El Estado se endeuda en 80.000 millones y pagará 30.200 millones en intereses
  1. Economía
LA DEUDA BAJARÁ HASTA EL 115% DEL PIB

El Estado se endeuda en 80.000 millones y pagará 30.200 millones en intereses

La deuda pública seguirá creciendo en 2022 en términos absolutos, pero, gracias a la caída de los tipos de interés, los costes de financiación se reducirán. También su impacto sobre el PIB

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)

El abultado déficit público —pese a que en 2022 se reducirá de forma drástica respecto de este año— obligará al Tesoro el próximo año a salir al mercado para captar 242.846 millones de euros. Es decir, un 9,8% más que en 2021. Esta cantidad, que supone alrededor de una cuarta parte del PIB, se debe a dos factores: las emisiones que hace el Tesoro Público, principalmente bonos, para hacer frente a las necesidades de financiación, y las amortizaciones que se producen en el ejercicio.

Si el análisis se hace en términos netos, es decir, descontando los vencimientos, el resultado es que el nuevo endeudamiento ascenderá aproximadamente a 80.000 millones de euros. Según las estimaciones del Tesoro, el año 2022 se cerrará con una deuda equivalente a 1,29 billones de euros. Es decir, más del doble que en el periodo 2009-13 (611.000 millones). Se prevé que las Letras del Tesoro no aporten financiación neta, por lo que los bonos y obligaciones del Estado, junto con el resto de deudas en euros y en divisas, aportarán prácticamente la totalidad de las necesidades de financiación neta previstas.

La parte positiva es que, pese al incremento del endeudamiento, la factura se reducirá, ya que el Tesoro podrá seguir aprovechando la tendencia descendente de los tipos de interés. En concreto, la partida de gastos financieros descenderá un 4,7%, hasta los 30.223 millones. Obviamente, no puede saberse lo que ocurrirá en 2022 con los tipos de interés, pero ya se conoce que en 2021, en concreto, el tipo de interés medio habrá bajado hasta el 1,66%, pero es que, en el caso de las nuevas emisiones, la rentabilidad se ha adentrado en terreno negativo, un -0,03%, principalmente por las emisiones a corto plazo.

Vida media de la deuda

Esta realidad es la que ha hecho que el Tesoro oriente sus emisiones a largo plazo y, como consecuencia de ello, se espera que 2021 finalice con una vida media de la cartera de deuda del Estado por encima de los ocho años, lo que representa un aumento respecto de los 7,75 años alcanzados en 2020. Para 2022 se espera que la vida media de la cartera se estabilice en ese nivel o aumente ligeramente, situándose dentro de una horquilla de 8 a 8,2 años, unos niveles que, según el Tesoro, permiten mantener un reducido riesgo de refinanciación y, por tanto, una menor exposición ante una eventual subida de los tipos de interés.

Foto: Pedro Sánchez y Pere Aragonès en el Palau de la Generalitat en septiembre. (EFE)

La deuda, sin embargo, y como se ha dicho, seguirá creciendo como resultado del impacto del covid y, tras haber bajado en 5,2 puntos porcentuales entre 2014 y 2019, de los cuales más de tres puntos se redujeron en 2018 y 2019, la ratio cerró antes de la pandemia en un 95,5%. Hoy, sin embargo, y debido al fuerte aumento de las necesidades de financiación, así como a una contracción del PIB sin precedentes en las últimas décadas, ha llevado la ratio al 119,5% este año. Si el año próximo el endeudamiento finaliza en el 115% del PIB, como pretende el Gobierno, eso significa que la pandemia habrá provocado un aumento de los pasivos del Estado de unos 15 puntos de PIB. En términos absolutos, unos 160.000 millones de euros.

Presupuestos Generales del Estado Deudas Letras del Tesoro
El redactor recomienda