PARA EVITAR UNA CRISIS DE CRÉDITO

El BCE relaja los requisitos de solvencia de la banca ante la crisis del Covid-19

La autoridad supervisora que dirige Enria suaviza las exigencias y, de forma paralela, el BCE concederá financiación a condiciones favorables. El objetivo es que no se frene el crédito

Foto: Andrea ENria, presidente del MUS. (Reuters)
Andrea ENria, presidente del MUS. (Reuters)

Medidas sin precedentes de la autoridad supervisora bancaria del Banco Central Europeo (BCE) ante la crisis económica y de mercados desatada por la pandemia del Covid-19. Si en los últimos años había una tendencia de elevar los requisitos de solvencia para evitar una crisis financiera como la de 2008, ahora hay marcha atrás. El brazo supervisor del BCE, dirigido por Andrea Enria, ha lanzado un paquete de medidas que relaja los requisitos de capital de los bancos para aliviar el trago de pasar la crisis del coronavirus y evitar que se frene el crédito. Los bancos siguen, aun así, en caída libre en bolsa, con retrocesos del 8% en el Euro Stoxx Banks y del 9% en el Ibex 35 Banks.

Los bancos podrán operar temporalmente por debajo del nivel de capital definido por la guía del Pilar 2 (P2G), el búfer de conservación de capital CCB y el índice de cobertura de liquidez LCR. Es decir, suaviza los requisitos para evitar que los bancos cierren el grifo del crédito en caso de un aumento de la morosidad que ponga en riesgo sus niveles de solvencia y liquidez. En la misma dirección, los bancos podrán usar parcialmente instrumentos de capital que no se califican como de máxima calidad (CET1), como son los instrumentos de nivel 1 y nivel 2, que tienen a través de las emisiones de deuda anticrisis a las que ha obligado el programa MREL (como los AT1 o CoCos y la deuda subordinada) para cumplir los requisitos más exigentes del pilar 2 P2R, que hasta ahora solo podían cubrir con capital puro.

"El BCE considera que estas medidas temporales se verán reforzadas por la relajación adecuada del colchón de capital anticíclico por parte de las autoridades macroprudenciales", dice el comunicado. Es decir, reclama a los supervisores nacionales que reduzcan los colchones anticíclicos que dependen de cada país. El Banco de España no lo había activado, aunque lo tuvo en discusión.

"El coronavirus está demostrando ser un shock significativo para nuestras economías. Los bancos deben estar en condiciones de continuar financiando a los hogares y a las empresas que experimentan dificultades temporales. Las medidas de supervisión acordadas hoy apuntan a ayudar a los bancos a servir a la economía y abordar los desafíos operativos, incluida la presión sobre su personal", señaló Enria.

De forma paralela, el BCE ha anunciado operaciones de refinanciación a la banca (LTRO) de forma extraordinaria hasta junio, y después, un tercer programa (LTRO III) hasta junio de 2021. Los LTRO se asignarán con un procedimiento de licitación con una tasa fija, igual a la de la facilidad de depósito (la oficial es del -0,5%), y proporcionarán liquidez hasta junio de 2020, cuando se lanzará el tercer programa (LTRO III), que se aplicará entre junio de 2020 y junio de 2021, con "términos más favorables" a todas las operaciones pendientes., y que respaldarán a los préstamos bancarios afectados por la crisis del coronavirus, en particular pequeñas y medianas empresas.

El comunicado del BCE, que según Christine Lagarde en nota de prensa será positivo para paliar el efecto de la crisis, señala que las medidas proporcionarán "un alivio de capital significativo a los bancos en apoyo de la economía", y que espera que las entidades usen estos efectos para "apoyar la economía y no aumentar la distribución de dividendos o la remuneración variable".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios