EN EL TERCER TRIMESTRE

La Fed prohíbe las recompras de acciones de los grandes bancos de EEUU ante el covid

Esta decisión supone un cambio de rumbo para la Fed en esta materia, después de que el BCE recomendase la suspensión de los dividendos bancarios en el Viejo Continente en marzo

Foto: El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. (Reuters)
El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. (Reuters)

La Reserva Federal cambia su posición respecto a la retribución al accionista en la banca. Tras evaluar los resultados de su último test de estrés al sector, el organismo presidido por Jerome Powell ha decidido “requerir a los grandes bancos que preserven su capital suspendiendo la recompra de acciones, limitando los pagos de dividendo y permitiendo que los dividendos se ajusten a una fórmula basada en los ingresos recientes”, según detalla en un comunicado, especificando que estas medidas afectarán al tercer trimestre. La Fed también “requerirá a los bancos que reevalúen sus planes de capital a largo plazo”.

Los ocho mayores bancos de EEUU (Bank of America, Bank of New York Mellon, Citigroup, Goldman Sachs, JP Morgan Chase, Morgan Stanley, State Street y Wells Fargo) ya tenían suspendidas las recompras voluntariamente hasta julio.

“Durante el tercer trimestre, no se permitirá ninguna recompra de acciones”, explica la Fed en el comunicado. “En los últimos años, las recompras de acciones representó aproximadamente el 70% de la retribución al accionista por parte de los grandes bancos”, matiza el regulador. “El Comité también está limitando los dividendos a la cantidad pagada en el segundo trimestre y los está limitando también a una cantidad que esté basada en los ingresos recientes”, añade, explicando que, “como resultado, un banco no puede aumentar su dividendo y podrá pagar dividendos si ha ganado los ingresos suficientes”. Los bancos también tendrán que actualizar y reenviar a la Fed sus planes "a lo largo de este año" para que reflejen el actual entorno de estrés.

Esta decisión supone un cambio de tono para la Fed en esta materia, después de que el Banco Central Europeo (BCE) recomendase la suspensión de los dividendos bancarios en el Viejo Continente en marzo, como bien adelantó El Confidencial. En abril, Powell fue preguntado al respecto en una videoconferencia con Brookings Institution, a lo que el presidente de la Fed respondió que “no creo que sea algo que se tenga que hacer ahora, creo que nuestros bancos están mucho mejor capitalizados y con unos ratios de calidad del capital mucho mejores que antes de la crisis financiera [de 2008]”. Sin embargo, las actas de la reunión del 15 de marzo revelaban que los miembros del Comité del banco central de EEUU sí habían debatido esta posibilidad.

El BCE sigue evaluando si prorrogar su presión al dividendo bancario, una decisión que tomará este julio. La jugosa retribución al accionista por parte de los bancos había sido una de las formas que tenía el sector de atraer la inversión del mercado en un ambiente ya adverso por los bajos tipos de interés, la exposición al ciclo económico y los riesgos regulatorios a los que se enfrentaban las entidades financieras.

Si bien es cierto que la limitación de la retribución al accionista mejora la posición financiera de los bancos, la recomendación de recortes por parte del regulador europeo levantó cejas en el mercado en su día. Por ejemplo, en mayo los analistas de Bank of America alegaron que la intervención del BCE respecto a los dividendos era alarmista y que los bancos estadounidenses podrían recibir con los brazos abiertos el éxodo de accionistas desde Europa.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios