TAMBIÉN LE PREOCUPA CATALUÑA

JP Morgan reniega de la banca española por la evolución del crédito y el nuevo Gobierno

La firma de inversión deja a los bancos españoles en 'mantener', pero no ve con buenos ojos las propuestas de subidas de impuestos del nuevo Gobierno ni los últimos datos del Banco de España

Foto: La bola del Banco de España, en Madrid. (Reuters)
La bola del Banco de España, en Madrid. (Reuters)

La gestora de JP Morgan frunce el ceño ante las perspectivas de futuro de los bancos españoles. Tras ver la investidura y las estadísticas sobre la evolución del crédito del Banco de España de esta semana, los analistas de la firma de inversión han recomendado a sus clientes que se abstengan de invertir en este sector ya que, por un lado, creen que el nuevo Gobierno podría ser potencialmente nocivo para el sector y por el otro dudan de cuando volverá a crecer la concesión de crédito.

Para empezar, JP Morgan ve con preocupación el frente en Cataluña: los analistas de la firma estadounidense anticipan que el crecimiento del PIB se desacelerará a un 1,7% y 1,6%, respectivamente, en 2020 y 2021, “ya que el desorden en Cataluña (20% del PIB) supone un mayor lastre”. “El nuevo Gobierno ha sugerido, entre otras cosas, que el tipo mínimo del impuesto de sociedades suba hasta el 18% para la banca, unos potencialmente mayores impuestos sobre los beneficios y ganancias de capital, así como la derogación de algunas de las reformas laborales previas”, resumen desde la firma. “En nuestra opinión, estas medidas no ayudan a los bancos españoles”, zanjan los analistas.

Ya desde el punto de vista estrictamente financiero, JP Morgan ha prestado atención esta semana a los datos del Banco de España —unas cifras que revelan el mayor volumen de créditos al consumo desde julio de 2008 (3.708 millones de euros) en noviembre de 2019—. Haciéndolo, además, a los tipos de interés más baratos en 10 años: con una TAE media del 7,56%, la menor desde diciembre de 2010. El crecimiento interanual del crédito al consumo fue del 2,7%.

Sin embargo, el disparo del crédito al consumo (tendencia que no gusta a los reguladores) no ha sido suficiente para salvar las cifras de crecimiento del volumen de crédito de la banca española. Como bien recopila JP Morgan, las concesiones de crédito cayeron un 1,2% respecto a las cifras del año anterior en noviembre, lastrado por la mala evolución del crédito hipotecario (-1,4% interanual) y corporativo (-2,7%). Asimismo, JP Morgan considera que “todavía nos falta visibilidad al respecto de cuándo el crecimiento del crédito alcanzará territorio positivo”, evento que creen “podría darse en 2020”. Y es que "aunque las tendencias han mejorado desde octubre y septiembre, las cifras continúan siendo blandas", reza el informe.

[El sector abarata al mínimo el crédito a las familias a costa de sus márgenes]

JP Morgan también menciona las bajas tasas de los préstamos, que vienen a costa de los márgenes. Según los datos recopilados por la firma desde la estadística del Banco de España, el tipo medio del crédito al consumo fue el que más se redujo respecto a noviembre de 2018 (34 puntos básicos menos), al igual que el de la vivienda (27 puntos básicos menos). "La reducción de los tipos viene impulsada por la compresión de los márgenes", zanja la firma, que ve cómo, en el caso de los préstamos al consumo, los bancos empiezan a ceder en márgenes también al intentar mantener a los prestamistas ('back book') y reducen el diferencial respecto del margen obtenido con la captación de nuevos prestamistas ('front book') desde los 58 puntos básicos de 2018 hasta los 14 de este noviembre.

JP Morgan recomienda mantener en cartera Santander, BBVA, Sabadell, CaixaBank y Bankinter, y aconseja vender acciones de Bankia. En resumen, la firma ve al sector español como un colectivo “de tendencias de márgenes decepcionantes y volúmenes débiles” y apuesta por “mantener la cautela”.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios