El 'factor investing' o cómo invertir en función de cada riesgo
  1. Mercados
cómo funciona

El 'factor investing' o cómo invertir en función de cada riesgo

En los últimos años la exposición de una cartera de renta variable a uno u otro factor de riesgo puede haber sido determinante en el comportamiento de la misma

Dentro del mundo de las inversiones, tanto los grandes como los pequeños ahorradores suelen guiarse por varios métodos o formas de mover su dinero. Y precisamente una de las más interesantes es la gestión en base a factores de riesgo ('factor investing'), a la que se llega a través de una evolución en la teoría de diversificación de carteras.

Como explica Francisco Esteban, responsable de Inversiones Cuantitativas de Santander AM España, "hasta principios del siglo XX el nivel de riesgo en las carteras de inversión se modulaba exclusivamente en función del nivel de exposición al mercado (Beta). Cuando las condiciones de mercado y las expectativas de rentabilidad eran más favorables se incrementaba el nivel de exposición al activo o mercado en cuestión y lo contrario cuando estas empeoraban".

Foto: elecciones-estados-unidos-coronavirus-mercados-bra

La Teoría Moderna de Carteras

Un tiempo más tarde, a mediados de siglo, el economista Harry Markowoitz "desarrolló su Teoría Moderna de Carteras donde expuso cómo maximizar la rentabilidad y minimizar el riesgo mediante una adecuada combinación de activos dentro de una cartera global".

A día de hoy, asegura, "los mercados sufren las correcciones que derivaron del estallido de la burbuja tecnológica, durante las cuales se observó que determinado tipo de inversiones en activos alternativos ('hedge funds', 'private equity' e inversiones inmobiliarias) registraron un comportamiento favorable y totalmente descorrelacionado del experimentado por los activos tradicionales". Por ello, "damos un paso en la teoría de diversificación de carteras mediante la inclusión de las inversiones alternativas como complemento a las tradicionales".

"Los bajos tipos de interés favorecen a compañías que predominan en el sector tecnológico"

Conviene recordar que en 2008 "volvió a estallar una burbuja, en este caso la inmobiliaria y de crédito, durante la cual los activos alternativos no solo no diversificaron, sino que incluso magnificaron las caídas experimentadas por los tradicionales. La explicación es que había un factor de riesgo común que podía condicionar el comportamiento de todos ellos: la liquidez".

Es entonces cuando "comienza a hablarse de diversificar carteras, no en función de activos sino en función de la exposición de las mismas a 'factores de riesgo'". Podemos distinguir dos grandes categorías de factores:

1.- Factores Macroeconómicos: crecimiento del PIB, inflación, política monetaria, desempleo y tipos de interés.

2.- Factores de Estilo de Inversión: tamaño/liquidez, volatilidad, 'momentum', calidad y los más conocidos: valoración y crecimiento.

En su opinión, "en los últimos años la exposición de una cartera de renta variable a uno u otro factor de riesgo puede haber sido determinante en el comportamiento de la misma, dado que un entorno dominado por bajos tipos de interés ha favorecido a las compañías con sesgo de crecimiento que predominan, entre otros, en el sector tecnológico".

¿Quieres saber más sobre mercados y tendencias de inversión? Obtén más información en el vídeo sobre estas líneas. Y si quieres acceder a todos los consejos de inversión de Santander Asset Management, haz clic aquí.

Inversiones Hedge funds Santander Asset Management ECBrands
El redactor recomienda