AYUDA A LA BANCA

El BCE relaja las provisiones de la banca europea por el coronavirus

El regulador europeo contempla que los créditos que se impaguen por el coronavirus no sean considerados morosos, para así evitar un golpe en las cuentas del sector

Foto: Sede del supervisor europeo del BCE en Fráncfort. (EFE)
Sede del supervisor europeo del BCE en Fráncfort. (EFE)

La banca europea respira con alivio. El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido una medida histórica para salvar las cuentas de las entidades: una moratoria para las nuevas provisiones provocadas por la crisis del coronavirus, tal y como ha adelantado este medio.

Esta medida, llega ante el temor de que el parón económico golpee con fuerza a las cuentas del sector financiero, con nuevas dotaciones que lleven a presentar números rojos a gran parte del sector. Cada país está preparando avales estatales créditos a las empresas afectados, pero desde la banca se temía que no sea suficiente y haya una oleada de provisiones que limite su capacidad de financiar a la economía.

"El BCE apoya todas las iniciativas destinadas a proporcionar soluciones sostenibles a los clientes temporalmente impatados por la pandemia. Con este fin, el BCE ha introducido flexibilidad supervisora en el tratamiento de los préstamos morosos, en particular para permitir que los bancos se beneficien plenamente de los avales y moratorias establecidas por las autoridades públicas para hacer frente a los problemas actuales", señala el regulador en una nota de prensa.

El propio Consejo de Estabilidad Financiera (FSB, por sus siglas en inglés) hizo un comunicado este viernes pidiendo a los reguladores y a las entidades "que usen la flexibilidad que existe en las normas internacionales".

El BCE sigue este modo el camino marcado por el Banco de Inglaterra, que este viernes ha anunciado que ha abierto la puerta a que los créditos afectados por el coronavirus se mantengan dentro de la categoría de 'normal', en lugar de entrar en el 'stage 2' que exige provisiones a las entidades.

Ésta era una de las reclamaciones del sector financiero durante las últimas semanas. Aunque ninguna entidad se atreve a hacer estimaciones oficiales, ya hay informes circulando que hablan de un posible de posibles impactos que se lleven por delante un 30% del beneficio de este año, bajo supuestos conservadores y de que la crisis dure apenas unos meses. Otros hablan de pérdidas durante tres años para el sector.

Otras medidas

Esta medida refleja cómo el BCE está intentando poner toda la carne en el asador para que la crisis del coronavirus afecte lo mínimo posible a la economía. Así, el pasado miércoles sacó la artillería pesada al anunciar la compra de activos por hasta 750.000 millones de euros, que podría ampliarse en caso de ser necesario. Esta iniciativa tiene a los bancos como uno de los principales beneficiados, al frenar el repunte de las primas de riesgo.

Junto a ello, el regulador lanzó una batería de iniciativas para el sector financiero la semana pasada, que implican sobre todo una flexibilización en las ratios de capital y de liquidez. El BCE ha cuantificado por primera vez estas medidas, que implicaría liberar hasta 120.000 millones en patrimonio para que las entidades financien 1,8 billones de euros en préstamos.

Con la última iniciativa regulatoria que del BCE, la banca española tiene ante sí el mayor despliegue de medidas de la historia para evitar un 'shock': inyecciones de liquidez por parte del regulador; flexibilidad para saltarse temporalmente la política de provisiones y las ratios de solvencia y liquidez; y avales públicos para seguir financiando a las pymes.

La caída de la economía preocupa tanto a reguladores que, más allá de estas medidas, está creciendo la presión para que Europa desbloquee ayudas adicionales. Así lo ha expuesto este viernes el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos: "Es necesaria una mayor ambición de las políticas fiscales europeas comunes, a través de las herramientas existentes para tal fin (MEDE, BEI, presupuestos de la UE…) u otras nuevas que pudieran complementar a estas (por ejemplo, a través de un refuerzo de las herramientas comunes de compartición del riesgo presupuestario de los países individuales)", como los eurobonos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios