El BCE salva el Tesoro y hasta 2028 seguirá bajando el coste de la deuda
  1. Economía
EL ESTADO AHORRA 4.000 MILLONES

El BCE salva el Tesoro y hasta 2028 seguirá bajando el coste de la deuda

La deuda pública no para de crecer, pero, paradójicamente, el coste de financiación es cada vez más reducido. La política del BCE es hoy la mejor aliada de los tesoros nacionales

Foto: Sede del BCE en Fráncfort. (Reuters)
Sede del BCE en Fráncfort. (Reuters)

La noticia mala es que el volumen del endeudamiento público seguirá subiendo hasta finales de esta década (no así en términos relativos), la buena es que, paradójicamente, el coste de financiación será cada vez más barato. En concreto, el tipo de interés medio de la deuda continuará bajando hasta 2028, cuando se situará en un mínimo histórico del 1,5%. Es decir, prácticamente la tercera parte de lo que pagaba el Tesoro al comienzo de la anterior crisis económica.

En 2007, el tipo de interés medio se situaba en el 4,5%, lo que da idea de los efectos que está teniendo sobre el coste de financiación del Estado la política ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE).

Esto es lo que estiman los expertos de AFI (Analistas Financieros Internacionales), cuyo último informe de coyuntura sitúa el pico de la deuda en el 120% del PIB este año. A partir de ahí, la relación irá bajando suavemente, aunque su ritmo dependerá de la capacidad que tenga el BCE de crear inflación. En todo caso, según sus estimaciones, hasta prácticamente el final de la década la deuda seguirá por encima del 100% del producto interior bruto.

Fuente: AFI.
Fuente: AFI.

Para comprender el impacto de la estrategia monetaria del BCE sobre las cuentas públicas, solo hay que tener en cuenta que en 2016 la deuda alcanzó los 1,10 billones de euros, y entonces el Estado tuvo que destinar 30.657 millones en intereses, una cantidad muy superior, incluso, a los 21.901 millones que se dedicaron a inversión pública. En 2020, por el contrario, y según la comunicación enviada por el Gobierno a Bruselas, la deuda pública superará los 1,31 billones de euros, pero el pago de intereses apenas supondrá 25.936 millones.

Es decir, con más de 206.000 millones de deuda, el coste de financiación bajará en más de 4.000 millones de euros. De hecho, España pagará este año por su endeudamiento la cifra más baja desde 2011, lo que refleja hasta qué punto la política monetaria está salvando los Estados más endeudados. En particular, desde 2014.

Desequilibrio crónico

En buena medida, este elevado endeudamiento tiene que ver con la evolución del déficit de la Seguridad Social, que hoy financia las pensiones, en parte, a través del Tesoro, ya que las cotizaciones sociales son insuficientes. Y lo que estiman los economistas de AFI es que, debido al “desequilibrio crónico en las cuentas de la Seguridad Social”, el déficit primario se incrementará en porcentaje del PIB a partir de 2025, hasta alcanzar el 4,8% en 2040.

Tan solo en 2021, y según la Ley de Presupuestos que está a punto de aprobar el Congreso, el Estado otorgará al sistema público de protección social otro préstamo por valor de 13.830 millones de euros. La Seguridad Social, de hecho, ya ‘adeuda’ al Estado (segundo trimestre de este año) 68.851 millones de euros.

El déficit primario, como se sabe, representa el desequilibrio entre ingresos y gastos del conjunto de las administraciones públicas sin contar el pago del servicio de la deuda, y es especialmente relevante debido a que refleja la capacidad del Estado para pagar la deuda sin acudir, precisamente, al endeudamiento. Se trata, por lo tanto, de evitar que los pasivos del Estado se retroalimenten.

Hay que tener en cuenta que este año, según el Programa de Estabilidad remitido a Bruselas, el Ministerio de Economía estima que el saldo presupuestario primario se situará en un -7,7%, mientras que los intereses pagados aportarán otros -2,6 puntos porcentuales. Adicionalmente, el desplome del PIB contribuirá a que la ratio deuda pública, según el Gobierno, crezca este año en 20 puntos de PIB.

Fuente: AFI.
Fuente: AFI.

Lo singular, como se ha dicho, es que pese al extraordinario crecimiento del endeudamiento, el pago de intereses seguirá prácticamente igual. Junto al recorte del coste de financiación del déficit, la política del BCE está acelerando la tendencia del Tesoro a financiarse a plazos más largos, lo cual da mayor estabilidad a su estrategia. Y, de hecho, la vida media se sitúa ya en 7,84 años, prácticamente dos años más que en 2002, lo que refleja el impacto que tiene la política monetaria del banco central en la estrategia de financiación de los tesoros nacionales.

Según lo previsto por el Gobierno, el endeudamiento neto del Tesoro en 2021 ascenderá aproximadamente a 110.000 millones de euros. Se prevé que las letras, que son emisiones a corto plazo, aporten alrededor de 10.000 millones de financiación neta, mientras que los bonos y obligaciones a largo plazo, junto con el resto de deudas en euros y en divisas, aportarán los restantes 100.000 millones para cubrir la totalidad de las necesidades de financiación neta previstas.

Deuda pública Banco Central Europeo (BCE) Tipos de interés Crisis Inflación Seguridad Social Política monetaria Administraciones Públicas Deudas
El redactor recomienda