POR EL CORONAVIRUS

El BCE aprieta las tuercas a los bancos para que cancelen dividendos hasta octubre

El regulador publica un nuevo comunicado más duro para que las entidades europeas no paguen dividendos o recompren acciones hasta al menos octubre por la crisis del Covid-19

Foto: Sede del BCE en Fráncfort. (Reuters)
Sede del BCE en Fráncfort. (Reuters)
Adelantado en

El Banco Central Europeo (BCE) intensifica su mensaje para que el sector financiero baje dividendos y bonus por el coronavirus. Tras haberlo sugerido tímidamente en un comunicado de la semana pasada, el regulador europeo ha transmitido en los últimos días un mensaje más contundente a las entidades y ha hecho público un nuevo comunicado, tal y como ha adelantado este medio. La idea es clara: todas las facilidades que se están poniendo a disposición de los bancos son para que se financie la economía real, no para que se premie a los accionistas o directivos. El BCE no quiere que se paguen dividendos ni se recompren acciones hasta, al menos octubre.

La recomendación está llegando a las entidades a través del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), dependiente del BCE. Este supervisor, presidido por Andrea Enria, ha lanzado un mensaje más próximo al del regulador sueco, que hace tres días envió una carta a todos los bancos "con una recomendación para que sus consejos cambien de inmediato sus propuestas de dividendos y que en las juntas generales de accionistas de primavera decidan no pagar un dividendo".

En España, las únicas entidades que por el momento han seguido el ejemplo son Santander, CaixaBank y Bankia. La primera comunicó el pasado lunes que retrasa el primer pago a sus accionistas con cargo a las cuentas de 2020 y bajó el sueldo de su cúpula. Por su parte, la entidad catalana anunció este jueves por la noche que baja los dividendos de 2019 y 2020 y su CEO, Gonzalo Gortázar renunció al próximo bonus. Mientras, Bankia lo ha hecho este mismo viernes, en su junta de accionistas.

En Estados Unidos, algunas entidades han ido más allá, al cancelar directamente toda la remuneración a sus inversores con cargo a las cuentas de 2019, a pesar de que el año ya estuviera cerrado.

Se espera que el resto de entidades españolas se vayan sumando a la recomendación en las próximas semanas.

Ayudas para financiar las pymes

Hasta ahora, el mensaje del BCE ha sido cauto en este campo: "Aunque el BCE no está requiriendo a los bancos suspender o reducir los dividendos o las recompras de acciones, espera que los bancos tomen decisiones prudentes en línea con las previsiones de deterioro económico". Fuentes próximas al regulador creen que este mensaje se queda corto: "Pedir a los bancos que no usen la flexibilidad en capital o provisiones para repartir dividendo es como no pedir nada".

Así, el regulador europeo ha ido anunciando distintas medidas en las últimas semanas para que las entidades capeen mejor el temporal del coronavirus: una nueva barra de liquidez en mejores condiciones; la posibilidad de bajar temporalmente su ratio de capital en hasta 3,5 puntos (120.000 millones), y una mayor flexibilidad contable para no apuntar como morosos créditos que impaguen como consecuencia de esta crisis, como adelantó este medio.

El BCE tiene claro que todas estas facilidades tienen que servir para que las entidades presten más dinero a las empresas, autónomos y familias que están sufriendo el impacto del Covid-19. Por ello, quiere que todo el colchón adicional que generen las entidades y el que tuvieran de antemano sea para financiar la economía y para reforzar sus reservas, no para remunerar al accionista o a sus directivos.

Las entidades españolas se comprometieron a pagar unos 7.390 millones de euros en concepto de dividendos, con cargo a los resultados de 2019, un 53,2% del beneficio atribuido conjunto en el año. Y se esperaba que la cifra fuera mayor en 2020, hasta que se extendió el coronavirus.

Basilea e IFRS

La medida del BCE ha ido acompaña de otros movimientos de reguladores. Por un lado, el Comité de Basilea ha anunciado el retrasado hasta 2023 la entrada en vigor de Basilea III, una normativa que endurecía los requisitos de capital a los bancos.

También se han hecho públicos más detalles sobre como tienen que contabilizar a partir de ahora los bancos los créditos afectados por el Covid-19, según la normativa IFRS 9, y la Federación Europea de Bancos ha hecho un comunicado apoyando que se congele el pago de dividendos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios