ahorro e inversión

Crash bursátil: ¿cuándo llegarán la estabilidad y las subidas a los mercados?

Asistimos a un periodo de enorme volatilidad, de repentinas y constantes subidas y bajadas que, para los inversores de largo plazo, son una oportunidad

Foto:

Tras los recientes desplomes bursátiles sufridos por la crisis sanitaria y la previsible crisis económica que provocará la pandemia del coronavirus, en el que el Ibex 35 llegó a perder en casi cuatro semanas el 40% de su valor (en un solo día protagonizó la peor sesión de su historia con una caída del 14%), asistimos a un periodo de enorme volatilidad. De repentinas y constantes subidas y bajadas que, para los inversores de largo plazo, son una oportunidad para entrar en compañías baratas con potencial de crecimiento.

“Mientras más absurdo sea el comportamiento del mercado, mejor será la oportunidad para el inversor metódico”. Es una de las frases del gurú de la inversión Warren Buffett. Y es que, en momentos como este, conviene mantener la calma y dejar que el largo plazo haga su trabajo. Máxime cuando el mercado es imprevisible ante situaciones desconocidas y aún no sabemos dónde está el suelo.

En el siguiente gráfico de Bloomberg se puede ver la evolución del Ibex en el MSCI World desde el 1 de febrero hasta el 4 de abril y su comparación con el MXWO:

“La volatilidad es inherente a los mercados de renta variable, y soportar las correcciones es el precio que debemos pagar para obtener rentabilidades atractivas a largo plazo”, señala Gustavo Trillo, director comercial de la gestora independiente Bestinver. “Un horizonte a largo plazo sabemos que históricamente incluye etapas de ambos tipos, permitiendo recuperarse de las bajadas en las etapas alcistas y suavizando la volatilidad durante el periodo en que se ha mantenido la inversión”, añade Paula Mercado, directora de Análisis de Vdos.

¿Hasta cuándo durará esa volatilidad?

¿Es esta volatilidad comparable con otros crashes bursátiles? “El desplome que estamos viviendo en los mercados es algo diferente a otros y puede que no haya tocado aún suelo”, afirma Mercado, quien remarca que una de las características diferenciadoras es que no solo influye el coronavirus, sino que a consecuencia de la pandemia se ha abierto una guerra entre los grandes productores de petróleo, con el plante de Arabia Saudí frente a Rusia para producir más número de barriles diarios, lo que ha provocado un desplome del 30% del crudo.

Si echamos la vista atrás y analizamos otros crashes bursátiles, podemos comprobar como después de las correcciones el mercado recupera la confianza y empieza una línea ascendente. Lo describe así otro grande de la gestión, John Templeton: “Los mercados alcistas nacen en el pesimismo, maduran en el optimismo y mueren en la euforia”. Cada periodo se toma su tiempo, pero la normalidad regresa tarde o temprano.

Veamos cómo se comportó el mercado en el desplome provocado por la Gran Recesión de 2008 a causa del estallido de la burbuja de las hipotecas basura o ‘subprime’ de Estados Unidos y cuánto tardó en recuperarse:

Como vemos, tras la quiebra de Lehman Brothers el 15 de septiembre de 2008 los mercados mundiales se desestabilizaron, pero en el caso del Ibex 35 no fue hasta octubre cuando se resintió, perdiendo un 37%, aunque lo peor estaría por llegar después con nuestra lucha por no ser rescatados por la Unión Europea. Como se puede comprobar en el gráfico superior, el selectivo aún no ha recuperado los niveles previos al estallido de la crisis financiera en 2007, pero sí ha tenido varias fases alcistas recuperando niveles importantes.

En el caso del MSCI World, el índice de referencia para todo inversor y que recoge más de un millar de empresas medianas y de gran capitalización de más de una veintena de países, también se observa que, desde enero de 2008 hasta el desplome del año siguiente, el selectivo pierde más de la mitad de su capitalización bursátil y no vuelve a recuperar niveles previos hasta finales de 2013.

“Si se compara con la caída registrada al inicio de la crisis financiera, el retroceso ha sido más pronunciado y más rápido, en un menor espacio de tiempo" —señala la directora de Análisis de Vdos— "En el caso del Dow Jones, entre el 1 de octubre de 2007 y el 1 de febrero de 2009 el descenso fue de 51%. El mismo índice ha retrocedido un 63% entre el 12 de febrero y el 23 de marzo de 2020. Por ahora el crash del coronavirus se parece más al de 1987”.

¿Y qué ocurrió por aquel entonces? De primeras, todavía se desconocen las causas de cómo de un día para otro el mercado se precipita en caída libre. En el famoso Lunes Negro, Wall Street cayó más de un 20% en una sola jornada y el FTSE 100 sufrió dos caídas sucesivas del 10%. En este episodio el Dow Jones tardó un año en recuperar niveles previos.

¿Cuándo se recuperarán los mercados?

La pregunta del millón es cuándo se recuperarán los mercados del impacto del coronavirus. Tal y como dicen los gurús de la inversión, y como el histórico de los datos nos demuestra, “no cabe duda de que los mercados se recuperarán. La cuestión es cuándo”, apunta Mercado. “En ese punto”, continúa, “es más difícil de estimar en el caso de la pandemia de coronavirus porque aún no tenemos datos que nos puedan indicar ni su duración ni el número de afectados y de fallecimientos. Es difícil, por tanto, hacer una estimación del impacto que pueda tener en la economía y en los mercados”.

Ante esta tesitura, la recomendación de la experta a los inversores es que ahora es “el peor momento para deshacer posiciones, porque lo que se conseguiría es realizar pérdidas y, como hemos visto ya en otras caídas, el mercado se recuperará”. Asimismo, “también puede ser un momento excelente para aprovechar oportunidades de compra de compañías con valoraciones que posiblemente no se vayan a ver en mucho tiempo, eligiendo compañías de calidad y en sectores que pueden prosperar en la actual situación, como el tecnológico, sanitario, biotecnológico o farmacéutico”, concluye.

El Confidencial en colaboración con Bestinver, gestora independiente especializada en fondos de inversión y planes de pensiones, pone a disposición de sus lectores el espacio Ahorro e Inversión. Con 30 años de experiencia y 6.200 millones de euros de patrimonio bajo gestión, Bestinver trabaja con el objetivo de generar las mejores rentabilidades a largo plazo para sus inversores.

Mercados

El redactor recomienda