Es noticia
Menú
El BCE sube 2 puntos su previsión de IPC (5,1%) pero mantiene un crecimiento sólido
  1. Economía
El PIB crecería el 3,7%

El BCE sube 2 puntos su previsión de IPC (5,1%) pero mantiene un crecimiento sólido

La reunión era la primera desde que estallara la guerra de Rusia en Ucrania y Christine Lagarde ha alejado el temor a que se produzca una estanflación en la eurozona

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (EFE/Julien Warnand)
Christine Lagarde, presidenta del BCE. (EFE/Julien Warnand)

Este jueves ha llegado uno de los platos fuertes de la semana. La atención estaba puesta en la reunión del Banco Central Europeo (BCE) pero, sobre todo, en la actualización de su previsión de inflación y crecimiento en la eurozona hasta 2024, puesto que era la primera desde que estallara la guerra de Rusia en Ucrania, que ha disparado el precio de la energía y ha alimentado los temores acerca de que se produzca un fenómeno temido por todos: la estanflación. Por tanto, la entidad ha tenido que actualizar sus previsiones con este impacto, que puede sufrir grandes vuelcos a medida que avance el conflicto y la inflación. Así, espera que el crecimiento del PIB sea sólido, con un pronóstico del 3,7%, cinco décimas menos de lo visto anteriormente. Todo ello, pese a que la previsión de IPC para este año se dispararía hasta el 5,1%, casi dos puntos más que el 3,2% pronosticado en diciembre. No obstante, la inflación podría ser "mucho mayor en el corto plazo", como ha reconocido su presidenta, Christine Lagarde.

Para el próximo curso, la previsión del BCE es que el crecimiento del PIB sea de un 2,8%, una décima menos, puesto que se prevé que la inflación se sitúe en el 2,1%, tres décimas más de lo previsto, siendo "la energía la principal razón de la alta inflación". El mayor alivio de precios se registraría en 2024, puesto que prevén que la inflación se sitúe por debajo del objetivo del 2% que siempre tiene entre ceja y ceja el organismo, ya que sería de un 1,9%, una décima más de lo estimado en diciembre.

La inflación subyacente (excluida el precio de la energía y los alimentos) sería de un 2,6% en 2022, de un 1,8% en 2023 y de un 1,9% en 2024. No obstante, superiores a las proyecciones realizadas en diciembre. "El Consejo de Gobierno ve cada vez más probable que la inflación se estabilice en su objetivo del 2% a medio plazo", esgrime Christine Lagarde.

Foto: Christine Lagarde. (Reuters)

El BCE contempla escenarios alternativos del impacto económico y financiero de la guerra, en los que la actividad económica podría verse afectada significativamente por un aumento más pronunciado en los precios de la energía y del resto de materias primas y ser un lastre más severo para el comercio, puesto que la inflación podría ser considerablemente mayor. "Sin embargo, en todos los escenarios se espera que la inflación disminuya progresivamente y se asiente en niveles cercanos a nuestra meta de inflación del 2% en 2024".

Christine Lagarde ha arrojado algo de optimismo al destacar que, pese a que las perspectivas de la economía dependerán del curso de la guerra entre Rusia y Ucrania y del impacto de las sanciones económicas y financieras, "otros vientos en contra del crecimiento ahora están desapareciendo. Las medidas para contener la propagación de ómicron han tenido un impacto más leve que en anteriores oleadas y ahora se están levantando y los problemas de la crisis de suministros están mostrando algunos signos de alivio". Además, ha recalcado que "el impacto de los altos precios de la energía pueden amortiguarse, en parte, aprovechando el ahorro acumulado durante la pandemia y mediante medidas fiscales que compensen su efecto".

La reacción de los mercados a la reunión, en la que también ha adelantado el fin de los estímulos, ha sido de debilidad del euro. A estas horas, el euro se deprecia y se intercambia por 1,1005 dólares, llegando a tocar los 1,112 dólares antes de la reunión. Por su parte, en los mercados de renta fija se asiste a un repunte de las rentabilidades, sobre todo de los países periféricos. Así, la del bono a diez años español se sitúa en el 1,269%, la del alemán en el 0,2695% y la del diez años estadounidense en el 2,007%, tras conocerse allí que la inflación ha alcanzado el 7,9%.

Este jueves ha llegado uno de los platos fuertes de la semana. La atención estaba puesta en la reunión del Banco Central Europeo (BCE) pero, sobre todo, en la actualización de su previsión de inflación y crecimiento en la eurozona hasta 2024, puesto que era la primera desde que estallara la guerra de Rusia en Ucrania, que ha disparado el precio de la energía y ha alimentado los temores acerca de que se produzca un fenómeno temido por todos: la estanflación. Por tanto, la entidad ha tenido que actualizar sus previsiones con este impacto, que puede sufrir grandes vuelcos a medida que avance el conflicto y la inflación. Así, espera que el crecimiento del PIB sea sólido, con un pronóstico del 3,7%, cinco décimas menos de lo visto anteriormente. Todo ello, pese a que la previsión de IPC para este año se dispararía hasta el 5,1%, casi dos puntos más que el 3,2% pronosticado en diciembre. No obstante, la inflación podría ser "mucho mayor en el corto plazo", como ha reconocido su presidenta, Christine Lagarde.

Banco Central Europeo (BCE) PIB Inflación
El redactor recomienda