La dependencia de España del BCE roza el 73% del PIB tras un 'rescate' de 350.000 M
  1. Mercados
ANTE LA CRISIS DEL COVID

La dependencia de España del BCE roza el 73% del PIB tras un 'rescate' de 350.000 M

El pasivo de la economía española con el banco central asciende a 816.758 millones, por la deuda de la banca y los bonos españoles en el balance de la institución

placeholder Foto: Pedro Sánchez, con Christine Lagarde. (EFE)
Pedro Sánchez, con Christine Lagarde. (EFE)

El ‘rescate’ del Banco Central Europeo (BCE) a la economía española sigue aumentando. Mientras llegan los primeros 9.000 millones de los fondos europeos, el oxígeno que ha impedido el colapso de la economía ha sido, como en el resto de la eurozona, el que ha llegado desde Fráncfort. La conexión en forma de financiación para la banca y compras de bonos para mantener a raya la prima de riesgo del Estado y las empresas ha superado ya el 70% del PIB.

En concreto, el ‘rescate’ del BCE suma ya 350.000 millones desde que llegó el covid. Esta cuantía representa la financiación dada a los bancos para que fluya el crédito y también la compra de activos. La dependencia de la economía ha alcanzado en junio, según las últimas estadísticas recopiladas por el Banco de España, la cifra de 816.758 millones, equivalente al 73% de la riqueza generada por la economía el año pasado.

Foto: Sede del BCE en Fráncfort. (Reuters)

Este nexo ha sido fundamental para evitar una crisis de liquidez cuando la economía se paralizó por el confinamiento de primavera de 2020 y, también, con cada nueva ola de contagios y restricciones para frenarlos que postergaba la recuperación. También ha permitido al Estado y a las empresas disparar su nivel de endeudamiento sin que lo haga con la misma contundencia el coste de financiación.

Las compras de bonos, tanto públicos como corporativos, han impedido que aumenten los tipos de interés. De hecho, el BCE ya cuenta con el 30% de la deuda emitida por el Tesoro, según datos del organismo adscrito a Economía. En total, la deuda española, de empresas y de administraciones públicas, en el balance del BCE, ha alcanzado los 529.769 millones. Esta cifra se ha elevado en un 57% —193.329 millones— desde febrero de 2020, antes de la expansión de la pandemia.

Gracias a ello, el Estado se ha endeudado hasta alcanzar una ratio de deuda sobre PIB del 125%, 30 puntos porcentuales más que antes de la crisis, sin que la prima de riesgo se haya tensionado salvo en el primer momento ante, precisamente, el titubeo inicial del BCE y de su presidenta, Christine Lagarde. El mercado de renta fija sufrió restricciones de la liquidez hasta el lanzamiento del programa especial de compras contra la pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés), con un perímetro original de 750.000 millones que se ha ido ampliando hasta 1,85 billones (millones de millones) de euros.

La rentabilidad del bono español a 10 años tocó el 0,7% en marzo de 2020 tras haber empezado el año en el 0,2%. Pero tras la vertiginosa escalada que sufrió con el covid, rápidamente menguó nuevamente el tipo de interés, impidiendo que se dispararan los costes de financiación para el Tesoro en un periodo de más necesidades de emisiones.

La otra actuación clave del BCE ha sido asegurar la liquidez en el sector financiero con la meta de evitar una contracción del crédito (‘credit crunch’) como ocurrió tras la crisis de 2008. El BCE ha desplegado financiación a largo plazo de hasta un -1% si cumplen los requisitos de crecimiento del ‘stock’ del crédito.

Foto: Pedro Sánchez junto a Christine Lagarde. (EFE)

De esta forma, la deuda de la banca con el BCE ha crecido en 159.862 millones, o un 123%, hasta los 290.262 millones. Los bancos han usado este dinero para dar préstamos, especialmente los créditos con aval público a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que permitieron el primer incremento interanual del ‘stock’ desde la crisis del euro. También lo han utilizado para comprar deuda, sobre todo aprovechando el incremento de los tipos en marzo de 2020, para compensar la caída de márgenes, y para alejar cualquier riesgo de liquidez.

De hecho, en la otra cara de la fotografía, que sería el activo de la economía española con el BCE a través del Banco de España, la banca sigue aumentando los depósitos en la ventanilla del banco central pese a que se penalizan con hasta un -0,5%. Pero como toman prestado por hasta un -1%, la banca consigue hacer arbitraje y generar ingresos extra.

Así, los depósitos de la banca española en el BCE han alcanzado los 299.548 millones, después de un incremento en junio de más de 20.000 millones que supera los 41.000 millones en 2021. Desde febrero de 2020, antes del covid, ha habido un aumento de 186.072 millones o del 64%.

Banco Central Europeo (BCE) Banco de España Tipos de interés Christine Lagarde PIB
El redactor recomienda