. También bonos corporativos, a través, principalmente, del programa especial de compras contra la pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés), con el que ha inyectado en dos años un total de 1,677 billones (millones de millones) de euros, y podría alcanzar este mes los 1,85 billones. En marzo expira este programa, aunque el BCE seguirá reinvirtiendo los vencimientos, al menos, hasta finales de 2024.

Durante estos dos años de pandemia, el BCE ha elevado su tenencia de deuda española en 267.824 millones, pasando de 336.440 hasta 604.263 millones, según las cifras del Banco de España. Se trata de un incremento del 80%. Las compras de bonos españoles por parte del BCE equivalen al 22% del PIB, lo que da muestras de la magnitud del apoyo del BCE.

El banco central puso el acento en inyectar liquidez a la economía desde el principio de la crisis por el coronavirus, evitando que se disparen las primas de riesgo y abaratando la deuda para los agentes económicos, con el objetivo de incentivar el gasto y la inversión. Pero ahora llega otra crisis y la meta ha virado drásticamente.

La inflación se ha disparado a niveles históricos, con máximos en la eurozona del 5,8% en febrero, mientras que en España el IPC se situó el mes pasado en el 7,6%. Los precios llevan subiendo desde verano, y se explica por la energía, tanto por las materias primas como por la electricidad. En un inicio, los bancos centrales no reaccionaron al considerar que sería transitoria, pero a finales de 2021 ya asumieron que no era tan temporal como esperaban.

Foto: Sede del Banco Central Europeo en Fráncfort, Alemania. (EFE/Armando Babani)

El BCE diseñó una guía de retirada de estímulos en diciembre, pero con compras de activos por 120.000 millones en el segundo trimestre y 90.000 millones en el tercero, para seguir con 20.000 millones en octubre. Pero ya el 3 de febrero, antes de la invasión rusa de Ucrania, endureció su discurso. Y la semana pasada ha confirmado este endurecimiento pese a la incertidumbre que provoca el conflicto bélico.

El banco central dejará de comprar deuda a lo largo del tercer trimestre. Además de dejar la puerta abierta a subir los tipos ya en 2022, deja a España y a otros Estados endeudados sin su principal comprador de deuda en medio del creciente riesgo de estanflación. Aunque Lagarde aseguró que el BCE actuará para evitar la fragmentación financiera, lo cierto es que es un desafío para España. No en vano, Moncloa había previsto incrementar la deuda pública y reducir los gastos asociados al servicio de la deuda (intereses) en los presupuestos de 2022 gracias a una política monetaria que, según los planes actuales del BCE, termina ya.

El Banco Central Europeo (BCE) ha sido el principal comprador de deuda española en los dos últimos años. La autoridad monetaria ha adquirido bonos españoles, tanto corporativos como, sobre todo, del Tesoro, por una cantidad de 267.824 millones, según los datos del Banco de España.

Banco Central Europeo (BCE) Banco de España Inflación Bonos corporativos Christine Lagarde
El redactor recomienda