MEDIDAS EXTRAORDINARIAS

El BCE desbloquea 60.000M a los bancos españoles para cubrir pérdidas del Covid-19

El regulador europeo da margen para que las entidades bajen sus tasas de capital en 3,5 puntos porcentuales, lo que implicaría perder 60.000 millones, el equivalente a otro rescate

Foto: Luis de Guindos y Christine Lagarde, vicepresidente y presidenta del BCE. (Reuters)
Luis de Guindos y Christine Lagarde, vicepresidente y presidenta del BCE. (Reuters)
Adelantado en

La banca española tiene margen para asumir un golpe por el coronavirus similar al rescate financiero de 2012. El Banco Central Europeo (BCE) anunció el pasado jueves una serie de medidas para facilitar la digestión de esta crisis a las entidades europeas. La mayor parte de las iniciativas buscan flexibilizar los requisitos de solvencia: que los bancos puedan disponer del capital que han ido acumulando en los años de bonanza. En el caso de los españoles, podrán usar hasta 60.000 millones.

Por entidades, el banco con más margen para 'combatir' el coronavirus es Santander, con 27.320 millones de colchón de capital, seguido de BBVA (16.778 millones), CaixaBank (5.187 millones), Bankia (4.503 millones), Sabadell (2.849 millones), Unicaja (1.390 millones), Bankinter (1.182 millones), Liberbank (774 millones) e Ibercaja (711 millones).

"El coronavirus está demostrando ser un 'shock' significativo para nuestras economías. Los bancos deben estar en condiciones de continuar financiando los hogares y las empresas que experimentan dificultades temporales", señaló el presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), del BCE, Andrea Enria.

"Los colchones de capital y liquidez se han diseñado con el fin de permitir a los bancos soportar situaciones estresadas como la actual. El sector bancario europeo ha acumulado una cantidad significativa de estos colchones. El BCE permitirá a los bancos operar temporalmente por debajo del nivel de solvencia definido por la Guía del Pilar 2 (P2G), el colchón de conservación de capital (CCB) y el índice de cobertura de liquidez (LCR)", añadía la institución.

Un tercio del capital

Los requisitos de capital de los bancos se desglosan en varios escalones. El primero es un fijo de 4,5 puntos porcentuales (Pilar 1). Le sigue el Pilar 2, que tiene una parte subjetiva en función del riesgo de la entidad, que en España se mueve de los 1,5 a los 2,5 puntos porcentuales, y otra parte secreta, que solo se comunica a las entidades (P2G), que fuentes financieras consultadas por este medio explican que se mueve a partir de un punto porcentual. Junto a estos, está la tasa de conservación (CCB), los de los bancos sistémicos (de mayor tamaño) y los contracíclicos.

La suma de todos estos colchones se situó a finales de 2019 entre el 10,5% y el 11%, según las mismas fuentes, cantidad a la que hay que sumar otro punto porcentual que el BCE pide a los bancos que acumulen para los momentos de crisis. De ahí el 12% al que las entidades intentan llegar desde hace años.

De este 12%, el BCE flexibiliza el uso de casi un tercio: entre 3,5 y cuatro puntos porcentuales. 'A priori', las entidades van a intentar no tener que usar este colchón, ya que implicaría asumir pérdidas multimillonarias. El regulador europeo ha dejado claro que la flexibilización es "temporal", por lo que cuando pase esta crisis pedirá que se vuelva al nivel previo, y que chequeará que no se use para subir los dividendos o los bonus de los directivos.

Los banqueros consultados señalan que hubieran preferido una moratoria en las provisiones de pymes y familias afectadas por el coronavirus. Así, podrían seguir financiando a estos clientes sin entrar en pérdidas y verse presionados por el mercado. Pero el BCE ya ha dejado claro que no bajará el listón de la morosidad. Otra opción es que el Gobierno ofrezca avales para estos créditos, algo que Alemania ya ha hecho y los bancos esperan que comunique Pedro Sánchez esta semana.

Otras dos buenas noticias para la banca son que el regulador ha paralizado inspecciones que tenía en marcha, que podrían haber supuesto un golpe para algunas entidades, y que ha dejado para 2021 los test de estrés, que implicaban una distracción para los equipos de regulación y riesgos de los bancos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios