NUEVO PROGRAMA HASTA FINALES DE AÑO

El BCE saca la artillería pesada: 750.000 millones contra el Covid-19

El Banco Central Europeo saca la artillería pesada y pone sobre la mesa un programa de emergencia ante el coronavirus de 750.000 millones de euros

Foto: Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo. (Reuters)
Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo. (Reuters)

El Banco Central Europeo (BCE) llevaba desde el jueves de la semana pasada enviando mensajes contradictorios y dubitativos a los mercados. Las palabras de Christine Lagarde, presidenta del eurobanco, durante la rueda de prensa de la semana pasada, cuando aseguró que el trabajo de la institución no era "reducir los diferenciales [de primas de riesgo]", le han salido muy caras a Italia y los problemas han continuado esta semana. Por eso, el BCE no ha podido aplazarlo más y en la noche del miércoles al jueves ha anunciado un nuevo programa de compras por valor de 750.000 millones de euros ante la crisis del coronavirus.

"Tiempos extraordinarios requieren acciones extraordinarias", ha escrito Lagarde tras anunciarse la decisión del eurobanco, con la que Fráncfort trata de frenar las especulaciones sobre hasta qué punto el BCE estaba todavía comprometido con los instrumentos puestos sobre la mesa durante la crisis del euro, con las que se salvó la moneda única. "No hay límites para nuestro compromiso con el euro. Estamos decididos a utilizar todo el potencial de nuestras herramientas, dentro de nuestro mandato", ha señalado la presidenta de la institución minutos después de hacerse pública la decisión.

Christine Lagarde, junto a su predecesor en la presidencia del BCE, Mario Draghi. (Reuters)
Christine Lagarde, junto a su predecesor en la presidencia del BCE, Mario Draghi. (Reuters)


El 'whatever it takes' de Mario Draghi salvó entonces la eurozona, y aunque estos últimos días se repetía una y otra vez ese mantra —desde dentro del Eurogrupo hasta en la reunión digital de líderes—, faltaba que los hechos renovaran la validez de aquellas palabras. Y el BCE ha decidido volver a hacerlo. "El consejo de gobierno hará todo lo necesario dentro de su mandato", señala el eurobanco en un comunicado, en el que asegura estar "totalmente preparado para aumentar el tamaño de sus programas de compra de activos y ajustar su composición, tanto como sea necesario y durante el tiempo que sea necesario". "Explorará todas las opciones y todas las contingencias para apoyar la economía a través de este 'shock", promete el BCE.

En su comunicado, el eurobanco señala que las compras se extenderán, como mínimo, hasta que termine 2020 y podrán continuar hasta que el consejo de gobierno considere que ha finalizado la crisis del Covid-19, "e incluirán todas las categorías de activos elegibles bajo el programa de compra de activos existente".

Este golpe de efecto es clave para la economía europea. Desde que la pandemia aterrizó en el continente y Lagarde decepcionó a los mercados, las primas de riesgo de los países periféricos se han disparado, en especial la italiana, situándose en máximos de los últimos tres años. De ahí que el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, señalara tras conocer las medidas del BCE: "Es apropiado para la gravedad de la emergencia sanitaria que afrontamos y el 'shock' económico que se está produciendo. Muy bien por el BCE".

También aplaudió las medidas Emmanuel Macron, presidente francés, mostrando su “apoyo total a las medidas excepcionales tomadas esta noche por el BCE” y pidiendo a los Estados miembros cumplir con su parte con “una mayor solidaridad financiera dentro de la zona euro”. “Nuestra gente y nuestras economías lo necesitan”, señaló el galo. Macron fue uno de los líderes que en la videoconferencia de este lunes pidieron activos seguros europeos mutualizados para la ocasión, calificados como 'coronabonos'.

Toda la carne en el asador

Este paquete de 750.000 millones se suma al anuncio de la semana pasada de que Fráncfort aceleraría en 120.000 millones de euros más la compra de bonos hasta finales de año, después de haber retomado en noviembre, con la llegada de Lagarde, las compras por valor de 20.000 millones de euros al mes. Es decir, hasta finales de año, el BCE va a hacer compras por valor de 1,11 billones de euros.

Uno de los elementos clave del comunicado del BCE es que aunque el criterio para la asignación de las compras en cada país seguirá siendo la clave de capital de los bancos centrales nacionales (es decir, aportan dependiendo de su población y la aportación al PIB de la Unión), este programa de compras "se realizará de manera flexible". "Esto permite fluctuaciones en la distribución de los flujos de compra a lo largo del tiempo, entre las clases de activo y entre las jurisdicciones", señala el comunicado. En otras palabras: se va a poder ir al rescate del país que peor lo esté pasando aunque la asignación que le correspondiera sea inferior, porque el programa se dirigirá "de manera flexible".

Sede del BCE en Fráncfort. (Reuters)
Sede del BCE en Fráncfort. (Reuters)

Esta medida llega tras la decepción generada por el BCE la semana pasada, en la reunión en que anunció medidas para asegurar la liquidez del sistema y la viabilidad del sector financiero en medio de la crisis del coronavirus. Sin embargo, dejó unas palabras que hicieron cundir el pánico entre los inversores, al transmitir que el BCE no está para parar la escalada de las primas de riesgo.

Este mensaje no fue entendido por banqueros ni inversores. De hecho, durante los últimos días, se ha criticado con insistencia el error cometido por la presidenta del BCE y la inflexibilidad de la institución, incapaz siquiera de haber adelantado su mensaje unos días para tranquilizar a los mercados y a la economía.

Fuentes financieras señalan que esto es parte de la división que dejó Mario Draghi en el consejo de gobierno de la institución, sobre todo tras la última polémica reunión. De hecho, esta misma semana ha sembrado la polémica uno de sus miembros, el representante de Austria, Robert Holzmann, al que el regulador tuvo que llevar la contraria tras señalar que la política monetaria había llegado a su límite.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios