EN UNA JORNADA DE PESIMISMO

Los bancos de Wall Street (incluidos Santander y BBVA) caen con fuerza en bolsa

El sector financiero retrocede en una sesión marcada por el pesimismo generalizado. La Fed anunció el jueves que prohibía las recompras de acciones y limitaba los dividendos a la banca

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Jornada en rojo para la banca estadounidense… y parte de la española. La Reserva Federal anunció el jueves tras el cierre del mercado en EEUU que prohibía la recompra de acciones y limitaba los dividendos en el tercer trimestre. Un gesto sorprendente que se ha visto agravado en el mercado por el pesimismo generalizado que han traído unos datos de consumo estadounidense por debajo de lo esperado.

Con el S&P 500 dejándose un 1,8% y el Dow Jones cayendo un 2%, el sector financiero (cíclico por excelencia) también pierde: Wells Fargo se deja un 6,6%, seguido de Goldman Sachs (-6,6%), Bank of America (-5,6%), Citigroup (-5%), JP Morgan (-5,02%) y Morgan Stanley (-4,2%). También los españoles con Recibos de Depósito Americanos (ADR, por sus siglas en inglés) en Wall Street caen: Santander pierde un 4,8% y BBVA un 4,6%. De todas formas, también en Europa ha sido un día de caídas, con el sector cayendo entre un 1% y 4% en el Ibex 35.

El anuncio de la Fed supuso un cambio de tono en la entidad presidida por Jerome Powell, que no tomó medidas mientras que el Banco Central Europeo (BCE) se dedicaba a recomendar una suspensión de la retribución al accionista ya desde marzo. Ocho de los grandes bancos de EEUU ya habían suspendido las recompras hasta el cierre del segundo trimestre por iniciativa propia. La retribución supone un atractivo relevante para el accionista, pero también pesa sobre la posición financiera de las entidades (un factor sensible en un contexto de crisis por el coronavirus).

Para Johann Scholtz, analista especializado en el sector de Morningstar, tiene sentido que haya una intención de limitar este reparto de beneficios ya que “a veces” considera que los “bancos pueden ser demasiado agresivos con sus políticas de remuneración al accionista” y entiende el impacto que eso pueda tener en la solidez financiera de la entidad. Ya desde antes de la pandemia, de hecho, en nuestro país el Banco de España había mostrado muy abiertamente su preocupación por la política de dividendos de la banca.

Sin embargo, lo que Scholtz cree que es negativo de la medida de los reguladores es que “se decreta para todos los bancos de la misma forma”. “Tienes bancos que sí han estado dentro de lo racional con su remuneración al accionista antes del estallido de la pandemia”, explica el analista. “Es más el gesto por parte de la Fed y el BCE, el gesto de que interfieran en una dinámica que a priori tendría que quedar entre la empresa y el accionista, lo que asusta al mercado”. A largo plazo, el analista teme esta miedo del accionista por que el regulador pueda volver a intervenir en la retribución se vea reflejada en caídas en el mercado y, por tanto, pueda incrementar indirectamente los costes de capital de la banca.

En el caso de los analistas de CaixaBank, no obstante, la medida no supone sorpresa. “Creemos que la suspensión de la recompra de acciones y el límite de los dividendos ya se esperaba por parte del mercado debido a las limitaciones parecidas que había en Europa”.

Santander y BBVA

¿Afecta la política de la Fed a los dos bancos españoles con exposición al país? Desde BBVA explican que al no cotizar la filial, el banco no tiene retribución al accionista como tal, por lo que la medida no tiene efecto. Además, BBVA ni siquiera cumple con el requisito de tamaño, ya que no estuvo entre los 34 bancos a los que les hicieron el test de estrés. "No obstante, la recomendación de los dividendos supone un marco para todos los bancos", explican los analistas de CaixaBank. "Esta limitación sobre el dividendo puede reducir la flexibilidad de la asignación de capital interna de los grupos (aunque sea temporalmente) - no obstante, esto no debería ser una sorpresa".

Quizás el que esté bajo mayor foco sea la filial del Santander, que dentro del holding sí que tiene a su financiera de consumo cotizando por separado, el Santander Consumer USA. El banco de origen cántabro cuenta actualmente con una participación del 76,48%, y llevaba ejecutando un programa de recompra de acciones de 1.100 millones de dólares desde el tercer trimestre de 2019 hasta finales del segundo trimestre de 2020 (invirtiendo 485 millones de dólares en entre enero y marzo), según el último informe trimestral remitido a la SEC (la CNMV estadounidense).

Con sus programas, el banco había dejado entrever su intención de sobrepasar el 80% de participación, umbral que supone ciertas ventajas fiscales en el reparto del beneficio. No obstante embargo, no se trataba de un objetivo estricto con unos tiempos designados, por lo que fuentes del mercado apuntan a que las recompras probablemente se retrasen siguiendo el mandato de la Fed sin mayor aplomo.

La empresa también pagó un dividendo de 0,22 dólares en febrero de 2020 y otro de esa misma cantidad el 18 de mayo, sin haber anunciado más dividendos a corto plazo. Tras el comunicado de la Fed, el banco no ha dado novedades sobre sus planes en la retribución al accionista en el futuro.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios