EN PLENA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

BofA: la presión a recortes de dividendos bancarios en Europa favorecerá a EEUU

Los informes son de antes que Enria dijese hoy miércoles que "si los bancos deciden no cumplir con las recomendaciones [...] podemos tomar medidas legales coercitivas si fuera necesario"

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Bank of America no cree que el incentivo de las autoridades al recorte de dividendos por parte de los bancos sea una buena idea. Para los analistas de la firma estadounidense, estos ánimos lanzan una serie de señales peligrosas al mercado, lo cual contrarresta cualquier beneficio de la medida – tanto es así que considera incluso que esta situación va a beneficiar en inversión y negocio a los compañeros estadounidenses.

Tanto los bancos europeos como los estadounidenses (incluido Bank of America) han estado recortando en retribución al accionista en las últimas semanas ante el desarrollo de la pandemia del coronavirus. Lo que los analistas del banco norteamericano argumentan es que las entidades europeas registrarán un impacto más drástico y duradera que los de EEUU en el recorte de la retribución al accionistas. ¿La razón? El contexto político, donde las autoridades animan, o incluso presionan, abiertamente a rebajar los dividendos.

Los analistas de la firma estadounidense llevan desde la semana pasada reparando “el riesgo emergente de la cancelación de dividendos en Europa alentada por las autoridades”, algo que ven como “una forma de hacer que solo está teniendo Europa”, y creen que esto “pone en riesgo estructural a los bancos europeos en el próximo ciclo”.

“Los bancos de Austria, España, Suecia y Europa central han estado caracterizando [sus medidas] como un aplazamiento o postergación del dividendo”, resalta en el informe Bank of America. “Nosotros lo vemos como una cancelación”. Según defienden los analistas, “aun con una contención rápida del virus y la retirada del confinamiento en Europa, vemos que la disrupción como algo duradero y profundo”. “Para la llegada del verano, se nos hace difícil ver una política que vea como favorable la retomada del dividendo”, zanjan. “Cuando la política se vuelve determinante para el ‘payout’, vemos el ‘payout’ deteriorado”, por lo que Bank of America “se teme” que una falta de dividendo en 2019 llevará que no haya dividendo de 2020 tampoco.

No todos los bancos españoles han estado suspendiendo el dividendo de 2019. De momento, solo Liberbank o CaixaBank han suspendido el pago con cargo al ejercicio anterior, alterando la naturaleza de las juntas de accionistas previstas en estas semanas. BBVA, Bankia y Santander, a su vez, lo han suspendido solo a cargo de 2020, por lo que sí que pagarán los dividendos aprobados en las juntas de estas semanas a cargo de 2019.

.
.

Todo esto se da en un contexto de recomendación por el Banco Central Europeo tanto en su diálogo con la banca como de forma oficial de cara el público. Tras el comunicado enviado a última hora del viernes, los bancos europeos cayeron con fuerza el lunes en bolsa. El BCE estima que los dividendos pendientes de abonar a cargo de 2019 y 2020 alcanzan una cantidad de 30.000 millones de euros.

Aunque BofA no lo menciona en su informe, es cierto que la Reserva Federal, por su parte, no ha emitido ningún comunicado oficial semejante, ni tampoco su presidente, Jerome Powell, ha proporcionado mención pública al respecto.

Las declaraciones de BofA se encuentran en una tanda de informes anteriores a las declaraciones de este miércoles el presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria. En una entrevista con Bloomberg, Enria ha endurecido aun más el mensaje de la institución al declarar que "si los bancos deciden no cumplir con las recomendaciones, decidiremos si tomamos otras medidas. Podemos tomar medidas legales coercitivas si fuera necesario".

“No esperamos que los bancos estadounidenses recorten dividendos más allá de lo que ya han anunciado”, explican, argumentando que “en parte, esto es reflejo del peso que han puesto los bancos de EEUU en la recompra de acciones en los últimos años: la Fed impuso un tapón del 30% en el ratio entre dividendos y beneficios”. No obstante, los analistas de BofA ejemplifican con un gráfico que los dividendos son significativos para los bancos de EEUU, más que para los europeos. “Un pago fiable proporciona un apoyo estructural para la valoración de los bancos estadounidenses a un nivel mucho mayor”, explican desde la entidad, apoyándose en más gráficos. “Con el tiempo, esto hará que más negocio migre a los bancos estadounidenses”.

.
.

Señal de estrés

Bank of America no solo no cree que un recorte de los dividendos animado por las autoridades sea bueno para los bancos, si no que ni siquiera considera que merezca la pena en materia económica.

“Creemos que dar mandato a las cancelaciones de dividendo es contraproducente para las autoridades cuando se aplica al sistema por completo en vez de a bancos con problemas de forma individual”, proponen los analistas. Para apoyar su argumento, defienden tres razones.

Por un lado, BofA cree que “esto da señal de estrés”. “Debido a que el mercado sabe que el banco central tiene información sobre los bancos que [el mercado] no tiene, una imposición abrupta sobre la distribución [de dividendos] obviamente implicaría que hay un estrés en el sistema que no es obvio”, destacan los analistas. “Esto reduce la confianza y puede aumentar los diferenciales de deuda, aumentando el coste de refinanciación de la banca”.

Dar mandato a las cancelaciones de dividendo es contraproducente para las autoridades cuando se aplica al sistema por completo en vez de a bancos con problemas de forma individual

En segundo lugar, la entidad esgrime en el informe que “los bancos tienen instrumentos subordinados en los que el cupón o conversión potencial están sujetos a aprobación regulatoria”. “Los cambios abruptos en el comportamiento regulatorio aumentan el riesgo de que una aprobación no esté próxima, reduciendo el atractivo y predictibilidad de estos instrumentos”, contextualizan los analistas. “Esto también tiende a aumentar su coste”.

Y en tercer lugar, BofA subraya que los bancos son “los mayores consumidores de capital en renta variable de gran parte de los países”. “Limitar la capacidad de los principales proveedores de capital de obtener rentabilidades supone una reducción sustancial de la eficiencia en la asignación de capital y, naturalmente, llevará a los proveedores de capital a salir del sector”, auguran los analistas.

Según los cálculos de BofA, “los dividendos anuales son entre 50 y 60 puntos básicos del Capital Tier 1 en Europa, o solo un 5% de la cotización”. “Creemos que el capital ‘ahorrado’ se verá descompensado por el deterioro de los incentivos y los costes de financiación más alto, llevando a una reducción del capital en el sistema bancario tras un par de años, con una disposición menos de los bancos de inyectar más capital en préstamos a la economía y aumentará el coste de financiación del sistema a lo largo del tiempo”.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios